Hacia 2023

La oposición domina la rosca veraniega

Varios factores están influyendo para que en el oficialismo la actividad política pensando en 2023 sea menos intensa

La oposición domina la rosca veraniega
La oposición domina la rosca veraniega
25-01-2022
Compartir

La acción política se concentra hoy en la oposición y eso obedece a tres factores. En primer lugar porque hay varios aspirantes a la candidatura presidencial en 2023 y por lo tanto todos buscan a comenzar a delinear estrategias para esa instancia aunque todos respondan “que no es el momento de hablar de candidaturas”.

Por el lado del oficialismo, la cuestión es más sencilla porque tiene un único candidato en este momento: el Presidente. Cualquier que diga lo contrario estaría reconociendo que las dificultades en su gobierno impedirían su reelección. Nadie lo va a decir porque ese mensaje también condenaría a cualquier otro candidato oficialista. 

Un segundo motivo por el que la oposición aparece más activa es porque no todos sus aspirantes a la máxima candidatura tienen actualmente responsabilidades de gestión (las excepciones serían Rodríguez Larreta y Morales) y por lo tanto tienen más tiempo para comenzar con una suerte de campaña.

Y un tercer punto, el más incómodo para el oficialismo, es que hasta tanto no se termine la negociación con el FMI será difícil definir con precisión el discurso con el que se pretenda seducir al electorado.        

En la temporada veraniega, el PRO aparece como la fuerza más activa sobre todo por la alta exposición de Patricia Bullrich que inició una gira por la provincia de Buenos Aires.  

Es la máxima referente del sector de los denominados halcones, está convencida que las elecciones se ganan a partir de reconocer el dato de que la sociedad está polarizada y que la política de alianzas debe hacerse mirando hacia los libertarios que vienen de obtener buenos resultados en las elecciones legislativas en la CABA y en la PBA. 

Del otro lado, se ubica Horacio Rodríguez Larreta que ya conformó su mesa política y considera que la estrategia debe ser distinta a la de los halcones. 

En el larretismo se considera que las elecciones se ganan desde el centro y que los acuerdos deben realizarse con el peronismo no K aunque no desconocen el peso que adquirieron los libertarios. La incorporación de Emilio Monzó al equipo de campaña es un mensaje claro sobre cuál será la estrategia. 

Mientras tanto, Mauricio Macri, que acaba de reunirse con Rodríguez Larreta, espera en el sur. Su forma de pensar es coincidente con la de Bullrich, pero evitará pronunciamientos expresos en ese sentido.  Tiene un año para esperar y leer con detenimiento lo que digan las encuestas sobre intención de voto a principio de 2023 y a partir de allí tomar una decisión. Después de todo, muchos ciclos políticos que se consideraron terminados en algún momento, reaparecieron luego.          

Por el lado de la UCR el panorama tiene menos matices. Hay sólo dos presidenciables: Gerardo Morales y Facundo Manes. Y no hay condiciones para que aparezca un tercero con condiciones de disputar la candidatura presidencial. Morales es una persona de la estructura del partido y gobierna una provincia mientras que Manes tendría más condiciones para convocar a segmentos del electorado que demandan figuras nuevas sin tanto recorrido en la política

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés