El Gobierno prepara el terreno para un proyecto de blanqueo laboral

04-01-2017
Compartir

“El impuesto al trabajo perjudica mucho, por algo tenemos casi la mitad de la población trabajando en negro”, dijo la semana pasada el presidente Mauricio Macri. “El 35% (del trabajo asalariado) es informal, en buena medida porque hay algunos sectores que no pueden enfrentar la carga tributaria”, añadió ayer el flamante ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne. Declaración tras declaración, el Gobierno prepara el terreno para impulsar un proyecto de reforma impositiva que reduzca el volumen ?que consideran “ridículo”? de los aportes patronales. Además, esta semana se conoció que buscarán impulsar un programa de blanqueo laboral e intentarán además dar nuevo impulso al proyecto de primer empleo, que luego de ser anunciado con entusiasmo por el Ejecutivo en abril pasado, quedó detenido en el Congreso.

Según datos del Indec correspondientes al tercer trimestre de 2016, el 33,8% de los asalariados no hace aportes jubilatorios. La situación más crítica se encuentra en el Noroeste del país (NOA), donde este porcentaje asciende a 40,3%. Los sigue la región de Cuyo, con 36,7% de informalidad, y el Noreste (NEA), con 34,8%.

El titular de una de las secretarías del Ministerio de Trabajo dijo ayer a El Economista, que “siempre” están “buscando la forma de promover el empleo”, pero señaló que todavía no está definidos los detalles del proyecto que apuntará a incentivar la contratación y la formalización de trabajadores.

La expectativa es que se apele a dos estrategias. Una es un plan de blanqueo tradicional, que incluye una condonación de multas y hasta de capital acumulable por cargas y contribuciones impagas de trabajadores “exteriorizados”.

Por otro lado, se plantea relanzar con modificaciones el proyecto de Régimen de Promoción de Primer Empleo y de la Formalización de Trabajo, que fue anunciado y reivindicado en severas ocasiones por miembros del Gobierno ?el presidente Macri lo dio incluso por sancionado en una intervención pública?, pero no fue siquiera debatido en el Congreso. La propuesta supone estímulos para que los empresarios puedan incorporar nuevos trabajadores al mercado laboral formal: exime a quienes lo hagan del pago de parte de sus obligaciones patronales ?beneficio que va declinando hasta desaparecer a medida que el trabajador acumula aportes en su historia laboral? y otorga incentivos económicos por cada nuevo contratado.

En las provincias incluidas en el Plan Belgrano, el programa contempla incentivos extra para los empleadores y abarca a un universo más amplio de trabajadores ingresantes, que no necesitan tener entre 18 y 24 años para estar contemplados en el beneficio.

“Vamos a proponer una reforma tributaria integral. Mi obsesión es lograr bajar el nivel de informalidad de la economía argentina. El 35% es informal, en buena medida porque hay algunos sectores que no pueden enfrentar la carga tributaria”, dijo Dujovne esta semana en entrevistas que brindó a varios medios gráficos, y agregó: “Los impuestos al trabajo son ridículos. Tenemos una sobretasa del 40% por encima del salario de bolsillo, entre las contribuciones personales y patronales”.

Avance y estancamiento

Según un informe del Organización Internacional del Trabajo (OIT) entre 2003 y 2012, el empleo asalariado no registrado descendió 14,5 puntos porcentuales, al pasar de 49,1% a 34,6%. “Ese comportamiento, sumado al incremento de la participación del empleo asalariado sobre el total de ocupados, permite afirmar que el peso de la informalidad sobre el total del empleo descendió”, señalaron desde la entidad internacional. Esa caída representó un quiebre en la trayectoria ascendente del trabajo no registrado que se podía observar desde mediados de 1970, con una fuerte profundización durante los noventa.

De todos modos, y pese a que en a que en septiembre de 2013 fue anunciado un plan integral para el Combate al Trabajo no Registrado liderado por el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social y en mayo de 2014 se aprobó una ley de Promoción del Trabajo Registrado y Prevención de Fraude Laboral, luego de la mejora ocurrida ocurrida a partir de 2002 y hasta 2012, los avances prácticamente se estancaron, como muestran los últimos datos del Indec.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés