El Economista - 70 años
Versión digital

vie 19 Ago

BUE 9°C
Versión digital

vie 19 Ago

BUE 9°C

Carrió 2019, entre Peña y la jubilación

29-12-2018
Compartir

La diputada nacional Elisa "Lilita" Carrió podría reunirse con el jefe de Gabinete, Marcos Peña, en enero. De concretarse, sería un encuentro importante, después de unos últimos meses de 2018 en los que la líder de la Coalición Cívica y fundadora de Cambiemos se desmarcó del Gobierno en varias oportunidades y lanzó duras críticas. A la par, tiene a la firma los papeles que acreditan su trámite jubilatorio.

Carrió tendrá un enero salpicado por algunas "reuniones de trabajo", señalaron en su entorno a El Economista. Uno de esos encuentros será con Peña, según afirmó una fuente cercana a la diputada, quien aclaró que ambos "vienen hablando frecuentemente, por lo que no sería algo excepcional". Hace una semana, la diputada envió un mensaje conciliador a través de su cuenta de Twitter. Publicó una foto en la que está acompañada por Peña, María Eugenia Vidal, Horacio Rodríguez Larreta, Carolina Stanley, y Federico Salvai. "Estamos todos trabajando juntos. Un beso grande y feliz Navidad", fue el mensaje con el que acompañó la imagen, que publicó después de varias críticas, como las que hizo contra el protocolo de uso de armas de fuego para las fuerzas federales de seguridad que impulsó su antigua aliada Patricia Bullrich, o al proyecto para permitir el aporte de empresas a las campañas políticas.

El encuentro entre Carrió y Peña marcaría un punto saliente en la relación entre la diputada y el Gobierno. Maximiliano Ferraro, nuevo titular de la Coalición Cívica, admitió hace días en una entrevista con El Economista que la diputada y el presidente, Mauricio Macri, "no están hablando".

Las últimas opiniones de Carrió sobre decisiones y proyectos del Gobierno no fueron en sintonía con el discurso oficial. Cuando se refirió al protocolo de uso de armas de fuego que propuso Bullrich, lo criticó y dijo que la CC no irá "hacia el fascismo". Al oponerse al financiamiento de empresas a las campañas políticas, subrayó que votaría en contra de ese proyecto y aseguró vía Twitter: "No me importa lo que diga el Presidente, sostengo lo mismo que decimos hace 25 años". Meses atrás había dicho que había "perdido la confianza" en Macri en términos de lucha contra la corrupción.

En enero, además de la posible reunión con Peña, también aparece otro encuentro probable en la agenda de Carrió. Sería con el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

Otro tema que rodea la actualidad de la diputada es su jubilación. Tiene los trámites hechos y le falta poner su firma en esos papeles para que sigan su curso y se concrete su beneficio, explicaron cerca de ella a El Economista. Esos trámites podrían terminarse el año próximo. Carrió tiene mandato como diputada hasta 2021.

Según afirmaron fuentes cercanas a la diputada, el motivo de la presentación de los papeles jubilatorios es simplemente que ya tiene la edad para hacerlo. Según voceros de la diputada que citó la agencia de noticias Télam, Carrió "va a hacer campaña donde la necesiten". Ya adelantó que no quiere ser candidata en 2019.

El juego con la idea de jubilarse no es nuevo, lo usó hace dos semanas para cruzar al presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, que había reivindicado el Congreso como lugar de "rosca" política. "Un señor, hace unos días, reivindicó el Parlamento como lugar de rosca política: ese día me abrió la puerta de salida de ese lugar, que será cuando presente mi jubilación”, le dedicó al presidente de la Cámara Baja, representante del peronismo en Cambiemos.

Carrió cumplió 62 años anteayer. Los festejó en Uruguay, en la casa de unos amigos, y recibió mensajes de felicitación a través de las redes sociales. Varios de ellos, de aliados en Cambiemos, como Rodríguez Larreta, Diego Santilli y Mario Negri.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés