El Economista - 70 años
Versión digital

vie 19 Abr

BUE 20°C
Ideas

RRHH: siete políticas clave en tiempos de estanflación

Si bien en momentos como este se piensa a veces en "aguantar", lo cierto es que la forma de superarlos es implementar políticas activas.

RRHH: siete políticas clave en tiempos de estanflación
12 enero de 2024

Por Liliana Moya (*) y Elsie Borda (**)

La actualidad económica que vive la Argentina afecta directamente el funcionamiento de las empresas. Si bien en momentos como este se piensa a veces en "aguantar", lo cierto es que la forma de superarlos es implementar políticas activas. De este modo, serán más altas las posibilidades de mejorar la situación tanto de la organización como de cada uno de los colaboradores.

¿Cuál debe ser en este contexto el rol de Recursos Humanos? En un panorama de estanflación, frente a la necesidad de centrarse en la productividad, estas son algunas de las políticas que pueden implementarse:

  • Encarar la reevaluación de sus compensaciones y beneficios. Dado que la inflación puede afectar el poder adquisitivo de los empleados, es importante revisar y ajustar las políticas de compensación y beneficios para asegurarse de que estén alineadas con la realidad económica. Esto puede incluir ajustes salariales y revisión de beneficios como bonificaciones y subsidios.
  • Programas de formación y desarrollo. Aunque la situación económica sea desafiante, invertir en la formación y el desarrollo de los empleados es crucial. Mejorar las habilidades y competencias de los trabajadores puede hacer que la empresa sea más eficiente y competitiva a largo plazo,  pero también más productiva en el corto plazo,  sobre todo por el impacto en la moral de la gente.
  • Flexibilidad laboral. Introducir políticas que fomenten la flexibilidad laboral puede ser beneficioso en un contexto de estanflación. Esto puede incluir opciones de trabajo remoto, horarios flexibles o programas de jornada reducida. La flexibilidad puede ayudar a reducir costos y mejorar la moral de los empleados.
  • Comunicación transparente. En tiempos de incertidumbre económica, la comunicación transparente es clave. Los departamentos de Recursos Humanos deben ser proactivos al comunicar la situación económica de la empresa, y buscar concientizar a los colaboradores para sumarlos a las medidas que se tomen.
  • Programas de retención de talento. Poniendo foco en los talentos que mayor valor traen a la compañía. Estas iniciativas contemplan la involucración en las acciones propias con el personal, el reconocimiento y el desarrollo de programas de feedback y coaching permanente.
  • Revisión de eficiencia operativa. En momentos de estanflación, es primordial revisar la eficiencia operativa de la empresa. Los departamentos de Recursos Humanos pueden colaborar con otros sectores para identificar áreas de mejora en base a indicadores sobre desempeño y oportunidades reales de movimientos de los recursos en otros sectores de la misma empresa.
  • Adaptación de estrategias de reclutamiento. En lugar de congelar completamente las contrataciones, pueden ajustarse las estrategias de reclutamiento para asegurarse de estar contratando de manera más selectiva y centrada en las necesidades críticas de la empresa. 
     

(*) Directora de Change Management 
(**) Directora Comercial de Whalecom

En esta nota

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés