El Economista - 70 años
Versión digital

jue 06 Oct

BUE 17°C
Versión digital

jue 06 Oct

BUE 17°C
Entrevista

"El Frente de Todos busca avasallar a la Justicia por interés de sus dirigentes"

El titular del bloque PRO en el Senado, Humberto Schiavoni, recibió a El Economista en su despacho

El titular del bloque PRO en Senado
El titular del bloque PRO en Senado
Pablo Varela Pablo Varela 22-09-2022
Compartir

El titular del bloque PRO en el Senado, Humberto Schiavoni, recibió a El Economista en su despacho para repasar los principales temas de la agenda política. El senador por Misiones señaló que no es tiempo de definir “candidaturas” y agregó que Juntos por el Cambio debe trabajar por la “unidad”.

Crítico del manejo de Cristina Kirchner y del FdT en la Cámara Alta, se quejó de la falta de acuerdo y agregó que el oficialismo no tiene el “número” ni el “plafón” para avanzar en la eliminación de las PASO.  

Pasaron tres semanas desde el atentado a Cristina Kirchner. ¿Cómo ve el episodio en retrospectiva? 

Lamentablemente ese primer gesto que dimos en el Senado no se correspondió con la actitud que tuvo el oficialismo unas horas después ya con la cadena del presidente Alberto Fernández en donde en vez de convocar a la unidad nacional, empezó a fustigar a sectores de la oposición y de la Justicia y a los medios de comunicación, por haber sembrado odio. Ese mismo discurso se produjo el feriado en la Plaza de Mayo con una posición radicalizada que nada contribuye al clima que necesita la Argentina para ver si encontramos la salida. 

¿En qué estado se encuentra la relación con el Frente de Todos? 

Desde que asumió el Gobierno, y sobre todo en los primeros dos años cuando tenían 41 senadores, fue un vínculo en el que la oposición no existió. Desconociendo, como siempre lo hace cuando tiene mayoría, que nuestro sistema institucional prevé mayorías y minorías. Donde las minorías también tienen derechos y están consagrados en el ordenamiento jurídico. Después del 2021 en donde quedaron con el quórum mucho menos holgado que antes, hay algunas sesiones en la que podemos acordar los temas a tratar, pero únicamente cuando no tienen el número suficiente. Si tienen las manos, llaman a sesión especial con quórum propio y la agenda es la de ellos. 

Si el Gobierno quisiese eliminar las PASO. ¿Cuál sería la posición del PRO?

A mí me parece difícil que lleguen a conseguir el número. Creo que alterar las reglas del juego institucionales que han regido en los últimos años me parece un error. Se pueden modificar algunos aspectos de la ley de PASO como por ejemplo que no sea obligatoria para los frentes y espacios que no seleccionen candidatos a través de una elección. Me parece que son todas cosas atendibles. Cambiar las reglas del juego no lo hizo Macri cuando tenía incluso presión interna. Se mantuvo firme en no alterar las reglas del juego, y si bien es contrafáctico muchos dicen que eso le costó la Presidencia de la Nación. Fuimos coherentes con nuestro discurso de respetar las instituciones. 

¿Hay contradicciones en el PRO? ¿Presionaron en su momento para eliminarlas y ahora no

Siempre hubo sectores que presionaron de un lado y del otro. Pero el presidente Macri y el Gobierno se mantuvieron firmes en respetar a rajatablas las reglas institucionales. 

¿Sería un problema para Juntos por el Cambio no contar con las PASO para dirimir candidaturas? 

No. Hay mecanismos alternativos. Hay incluso internas abiertas. Pero no creo que el oficialismo pueda avanzar o tenga plafón para avanzar demasiado con este tema. 

Macri recientemente hizo referencia a Horacio Rodríguez Larreta, a Patricia Bullrich y a María Eugenia Vidal como los candidatos del PRO. ¿Cómo ve ese escenario? 

Lo veo bien. Bullrich, Larreta y Vidal son todos dirigentes del PRO. Con lo cual me pone contento como hombre del PRO que tengamos una oferta tan potente y variada de cara a la elección del año que viene. 

¿Preferencia por alguno de los nombres? 

Yo creo que todavía no es momento de candidaturas, falta mucho tiempo y lo vamos a tener que decidir el año que viene. Ahora tenemos que concentrarnos básicamente en mantener la unidad de Juntos por el Cambio, y mantener la coherencia respecto de lo que nosotros somos, nuestros valores y principios, y ofrecerle a la ciudadanía un plan de salida de la crisis que ha profundizado este Gobierno. Estamos trabajando en esas tres líneas. Las candidaturas las veremos el año que viene. 

Se percibe que las tensiones de JxC fuera del Congreso muchas veces se cuelan en los debates tanto en Senado como en Diputados y hay votaciones divididas. ¿Cómo se convive con eso? 

