La industria volvió a contraerse en noviembre

19-01-2017
Compartir

La actividad industrial comenzó a mostrar algunos signos de recuperación en noviembre de 2016, comparado con el mismo mes del año anterior, sin embargo, aún no puede hablarse de una tendencia firme ni consolidada. Dos informes de coyuntura difundidos ayer dan cuenta de esta situación. El último relevamiento de la Unión Industrial Argentina destaca que durante noviembre la actividad manufacturera se contrajo 2,1% en relación al mismo mes de 2015, mientras que en el acumulado del período enero-noviembre se registró una contracción del 5,1% respecto al año anterior.

El retroceso fue liderado por minerales no metálicos (-11,7%), edición e impresión (-11%) y metales básicos (-9,9%). En cuanto a la producción de metalmecánica se registró una baja de -2%, pero la caída hubiera sido del 5,7 a no ser por el muy buen desempeño de la maquinaria agrícola, cuya producción se incrementó 36%. Por su parte, el rubro sustancias y productos químicos volvió a crecer (+0,8%), mientras que la buena noticia vino por el lado de la producción automotriz, que “se incrementó por primera vez en el año (+3,3%)”, especialmente por la fabricación de 10.000 utilitarios más que en octubre. También crecieron los despachos de cemento (9%). Esto dio como resultado que la producción haya crecido 5,9% en noviembre comparado con el mes anterior.

El informe de la UIA destaca que “en los próximos meses se seguirá observando una menor caída interanual y mejoras intermensuales, dado que la base de comparación ya es más baja”. Otro aspecto favorable en el último tramo del año es el aumento de las exportaciones del sector industrial, que sin considerar al complejo oleaginoso, aún así registraron un avance del 9,2%, interanual.

En cuanto a Brasil, en noviembre se observó que la producción en ese país cayó 2% interanual, lo que supuso una desaceleración de la contracción de la actividad, en especial si se compara con los meses previos, cuando rondaba el 5%. Incluso la producción automotriz avanzó 13,4% en noviembre. “Esto contribuyó favorablemente a la demanda por parte del país vecino de productos argentinos”, destaca la UIA.

Un año para el olvido

Por su parte, el Índice de Producción Industrial (IPI) que elabora la consultora Orlando Ferreres & Asociados (OJF), tiene una mirada algo más optimista, si bien los indicadores aún se mantienen en terreno negativo. En este caso el relevamiento corresponde al mes de diciembre y allí se advierte una contracción del 0,5% comparado con el mismo mes de 2015, lo que arrojó un resultado de -3,8% durante el año 2016. Se trata del tercer peor indicador en los últimos doce años, sólo superado por el desplome registrado en 2009 (-6,5%) y 2014 (-4,1%). La medición desestacionalizada arrojó un alza del 1,9% mensual, el segundo mes consecutivo con valores positivos.

Un dato a destacar es que hay “marcadas heterogeneidades entre los diversos segmentos”, señala el informe de OJF, y aclara que esto “responde no solo a la lógica particular de cada uno de ellos, sino a su exposición a las decisiones de política local y a un contexto internacional poco favorable”. Un caso paradigmático es la industria de alimentos y bebidas, en la que, por un lado, la industria “sufrió la retracción de la capacidad de consumo de los hogares”, mientras que los sectores vinculados a la actividad agropecuaria, “reaccionaban ante los nuevos precios relativos”, una expresión técnica que da cuenta de la devaluación y la quita de retenciones a las exportaciones de estos bienes.

En tanto, se mantuvo la contracción de la industria automotriz por la crisis económica y política de Brasil, y los minerales no metálicos (básicamente, cemento) sufrieron una caída por el freno de la construcción pública y privada. “Pese a esto -señala el informe de Ferreres-, los últimos guarismos arrojados por el IPI-OJF tienen una connotación favorable, puesto que las variaciones mensuales han comenzado a ser positivas, producto de los primeros signos de recuperación en sectores específicos, dejando un panorama más despejado para el 2017, año que será acompañado de un entorno macroeconómico más estable.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés