China responde con más aranceles y Wall Street se desplomó

13 de mayo, 2019

Después de los anuncios de Donald Trump del viernes de aumentar los aranceles a US$ 200.000 millones de productos chinos, hoy se conocieron parte de las represalias de China, que confirmó que elevará los aranceles sobre bienes valorados en US$ 60.000 millones (5.140 productos estadounidenses), dijo el Ministerio de Finanzas de China.

 

Wall Street cayó pesadamente este lunes con el Nasdaq perdiendo más de 3,4%; el índice industrial Dow 30 cedió 2,3% a 25.324 puntos y el S&P 500 perdió 2,4% hasta 2.811.

 

El aumento arancelario chino entrará en vigor el 1° de junio, aproximadamente la misma fecha en que comenzará a aplicarse el estadounidense. El anuncio del Ministerio de Finanzas llega apenas dos horas después de que el presidente estadounidense hubiera advertido a Biejing de que no tomara medidas recíprocas.

 

Baijing aumentará los aranceles de más de 5.000 productos hasta 25%. Los aranceles sobre otros bienes aumentarán al 20%.

 

La medida sigue la decisión de Trump de aumentar los aranceles 25% sobre productos chinos. Las dos economías más grandes del mundo estuvieron en intensas negociaciones para firmar un acuerdo comercial y poner fin a un conflicto cada vez mayor que amenaza con dañar la economía mundial.

 

Según indicó el Ministerio de Finanzas en su página web este lunes, la medida representa una respuesta al unilateralismo y al proteccionismo. “China espera que Estados Unidos vuelva a la vía correcta de negociaciones bilaterales de comercio, colabore con China y se encuentre en un punto intermedio con China, de tal modo que se alcance un acuerdo mutuamente beneficioso y que convenga a ambos, sobre una base de igualdad y respeto mutuo”, agregaba.

 

El viernes, al aumentar los aranceles a los productos chinos, la Casa Blanca dijo que Beijing se retiró de un acuerdo comercial en desarrollo. A pesar de que el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin y el representante comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer, se reunieron con negociadores chinos la semana pasada en conversaciones que Mnuchin calificó de “constructivas”, las partes no pudieron llegar a un acuerdo.

 

Trump, que desea poner sobre la mesa temas difíciles como el robo de propiedad intelectual, las transferencias tecnológicas forzadas y los déficits comerciales, presionó a China para que llegue a un acuerdo antes de su represalia hoy por la mañana. En una serie de tweets, el presidente argumentó que las tarifas son “muy malas para China”. Dijo que “China no debe tomar represalias” ya que “solo empeorará”. “Tuviste una gran oferta, ¡y te retiraste!”, escribió sobre China y su presidente Xi Jinping.

 

 

Tras la imposición de nuevos aranceles estadounidenses el viernes, la ronda de conversaciones entre EE.UU. y China (la número once), concluyó en Washington sin fecha para una próxima reunión. Se acordó que se celebraría en Beijing. El asesor económico de la Casa Blanca, Larry Kudlow, indicó que Trump y Xi Jinping podrían mantener una reunión bilateral en Osaka (Japón), en los márgenes de la cumbre del G20 que se celebrará en esa ciudad a finales de junio.

Dejá un comentario