Voy a hablar del Senado. En la Cámara Alta todas las votaciones están acordadas. En algunas leyes hay particularidades provinciales que requieren votaciones no tan estrictas con respecto a la línea general, pero todo esto se acuerda y de ninguna manera llegamos de manera desordenada al recinto. Lo destacable es que en los temas importantes, centrales, y de fondo como las instituciones, el respeto a la Justicia, las políticas internacionales que sostenemos, la no suba de impuestos, el apego a la idea de eliminar el déficit fiscal, ahí hay coherencia monolítica. Por ahí hay leyes, que requieren que los votos de algunas provincias en la que gobernamos y esas son situaciones totalmente atendibles.  

Hoy el oficialismo avanzará en Senado con una nueva composición para la Corte Suprema. ¿Cuál es su posición? 

Se trata de un intento de avasallar a la Justicia por agenda que son personales de los dirigentes del Frente de Todos. Creo que acá lo que tenemos que hacer es dejar trabajar al Poder Judicial con independencia. Si tanto le interesa el tema Corte, vale recordar que hay una vacante que no ha sido cubierto y voy a hablar a título personal: si podemos coincidir en una persona proba que esté a la altura de las circunstancias que necesita una justicia independiente podemos lograr incluso un acuerdo. 

¿No cree que la Justicia sea plausible de ser revisada o el número de integrantes de la Corte?  

Creo que tiene que ver con las urgencias del momento. Recordemos que el número de cinco miembros fue en su momento sostenido por la actual Vicepresidenta o sea que no es un tema en el que hay una posición original. Obedece a una posición que tiene hoy el oficialismo respecto de los temas judiciales.

Se viene la discusión del Presupuesto. ¿Pudo analizarlo? 

Tuvimos una versión preliminar. Estamos esperando que nuestros asesores económicos nos den una visión más general. Lo que pudimos ver a simple vista es que ya empezamos con irrealidades con referencia a la tasa de inflación de 60%. Lo que cual sería una pena que nos priváramos de tener un instrumento lo más cercano a la realidad. Pero quiero ser serio con esto, todo lo que vimos hasta ahora, luce como un Presupuesto irreal. 

¿Por qué ve incumplible la tasa de inflación proyectada del 60%? 

Porque vamos a tener una inflación que va a superar el 100% y eso va a tener un arrastre. Y sobre todo porque no están haciendo nada para modificar la inercia. Dicen que se tomaron medidas para eliminar el déficit   pero vemos que se incrementa la deuda en pesos, se sigue emitiendo, para eso el BCRA tiene que esterilizar con títulos públicos que tienen una tasa altísima. No hay ningún elemento que nos haga ver que se va a cambiar la tendencia. Nos parece irreal la tasa del 60% para la inflación. 

Al ministro Sergio Massa lo señalan por ajustar incluso más de lo que proponía Martín Guzmán... 

Massa, al igual que Guzmán y Batakis, tienen el único plan y ancla que es el acuerdo con el FMI. Hasta ahora están cumpliendo con demoras mucho de los compromisos. Querría ver a fin de año cuan riguroso es el cumplimiento de Massa respecto de este tema. 

¿Cómo evalúa en el Presupuesto lo contemplado en materia de obras para Misiones? 

Lo que diga el Presupuesto tiene un valor relativo. Le pongo un ejemplo concreto: hay un viejo reclamo en Misiones que tiene que ver con un índice de coparticipación desproporcionadamente bajo. El 90% de nuestro territorio es fronterizo con Brasil y Paraguay, países que tienen estructuras económicas más convenientes y ejercen una competencia muy gravosa para el comercio en Misiones; por eso hay un reclamo del oficialismo misionero al que todos nos sumamos que era la creación de zonas aduaneras especiales para tratar de equilibrar estas asimetrías. Se logró incorporar en el Presupuesto 2021, y el Presidente lo vetó. Con lo cual, es muy relativo lo que se pueda conseguir nominalmente en obras públicas si no hay un compromiso político del oficialismo de cumplir con la provincia. 

El año pasado JxC rechazó el Presupuesto en Diputados. ¿Puede reeditarse la situación? 

Habría que preguntarle a Máximo Kirchner que fue el que detonó la posibilidad de que el Presupuesto vuelva a comisión para cumplir con las reformas que se habían comprometido. Si vemos cómo votó el acuerdo con el FMI, hay un hilo conductor. Si vamos a repartir culpas, que no tengamos Presupuesto es mucho más responsabilidad de Máximo que de Juntos por el Cambio. Estamos en una instancia en la que lo deseable sería tener un Presupuesto que contemple parámetros reales y que podamos votarlos todos. 

En esta nota

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés