El Economista - 70 años
Versión digital

dom 29 Ene

BUE 24°C
Versión digital

dom 29 Ene

BUE 24°C
LLYC

¿Somos adictos a la "grieta"?

Un informe compara la polarización en las conversaciones digitales con una droga común por la adicción que genera

Aborto y sindicatos son los temas que generan más polarización y más adicción en el país
Aborto y sindicatos son los temas que generan más polarización y más adicción en el país Ishir
30-11-2022
Compartir

El nivel de polarización en Iberoamérica creció casi 40% en los últimos 5 años y Argentina es el segundo país con mayor "grieta" en las conversaciones digitales, sólo detrás de Brasil, según el informe de LLYC "The Hidden Drug. Un estudio sobre el poder adictivo de la polarización del debate público".

Año tras año, se incrementa progresivamente la "adicción" a temas polarizantes y más personas participan de conversaciones en redes sociales. 

Desde la llegada de la pandemia, el nivel de involucramiento o engagement en conversaciones polarizantes crece a niveles de 8% anual en Iberoamérica y hasta de 15% en Estados Unidos.

Utilizando técnicas de Big Data e Inteligencia Artificial, el informe analiza la conversación de los últimos 5 años, procesando más de 600 millones de mensajes en redes sociales, recogidos entre septiembre de 2017 y agosto de 2022 en 12 países: Argentina, Brasil, Colombia, Chile, Ecuador, Estados Unidos, España, México, Panamá, Perú, Portugal y República Dominicana.

La campaña, desarrollada por LLYC junto con Más Democracia en colaboración con neurocientíficos, sociólogos, psicólogos y expertos en data, plantea una reflexión incómoda: compara la polarización con una droga común. 

El estudio y la campaña advierten de que esa polarización puede ser adictiva y provocar en el organismo -como algunas drogas- la activación de sustancias como dopamina o endorfinas, que a su vez activan los receptores opioides. 

"Este efecto de contacto con la polarización provoca que, del mismo modo que la toma de decisiones bajo las drogas no sea la idónea, tampoco lo sea bajo los efectos de la polarización", explicó LLYC. 

"Estamos lanzando esta campaña global porque nos preocupa mucho la normalización de este fenómeno. Nuestro propósito como compañía es generar confianza entre personas, instituciones, empresas y marcas, y la polarización genera el efecto contrario. Esta polarización impide encontrar consensos y puntos de encuentro entre las personas. Por eso tenemos la responsabilidad de crear esos espacios de conciliación, relajamiento y pausa para encontrar un camino de salida a esta situación", destacó José Antonio Llorente, socio fundador y presidente de LLYC.

Mariano Sigman, neurocientífico y autor de "El poder de las palabras", afirmó que "es difícil medir el riesgo exacto de una adicción; en algunos casos es bien conocido, pero en otros, como la polarización, no. Las grandes tragedias humanas y las matanzas resultan de momentos de incomprensión, de la exacerbación de este mecanismo mediante el cual un grupo no puede entender las ideas del otro. Ese no comprender hace que lo odie hasta tal extremo que decide que la única forma de resolverlo es matándolos a todos en una guerra. Este puede ser el verdadero riesgo de una droga como la polarización".

Temas más polarizados en Argentina

Argentina es el segundo país con mayor polarización en la conversación digital, sólo después de Brasil. 

"Derechos humanos es el tópico que más polariza a la sociedad; feminismo, el que más conversación genera y el aborto, aunque con menor volumen de conversación tras su aprobación en el Congreso, el que tiene las posiciones más distantes", detalló Llyc.

Aborto y sindicatos son los temas que generan más polarización y más adicción en el país. Mientras tanto, racismo se encuentra en el polo opuesto, siendo el territorio menos controvertido de los analizados, con poco volumen y baja polarización.

untitled (1)
Fuente: LLYC

Progresistas y conservadores

La oposición domina la conversación social, en cualquier Gobierno; se evidencia una superioridad progresista en las conversaciones con Mauricio Macri en el poder y, a la inversa, una superioridad conservadora durante el Gobierno de Alberto Fernández. 

"Las grandes tragedias humanas y las matanzas resultan de momentos de incomprensión, de la exacerbación de este mecanismo mediante el cual un grupo no puede entender las ideas del otro. Ese no comprender hace que lo odie hasta tal extremo que decide que la única forma de resolverlo es matándolos a todos en una guerra", advierte Mariano Sigman

"En Argentina se verifica una tendencia similar a otros países: debido a la desafección política en las redes, suelen predominar los mensajes del signo opuesto al que está en el Gobierno. Por ejemplo, hasta la campaña de las elecciones de 2019, había más mensajes provenientes de la izquierda o progresistas y, a partir de marzo de 2020, hay más mensajes provenientes de la derecha o conservadores", detalla el informe.

untitled
Fuente: LLYC

¿Pero qué hacer?

Para Cristina Monge, presidenta de Más Democracia, "una democracia de calidad exige tener un espacio público seguro de deliberación. En la medida en que la polarización en los círculos políticos y mediáticos lo impide, están comprometiendo la calidad de las democracias hasta puntos que aún no podemos precisar". 

"Pese a sus problemas y las consecuencias no deseadas que genera, la mediación digital de la deliberación democrática es un hecho. La formación de la opinión, el acceso a la información y al criterio de los expertos, pero también la participación agente de la ciudadanía, pasa necesariamente por las redes sociales", agrega. 

Llyc señala que es necesario suspender la credulidad acerca de las redes sociales como el único modo posible de llevar a cabo la discusión pública. 

Asimismo, recomienda la actitud del "ironista melancólico" que no se toma tan en serio la gravedad de los desacuerdos, rebaja la militancia por las propias ideas y deja de confundir la expresión de sus opiniones con su más íntima identidad. 

"Este ethos de la humildad, que se opone a la arrogancia de los convencidos, nos permitirá un 'consumo controlado' de un debate público estructuralmente adictivo", concluyó el informe.

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés