Un gran año para (algunas) Bolsas

¿Qué pasará en 2014?

21 de diciembre, 2013

Un gran año para (algunas) Bolsas

(Informe financiero de Delphos Investment)

No fue un gran año ni para la economía global ni para las empresas. Sin embargo, sí lo fue para las bolsas de las economías desarrolladas. El índice de referencia S&P 500 acumula en 2013 un crecimiento del 28%, Europa trepó un 20% y Japón lo hizo en 27%. Estos dos últimos medidos en dólares. Vale la pena aclarar que en el mismo lapso los emergentes estuvieron bastante flojos y dispares. Por ejemplo, la Bolsa china descendió 6%, la brasileña cayó 27%, la peruana retrocedió 30% y la colombiana derrapó 20%. Es decir, lo bueno estuvo en los desarrollados.

Presenciamos una más que interesante suba de las bolsas desarrolladas en un contexto económico “flojo”. Si las ganancias no acompañaron la “performance” de las acciones, entonces la variable que ajustó fue la valuación. El ratio de precio/ganancias de los últimos 12 meses del índice S&P 500 pasó de 14x a comienzos de año a los actuales 17x. Algunos podrán argumentar que las expectativas de utilidades mejoraron, entonces hay que dejar atrás las ganancias históricas para observar lo que sucedió con el ratio Precio/Ganancias Estimadas para los próximos 12 meses. El mismo se encontraba en 12,7x a comienzos de enero versus la cifra actual de 15,6x. Es decir, presenciamos un tremendo “repricing”, alentado no por los fundamentos de la economía sino por otras variables que hicieron descender la percepción de riesgo sistémico, lo cual justificaría mayores niveles de ratios de valuación. Las ganancias empresariales promedio del S&P 500 apenas subieron 4,9% en 2013. La vara para el 2014 se encuentra un tanto más elevada ya que los analistas estiman que las mismas lograrán ascender a un ritmo del 10%.

Algunas de las razones de dicha percepción podrían tener que ver con la enorme inyección de liquidez por parte de los bancos centrales, así como también la reducción en el déficit fiscal de EE.UU. O bien podrían referirse al mejor contexto político/económico de Europa. Esto último no se condice con la reciente baja de la calificación de la Unión Europea por parte de Standard & Poor´s. Es decir, las razones referidas a lo estrictamente relacionado con el comportamiento de las ganancias fueron dejadas de lado para que las cuestiones “macro” asuman mayor ponderación y justifiquen la ampliación de ratios vivida en el año que termina. Dicho todo esto, y sin anticiparnos a las estimaciones para el 2014 que publicaremos en el primer informe de 2014, observamos un próximo año que seguramente será más volátil que el actual y con menores retornos.