Vidal afina estrategia y calibra el territorio

María Eugenia Vidal es precandidata a diputada nacional por la ciudad de Buenos Aires en un intento de "nacionalizar" su figura ante las elecciones presidenciales de 2023.

vidal
vidal
Pablo Varela Pablo Varela 10-08-2021
Compartir

Por Pablo Varela

La exgobernadora bonaerense María Eugenia Vidal, es la apuesta fuerte del jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, para competir en territorio porteño. Es por eso, que en el comando de campaña de la Ciudad definieron que en las recorridas, la exgobernadora esté acompañada por sus compañeros de lista en función de las fortalezas de cada uno de ellos, siempre con el objetivo de potenciar la lista.

Las apariciones de Vidal en el sur estarán mayormente acompañadas por la lilita Paula Oliveto Lago, que tiene en esa parte de la ciudad un desarrollo territorial realizado.

En el denominado “pasillo Rivadavia”, es decir la zona centro la CABA, la exgobernadora podría aparecer junto a otro referente de la CC ARI, Fernando Sánchez, o la politóloga Sabrina Ajmechet, quien fuera recientemente criticada por sus dichos sobre Malvinas. Vidal y la integrante del Club Político Argentino compartieron un desayuno hace escasos días atrás con vecinos en Caballito, corazón geográfico de la Ciudad.

En las comunas del norte (en donde el PRO ronda el 70% en intención de votos) el acompañamiento vendrá de la mano de Elisa Carrió, o incluso de Patricia Bullrich quien muestra siempre un perfil más duro respecto del peronismo, de cara al votante.

Donde mejor le va a cada candidato”, resumieron en el campamento de Vidal ante El Economista.

En el entorno de la precandidata deslizan que su pasaje a la Ciudad forma parte de la “nacionalización” de su figura. Semanas atrás, Larreta y Vidal le transmitieron a la agrupación “La Territorial” en Tigre que, en 2023, uno de los dos encabezará el proyecto a la Casa Rosada y que de ninguna manera ello significará una ruptura entre ambos.

Pero en el mientras tanto, Vidal asumió el desafío de ser candidata en la Ciudad, y competirá en las PASO con una lista encabezada por Ricardo López Murphy, y otra pura del radicalismo que lleva al exsecretario de Salud, Adolfo Rubinstein a la cabeza.

En el oficialismo porteño hacen cuentas, y creen que Vidal tendrá una performance de entre 30 y 35 puntos. Todas las fuentes consultadas dan por descontado que López Murphy superará el piso de 15% en la interna, pero habrá que ver el detalle fino de su cosecha para terminar de definir la confección de la lista.

El exministro de Economía podría obtener un caudal de votos entorno al 12%. Si, además, se suma la de Rubinstein (a la que no le ven mucho músculo) el oficialismo de la Ciudad se ubicaría cerca del 45%, sin superar el 50%.

La interna con López Murphy fue “acordada”, y no solo busca generar atractivo dentro del frente sino que además tiene potencialidad para restarle votos al ultra liberal Javier Milei.

En ese marco, se esperan que los cruces y críticas con López Murphy sean moderados. Distinto es el escenario con la lista de Rubinstein, a la que leen como una interna de un sector de la UCR (que de hecho impulsaba la candidatura de Bullrich), contra Martín Lousteau.

Mientras tanto, y luego de superadas las críticas por su pase a la CABA, Vidal trabaja en tres ejes como propuestas para el Congreso: 1) en materia de educación sumar a los padres a la mesa de planificación educativa; 2) modificaciones a la Ley de Alquileres que tuvo, en la práctica, un resultado distinto al deseado, y 3) un paquete de medidas para bajar la carga impositiva en el sector pyme.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés