El Economista - 70 años
Versión digital

mar 28 Jun

BUE 10°C
Versión digital

mar 28 Jun

BUE 10°C
Nuevos frentes

Combo inoportuno: más tensión con las empresas y poco efecto en la inflación

Los economistas locales creen que el Gobierno no va a doblegar a la inflación y que sumará más “bajas” que victorias

"Llevamos diez años consecutivos con una inflación de dos dígitos", dijo  Fernández el viernes
"Llevamos diez años consecutivos con una inflación de dos dígitos", dijo Fernández el viernes
21-03-2022
Compartir

Es inevitable asociar la “guerra contra la inflación” que acaba de emprender el Gobierno contra los precios con la guerra real que hay en Ucrania. 

El poderoso Ejército de Rusia fue sorprendido por la resistencia táctica de una Ucrania que, en la teoría, era derrotable en pocos días. Hoy, casi un mes después, no está claro que los rusos puedan doblegar a los ucranianos y los expertos advierten que Rusia está pasando del ataque a la defensa en algunos lugares. 

A más largo plazo, tampoco está claro que mejore la posición relativa de Moscú ante el riesgo que originó el ataque: la intromisión de Occidente en su zona de influencia. Sin hablar de todos los costos asociados a su fantasía bélica: Rusia va camino a ser una paria internacional. Más allá de eso (obviamente, no era el Plan A de Vladimir Putin y los suyos, aunque era más que esperable el castigo occidental), se decidió la invasión. Hagamos algo…

“Es entendible que luego de la difusión de una inflación bochornosa el Gobierno sienta que tiene que decir algo”, dice el último reporte de Econviews. Un Gobierno nac & pop no puede quedarse de brazos cruzados ante una inflación de alimentos de 7,5% en menos de 30 días. Algo hay que hacer. Que Ucrania ingresara a la OTAN era un riesgo para Rusia. Una inflación en alza es un riesgo para el Frente de Todos (FdT) y, de modo altruista, para la vida de los más de 40 millones de argentinos.

whatsapp image 2022-03-18 at 9.07.26 pm
Un Gobierno nac & pop no puede quedarse de brazos cruzados ante una inflación de alimentos de 7,5% en menos de 30 días

Salvando las enormes diferencias entre ambas guerars, el problema no es el diagnóstico sino el método. Los economistas locales creen que el Gobierno no va a doblegar a la inflación y que sumará más “bajas” que victorias. Por lo menos, con las herramientas que anunció y anunciará en los próximos días. 

“Lo que seguro no va a funcionar es lo que pretende hacer el Gobierno. Precios máximos y más retenciones son pan para hoy, hambre para mañana. Nunca funcionaron y mucho menos con un Gobierno cuyas bases políticas hoy parecen más endebles que en cualquier momento de los últimos 27 meses”, señalaron. 

“Perdieron las elecciones de medio tiempo, no tienen el congreso a favor, el kirchnerismo duro les da la espalda y el ministro de economía no es el favorito de nadie. Lo del fondo de la verdura quizás nunca se haya hecho, pero tampoco va a funcionar. Nadie sabe cómo se implementará”, agrega. 

Además, el Gobierno ya no puede disponer de dos anclas clásicas (dólar y tarifas) porque, en parte, ya las usó en 2020 y 2021. 

Las medidas tensionarán aún más la cuerda con el mundo privado. “Probablemente estemos en el peor de los mundos. Las compañías no estarán contentas y la inflación tampoco bajará”, dicen desde Econviews. “Tratando de frenar la inflación con medidas antiempresa, va a hacer más daño que beneficios”, resumen.

En esta nota

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés