El Economista - 70 años
Versión digital

mar 28 Jun

BUE 10°C
Versión digital

mar 28 Jun

BUE 10°C
De cara a las elecciones

La interna permanente del FdT

El conflicto interno, que se hizo explícito cuando los bloques de legisladores del oficialismo votaron divididos el acuerdo con el FMI, promete seguir escalando

Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner.
Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner. Archivo.
Augusto Milano Augusto Milano 22-06-2022
Compartir

“Nadie se preocupe porque la unidad del Frente de Todos nunca estuvo en discusión” dijo Cristina Kirchner el lunes en el plenario de la CTA en Avellaneda. Resta saber que entiende la vicepresidenta por unidad porque ella misma se encarga de mostrar las diferencias que existen en torno a la gestión del gobierno. 

Una posible lectura es que el Frente de Todos tendrá una oferta electoral unificada en 2023. A Alberto Fernández no le conviene una ruptura porque debilitaría a su gobierno, y como ya lo dijo Andrés Larroque, el kirchnerismo no abandonará algo que “es nuestro”. Además, que se mantenga la unidad es el reclamo de la mayoría de los votantes del FdT en 2019. 

Pero los interrogantes que quedan son muchos. ¿Cómo ordenará su oferta electoral el FdT? Desde el punto de vista formal se podría responder que mediante primarias. Pero la respuesta política es más compleja porque es difícil que sea visto como algo creíble una coalición en la que coexistan sectores que están enfrentados en este momento en torno a muchas políticas públicas. 

Las diferencias son cada vez más explícitas como quedaron de manifiesto en el último discurso de Cristina cuyo posicionamiento en 2023 tampoco está claro. Todas las políticas que cuestionó son ejecutadas por funcionarios cercanos al Presidente, cuyo desplazamiento procura desde hace tiempo como es el caso de Martín Guzmán, y por sectores con los que tiene diferencias desde hace tiempo como el Movimiento Evita. La particularidad de este último episodio es que tanto el Presidente como otros integrantes de la coalición oficialista le respondieron públicamente a la vicepresidenta frente a su crítica sobre el manejo de distintos programas por parte de las organizaciones sociales. 

El conflicto interno, que se hizo explícito cuando los bloques de legisladores del oficialismo votaron divididos el acuerdo con el FMI, promete seguir escalando. Y el principal problema no es el armado de las listas en 2023 sino cómo se gestiona hasta ese momento. Para que la situación económica mejore falta un acuerdo interno mínimo en el oficialismo para evitar que se ponga en duda la continuidad de cualquier medida del Gobierno y del funcionario que la debe ejecutar ante el cuestionamiento de la vicepresidenta. 


 

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés