La mejor política social es evitar las crisis macroeconómicas

29 de marzo, 2019

índice de pobreza crisis económica déficit

Por Juan Radonjic

 

El Gobierno fracasó en la política social más importante, que es evitar una crisis económica. Porque cuando comienzan, los primeros que la sufren son los sectores de menores ingresos que pierden su empleo, ven deteriorarse sus salarios y no tienen recursos para defenderse.

 

A su vez, cuando la crisis comienza a revertirse, se revalorizan los activos de todo tipo rápidamente, pero los niveles de empleo e ingresos demoran más en recuperarse.

 

Por eso, lo peor para los sectores más pobres son la crisis económicas porque son los primeros que entran en ellas y los últimos en salir.

 

Los datos difundidos por el Indec lo ratifican. El Gobierno amplió la cobertura de sus políticas sociales y procuró mantener en términos reales los ingresos que reciben los beneficiarios de los distintos planes. Esas políticas son indispensables porque alivian a muchos sectores y evitaron que hubiera una escalada de conflictos sociales a pesar de los problemas económicos. Pero no impidieron que la pobreza suba porque la inflación desbocada y la recesión enervan el impacto de las medidas sociales. El gasto social es récord en este momento pero no es suficiente.

 

Si se quiere reducir la pobreza en serio, el único camino posible es bajar la tasa de inflación y expandir la economía para generar empleo. Es una obviedad, pero hay que tenerlo en cuenta porque las crisis no impactan de la misma manera en los distintos sectores sociales.

 

El Gobierno no falló en este terreno  porque “no piensa en los pobres” o porque “gobierna para los ricos” sino porque tendrá tres años de recesión en cuatro de mandato y por haber acelerado la tasa de inflación. Si quiere bajar la pobreza, ya sabe por dónde empezar.

Dejá un comentario