Repudios a las declaraciones de Gómez Centurión

31-01-2017
Compartir

En un programa televisivo, el domingo por la noche, el titular de la Aduana Juan José Gómez Centurión ?excombatiente de Malvinas y excarapintada? dejó su postura sobre la última dictadura militar. Señaló que no se trató de “un plan para hacer desaparecer personas” y que hubo de “8.000 verdades y 21.000 mentiras”, en referencia al número de desaparecidos. Las frases tuvieron repercusión inmediata y recibieron un rechazo unánime desde diferentes espacios: el oficialismo, la oposición y referentes sociales. En medio de pedidos para que sea separado de su cargo, Gómez Centurión pidió “disculpas” a través de un comunicado. El titular de la Aduana, había sido desplazado de sus funciones el año pasado mientras se lo investigaba por una denuncia finalmente desestimada, razón por la que volvió a su cargo.

Qué dijo

En la pantalla de América, el funcionario declaró: “No creo que haya existido un plan para hacer desaparecer personas, fue un torpísimo golpe de Estado lidiando con un enemigo que no sabían cómo manejarlo y que había arrancado en el 75´ con una orden constitucional de aniquilamiento”. Y sobre el número de desaparecidos que dejó la dictadura, Gómez Centurión subrayó que “la desaparición de miles de personas es terrible. Es un análisis de causa-consecuencia. Y el número no es pornográfico en la medida de cómo lo desarrollemos, porque 8.000 personas muertas desde el punto de vista social es espantoso, pero desde el punto de vista histórico no es lo mismo 8.000 verdades que 22.000 mentiras”. Más tarde, frente a los rechazos que generaron sus dichos, aclaró que “estas opiniones son de carácter absolutamente personal y no implica en forma alguna la forma de pensar del Gobierno ni de su equipo como tal” y ofreció “una sincera disculpa a cualquier persona que pudiera haberse sentido ofendida por lo expresado o las interpretaciones derivadas de ellas”.

Reacción oficial

Desde temprano, el Gobierno buscó desmarcarse de las declaraciones de Gómez Centurión, pese a que no es la primera vez que un funcionario se expresa de forma similar. Cómo era de esperar, el repudio se formuló en forma más explicita entre los socios del PRO, tanto la Coalición Cívica como la UCR. A través de un comunicado, el partido liderado por Lilita Carrió rechazó los dichos “enfáticamente”. Angel Rozas, senador radical y jefe del interbloque Cambiemos, agregó que “los dichos del excoronel Gómez Centurión son impropios de un funcionario de la democracia”. “Esas opiniones son a título personal, no son compartidas desde ningún punto de vista y no pueden ser tomadas como representativas del pensamiento del Gobierno”, definieron desde la secretaría de Derechos Humanos, mientras que el ministro de Justicia, Germán Garavano, declaró que “no tiene sentido volver a generar debates sobre un tema en el cual la Justicia ya se pronunció en numerosos casos”.

Oposición

Para la expresidenta Cristina Kirchner, “Gómez Centurión cometió apología del delito. Las condenas judiciales probaron y definieron genocidio y plan sistemático de desaparición” y aseveró, vía Twitter: “La reiteración de estas manifestaciones entre funcionarios de un mismo gobierno demuestra que no es Gómez Centurión. Es Macri”. Estela de Carlotto, titular de Abuelas de Plaza de Mayo, pidió la remoción del cargo del funcionario y opinó que las declaraciones “comprometen a Macri si es que él no piensa lo mismo”. Más duro, el premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel, señaló que “Lo que está haciendo el Gobierno es querer demoler poco a poco todo lo que es la política de derechos humanos. Con esto tiene que ver el intento de declarar el 24 de marzo como feriado móvil, que ahora tuvieron que dar marcha atrás. El objetivo de esto es demoler la memoria”.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés