El Economista - 70 años
Versión digital

vie 19 Ago

BUE 9°C
Versión digital

vie 19 Ago

BUE 9°C
Nuevo Gobierno

Con Massa superministro, el FdT apuesta todo a 2023

La última chance del Frente de Todos de llegar al año próximo con competitividad electoral

La jugada, que cuenta con el visto bueno de la vicepresidenta Cristina Kirchner, termina de colocar al presidente Fernández en un segundo plano
La jugada, que cuenta con el visto bueno de la vicepresidenta Cristina Kirchner, termina de colocar al presidente Fernández en un segundo plano Presidencia
Pablo Varela Pablo Varela 29-07-2022
Compartir

Los tiempos se precipitaron y la reunión pautada para el fin de semana entre Alberto Fernández y Sergio Massa se concretó ayer en horas de la mañana en Olivos. Luego el Presidente se trasladó a la Casa Rosada en donde tuvo reuniones con diversos ministros (entre ellos Silvina Batakis, Julián Domínguez y Daniel Scioli), mientras que Massa se trasladó al Congreso. 

Finalmente, el líder del Frente Renovador será ministro de Economía, pero con un rol hiperrecargado, dado que accedió a la presión de los socios de la coalición y fusionó las carteras de Economía, Desarrollo Productivo y de Agricultura y Pesca, lo que le dará a Massa casi el control total sobre la botonera de la economía. Salvo, el BCRA, en donde permanecerá Miguel Pesce. 

La jugada, que cuenta con el visto bueno de la vicepresidenta Cristina Kirchner, termina de colocar al presidente Fernández en un segundo plano de la gestión, prácticamente elimina de cuajo la posibilidad de que vaya por una reelección y aceita más que nunca los vínculos entre Massa y Cristina, pensando en el estado en el que llegará la gestión hacia 2023, y luego de que muchos hombres de peso dentro del peronismo (gobernadores e intendentes del conurbano) expresasen su apoyo al tigrense.  

Este cambio de Gabinete sea tal vez la última chance que tenga el Frente de Todos de llegar al año próximo con competitividad electoral, sobre todo si logra domesticar al dólar, colocar a la inflación en un sendero descendiente y sostener niveles de actividad y consumo aceptables. 

Los nombres que manejan el área energética (que ya estaba bajo la órbita de Economía), no será alterada (al menos por el momento) y cristaliza la buena sinergia que Massa ha logrado construir con el kirchnerismo desde su regreso al amplio campo del peronismo. 

En tanto, la agencia de recaudación AFIP quedará en mano de un kirchnerista paladar negro, como Carlos Castagneto, que trabajó bajo la órbita de Alicia Kirchner durante muchos años

El corrimiento del primer plano de la gestión por parte de Fernández es tal que los cambios solo fueron anunciados por vía de comunicados, y ni siquiera la Portavoz, Gabriela Cerruti, brindó su habitual conferencia de prensa. 

No hubo rostro humano dentro del Gobierno capaz de realizar los anuncios. 

En tanto Juan Manzur, hombre de los gobernadores seguirá a cargo de la administración del Estado, aunque Massa tendrá una gravitación absoluta. 

La reestructuración del staff de Gobierno significó la renuncia de Domínguez en la cartera de Agricultura, el regreso de Daniel Scioli a la embajada del principal socio comercial que tiene la Argentina (Brasil) y la renuncia de Gustavo Béliz como secretario de Asuntos Estratégicos, quien será reemplazado por Mercedes Marcó del Pont en la difícil tarea de llevar adelante la relación con los organismo multilaterales como el BID, la CAF y otros. 

El dato positivo que arrojó ayer la economía argentina es que todas las variantes de los dólares bajaron, pese a que la inflación de julio se ubicará en torno al 8%. 

Los bonos soberanos argentinos subieron, con subas generalizadas por cuarto día consecutivo. Los bonos Global 2029, Global 2030 y el Global 2035 subieron todos por encima del 8%. Así, el riesgo país retrocedió.

Pese a los datos alentadores de ayer, todavía resta saber cuál será fehacientemente el plan que presente Massa a partir del lunes, cuando comience a nominar a su equipo económico y que tan consensuado o no estará con Cristina, quien en cada intervención se encarga de remarcar que la expansión del gasto público no redunda en inflación, aunque toda experiencia empírica demuestre lo contrario.  

Por lo pronto, el martes habrá sesión en la Cámara Baja en donde se le aceptará la renuncia al tigrense, por lo que todavía no hay fecha establecida para la jura.

En esta nota

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés