El Economista - 70 años
Versión digital

sab 24 Feb

BUE 22°C
UCA

Agustín Salvia presentó la agenda de la deuda social

El director del ODSA dio un diagnóstico de la pobreza en Argentina y desarrolló cuál será la próxima agenda de discusión

El director del ODSA, Agustín Salvia.
El director del ODSA, Agustín Salvia.
Agustina Rocío Fernández 05 diciembre de 2023

La pobreza multidimensional urbana ascendió en el tercer trimestre de 2023 al 44,7% del total de la población y al 62,9% de los niños y adolescentes, de acuerdo con el informe dado a conocer este martes por el Observatorio de la Deuda Social Argentina (ODSA) de la Universidad Católica Argentina (UCA).

Durante la presentación "Deudas sociales crónicas y desigualdades crecientes. Desafíos para la agenda pública (2004-2023)", Agustín Salvia, director de la ODSA, repasó los indicadores que permiten un diagnóstico sobre la situación social que atraviesa el país. 

Entre esos datos, destacó la incapacidad de la sociedad argentina de "generar riqueza y distribuirla equitativamente". Asimismo, señaló la falta de crecimiento del empleo, la reducción de los salarios reales y el crecimiento del malestar psicológico, entre otros. 

"Hoy 2 de cada 10, o eventualmente 4 de cada 10 está sometido a situaciones estructurales de marginalidad", definió Salvia en su diagnóstico. 

A su vez, subrayó que la cobertura de los programas sociales ha aumentado sistemáticamente. En esa línea, indicó que el "35% de los hogares recibe una transferencia de ingresos, contra el 11% del 2006". Y aseguró que esos planes no implican poder salir de la pobreza.

Aun así, la eliminación de los ingresos por transferencia tampoco resuelve la cuestión: "No se sale fácilmente de la pobreza porque se saquen los programas sociales", dijo Salvia. Y agregó que "el problema es el trabajo, que es precarizado, segmentado, y de muy poca movilidad". 

Los temas que vienen 

De cara al futuro, el director de la ODSA sostuvo que "el contexto global desafortunado para ciertos países como el nuestro demanda cambios tecnológicos y productivos que puedan acompañar las necesidades de mayor alimentación en el mundo, de la producción de mayor energía y energía saludable, sostenible y sustentable". 

Además, señaló que el contexto de "colapso y crisis" que ofrece el mundo representa una "ventana de oportunidades" para Argentina. Sin embargo, "estando como estamos, no podríamos aprovechar esas oportunidades o tendríamos muy poco éxito en ello", indicó Salvia.

Por ese motivo, afirmó que el cambio que se necesita es de "régimen y de inversión". En esa línea, agregó: "Más allá de cualquier lluvia de inversión que haya o no, lo que necesitamos es inversión local, en desarrollo regional, en la lucha contra la pobreza". 

Así, señaló 4 ejes de discusión en la próxima agenda. El primero de ellos es "crecimiento con estabilidad macroeconómica". En ese sentido, destacó la importancia de bajar la inflación para permitir la planificación del desarrollo "con acuerdos y ajustes redistributivos sectoriales y sociales a partir de una mesa de diálogo". 

En segundo lugar, mencionó la "promoción de los sectores dinámicos exportadores". Argumentó que "no podemos castigar al sector exportador", pero que su crecimiento debe hacerse de manera "articulada" entre sectores locales y regionales. 

Luego hizo énfasis en el "cuidado de los pobres". Sobre este punto, explicó la importancia de "desarrollar un sistema de protección social profunda, invertir en ciencia y tecnología, y en capital humano de los excluidos". 

Por último, afirmó, mencionó la "generación de empleos de calidad en la microempresa", dado que en los últimos años hubo un crecimiento del empleo precario en desmedro del empleo pleno. 

En esta nota

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés