El Economista - 70 años
Versión digital

lun 18 Oct

BUE 20°C

Versión digital

lun 18 Oct

BUE 20°C

“No está en discusión la edad jubilatoria”

Marcos Peña dijo que el tema que desató polémica no está en agenda, pero desde IDESA señalan que sí es necesario debatirlo.

25-07-2016
Compartir

A partir de los dichos del titular del Pami, Carlos Regazzoni, que aseguró que hoy los hombres y mujeres de 65 años están en muy buen estado de salud y pueden trabajar mucho tiempo más, desde el Gobierno aclararon que la revisión de la edad para acceder a la jubilación no es un tema que esté en agenda por estos días. En diálogo con el diario El Tribuno de Salta, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, dijo que Regazzoni opinó desde su formación médica y que, “si bien es importante crear una comisión para debatir el futuro del sistema previsional”, como lo hizo la superley recientemente promulgada, el aspecto puntual de la edad no es una prioridad.

La consultora IDESA, por otra parte, emitió un informe en el que considera que sí es necesario dar un debate serio sobre este punto. En este sentido, planteó que el envejecimiento poblacional impacta negativamente sobre la sostenibilidad del sistema previsional.

“En el año 1993 se fijaron las edades de jubilación en el régimen general en 60 años para las mujeres y 65 para los varones. En paralelo, se fueron creando regímenes especiales que fijan edades de retiro más tempranas. Es decir que la tendencia de los últimos años fue anticipar la edad de jubilación, focalizada en determinados sectores”, explicaron, antes de agregar que la pertinencia de esta estrategia depende decisivamente de la dinámica demográfica.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud para la Argentina, se observa que la expectativa de vida de las personas a los 60 años era en el año 1990 de 17 años para los varones y 22 para las mujeres. En el 2013 había aumentado a 19 años para los varones y 24 para las mujeres.

“Esto implica que la esperanza de vida en la vejez sube aproximadamente 1 año por década”, concluyeron. “Estos datos muestran la intensidad del proceso de envejecimiento poblacional. En el año 1990 había 1 mayor de 60 cada 3 jóvenes menores de 20 años de edad, mientras que en la actualidad esa relación es de casi 1 a 1. No menos significativo es que para el año 2030 se proyecta que habrá 2 mayores de 60 por cada joven menor de 20 años de edad. Ante semejantes movimientos demográficos resulta necio insistir en que el sistema previsional no necesita adaptaciones”, apuntaron.

Uno de los instrumentos para abordar el envejecimiento poblacional es, según la consultora, aumentar los incentivos para que la gente posponga su retiro. “El mecanismo consiste en fijar haberes más bajos cuando el retiro es temprano y recompensar con jubilaciones más altas a los que permanecen más tiempo aportando”.

Respecto a los argumentos que dicen que la postergación de la jubilación impide, en un contexto de estancamiento del empleo, el ingreso de jóvenes al mercado laboral, desde IDESA señalaron que “el progreso depende de sumar gente al trabajo” y “no de inducirla a la pasividad”. “Viejos y jóvenes se pueden potenciar en el mundo del trabajo”, concluyeron.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés