Venden La Salamandra

Cristóbal López se desprende del negocio

31-05-2016
Compartir

Tras el cierre en noviembre de 2014 de la planta de Torres, en Luján, el empresario Cristóbal López busca ahora comprador para la fábrica de dulce de leche premium La Salamandra y todos sus activos. Con varias deudas en su haber y en plena crisis de la lechería, que hoy también golpea a la cooperativa SanCor, el dueño de la firma dejó entrever que ya “hay dos interesados del exterior y tres empresas locales”.

El predio perteneciente al grupo Indalo, que contaba con treinta y cuatro empleados y una inversión de $ 60 millones, dejó de operar a raíz de la baja rentabilidad que generaba que los precios al público estuvieran por debajo de sus costos, una problemática que se repite en el sector lechero desde hace varios años y que provocó el cierre de miles de tambos en los últimos tiempos.

Del éxito a la desaparición

La Salamandra fue fundada por el economista Javier González Fraga en el año 1991, y atravesó varias etapas antes de llegar al fracaso actual, por el cual también atraviesan varias fábricas de productos lácteos, que se vieron obligadas a vender segmentos o a transformarse en cooperativas para poder salir adelante.

En 2001, González Fraga se vio obligado a venderla a Cristina Miguens, debido a la baja cotización del dólar de la época de la convertibilidad. Finalmente, en 2012, la compañía llegó a manos de López, que la adquirió por US$ 7 millones y logró exportaciones a veinticinco países, gracias a la originalidad de utilizar la leche de búfala como materia prima.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés