El Economista - 70 años
Versión digital

dom 23 Jun

BUE 14°C
Tendencias

Organizaciones: es hora de la eficiencia liderada por el producto

El comienzo de la era de la Eficiencia Liderada por el Producto (PLE, por sus siglas en inglés) podría marcar el inicio de una nueva etapa.

Organizaciones: es hora de la eficiencia liderada por el producto
Ulises Martins 11 julio de 2023

Si la era del Crecimiento Dirigido por el Producto (PLG, por sus siglas en inglés) definió los últimos años, entonces el comienzo de la era de la Eficiencia Liderada por el Producto (PLE, por sus siglas en inglés) podría marcar el inicio de una nueva etapa.

Los motivos son varios: una economía global actualmente plagada de inflación continua, un crecimiento económico moderado, interrupciones en la cadena de suministro que surgieron durante la pandemia de Covid-19 y la guerra Rusia-Ucrania en curso.

Situaciones que impactaron fuertemente en el mercado y habilitaron a muchas industrias a buscar reducir sus costos, mientras siguen ofreciendo experiencias de alta calidad para sus clientes.

Además, la ambición desenfrenada de buena parte de las organizaciones por el crecimiento derivó en exceso de contratación.

¿El resultado? Una ola de despidos a medida que las empresas cambian su enfoque hacia la rentabilidad en lugar del crecimiento. Esto resalta la necesidad de que las empresas adopten conceptos de eficiencia y optimicen los procesos para lograr el éxito a largo plazo.

¿De qué hablamos cuando hablamos de Eficiencia Liderada por el Producto? El enfoque de PLE aparece como una potencial respuesta ya que puede ayudar a las empresas a lograr ese objetivo. De esta forma, los equipos de producto liderados por los product managers desempeñarán un papel crucial en el éxito de este cambio estratégico.

Para abrazar completamente el PLE, los equipos de producto deben centrarse en conceptos clave de eficiencia como optimizar procesos, eliminar desperdicios y mejorar la productividad para lograr el éxito a largo plazo.

¿Qué deben hacer las empresas?

  • Optimizar con experiencia

Las empresas deben revisar y optimizar constantemente sus procesos para lograr la máxima eficiencia. En la era de PLE, esto no es solo una buena práctica, sino que es obligatorio. Los equipos de producto deben hacer lo mismo, utilizando análisis de datos y cualquier otra herramienta disponible para identificar ineficiencias y agilizar los procesos con un énfasis de PLE en la experiencia del producto en sí. El objetivo es claro: encontrar una manera de reducir costos y combatir la inflación mientras se mejora la experiencia del usuario.

  • Priorizar despiadadamente, no solo en nuevas funciones, sino también en las existentes

En PLE el cambio de los equipos de producto se centra en la eficiencia, por lo que se debe adoptar un enfoque sostenido mediante la identificación y eliminación de características o funciones innecesarias dentro de la experiencia del producto. Esto requiere una comprensión clara de lo que es realmente esencial e importante para la experiencia del usuario y una fuerte disposición para eliminar características no esenciales.

  • Abrazar la excelencia

Los equipos de producto deben elevar el nivel, ya que el objetivo es la eficiencia. Establecer estándares más altos y trabajar continuamente para alcanzarlos es el objetivo ahora. Esto requiere de una cultura de excelencia, con un enfoque en ofrecer una experiencia de usuario de alta calidad mientras se minimizan los costos con un sentido pragmático.

  • Adelantarse y mantenerse a la vanguardia

Los product managers desempeñan un papel central en PLE, estableciendo el ritmo y la urgencia para el resto del equipo de producto. Esto precisa de un enfoque en impulsar resultados y mantener un alto nivel de eficiencia. Los product managers deben estar dispuestos a asumir riesgos, experimentar con nuevas ideas y descartar rápidamente lo que no funciona.

Hay que comprender que, hoy en día, el producto es, en esencia, la organización misma, por lo que sería un error no darle la relevancia que reviste. El producto debe estar en perfecta sintonía con la visión y misión organizacional.

Por eso es clave contar con perfiles y equipos orientados al negocio porque, en definitiva, más temprano que tarde, las empresas deben comprender la realidad que los rodea y adaptarse a los cambios en función de las condiciones económicas, ajustar los precios y estrategias comerciales para mantener la rentabilidad del producto y satisfacer las necesidades cambiantes de los clientes.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés