El Economista - 73 años
Versión digital

dom 14 Jul

BUE 12°C
Tendencias

Deep Tech: una revolución innovadora

Las Deep Tech ponen en funcionamiento el vínculo entre Sector Privado, Gobierno y Universidades, dando la posibilidad de poder coordinar estos sectores diferentes y obtener los mejores beneficios. 

Deep Tech: una revolución innovadora
05 septiembre de 2023

Por Celina Romani y Ma. Laura Rodríguez de Sanctis

Probablemente a estas alturas es evidente que el desarrollo tecnológico en los últimos 30 años supuso un crecimiento exponencial en términos de rapidez. A veces es difícil seguir el ritmo de los progresos tecnológicos materializados en tan poco tiempo, y, sin embargo, es fundamental estar lo más actualizado posible a fin de poder aprovechar cada instancia que surja. 

Hasta no hace mucho tiempo, estábamos aprendiendo de qué se trataban las startups, cuáles eran sus ventajas y qué características tenían. Hoy ya hablamos de las startups Deep Tech. 

¿Sobre qué versan las startups Deep Tech y qué diferencia hay con las tradicionales?

El salto de las startups tradicionales a las Deep Tech involucran una innovación radical. La primera vez que se utilizó el término lo hizo Swati Chaturvedi, en el 2014. Allí las definió como aquellas que "están construidas sobre descubrimientos científicos tangibles o innovaciones de ingeniería. Tratan de resolver los grandes desafíos que realmente afectan al mundo."

Es decir, las startups Deep Tech son aquellas que buscan afrontar los riesgos tecnológicos mucho más significativos, para generar una trascendencia de amplios niveles. Es por ello por lo que también requieren de amplias capacidades que las diferencien del resto, mucho más especializadas y profundas, con el objetivo de poder canalizarlo y garantizar importantes innovaciones. En tal sentido, éstas cuentan con la posibilidad de catalizar cambios, generar nuevas industrias o incluso, perturbar las existentes.  

Por su parte, las startups más tradicionales apuntan a un progreso y perfeccionamiento sobre productos y/o servicios ya existentes, orientándose a una innovación de carácter incremental.

Además, otra diferencia relevante es el tiempo que contempla el desarrollo por ambas startups, ya que en el caso de las deep tech, estás tienden a tener un ciclo mucho más largo como consecuencia de la complejidad de las capacidades puestas en marcha. 

Esto, en conjunto con el conocimiento, las habilidades y la información requerida, es lo que habilita a comprender de por qué cuando hablamos de startups Deep Tech, hablamos de aquellas que son más riesgosas. 

En ese marco, es clave la obtención de importante capital que garantice todo el proceso de consolidación del producto y/o servicio, además de que el mercado lo adopte.

Argentina, la región y las Deep Tech

Argentina se destaca por el gran número de startups de Deep Tech con las que cuenta, sumando 103 en total, de las cuales el 30% están en etapas tempranas. El sector de biotecnología representa el 67% de las startups locales de Deep Tech, pero también existe un sector emergente significativo en Spacetech, liderado por Satellogic.

Entre los principales fondos de Deep Tech que se encuentran invirtiendo en Argentina están: GRIDX, Air Capital, Cities, Draper Cygnus, Litoral, SF500. 

En el caso de la región, Argentina, al igual que Brasil y Chile, cuenta con ecosistemas de capital emprendedor bien desarrollados, además de contemplar una importante concentración de investigadores especializados en campos relacionados con Deep Tech.

Según Ignacio Peña, uno de los autores del informe "Deep Tech. La nueva ola"; 2023, el impulso de las Deep Tech en la Argentina se ha desarrollado, en parte, por la Ley de Emprendedores, pero también por un espíritu emprendedor de la gente, una infraestructura que toma a científicos y sus ideas y los junta con gente de negocios que los ayuda a transformar las ideas en startups de proyección global. Es por ello por lo que, una cuestión relevante a tener en cuenta es que las Deep Tech ponen en funcionamiento el vínculo entre Sector Privado, Gobierno y Universidades, dando la posibilidad de poder coordinar estos sectores diferentes y obtener los mejores beneficios. 

Por su parte, la Bolsa de Comercio de Rosario, a través del área de BCR Innova, busca fomentar la innovación y el emprendedurismo promoviendo el intercambio de ideas y sinergias entre diferentes actores del ecosistema. En ese marco desarrolla el Programa BCR Startup Network, red que acompaña a las startups de base tecnológica a fin de impulsar su crecimiento y lograr que desarrollen soluciones innovadoras a los desafíos de toda la cadena agroindustrial, contribuyendo con el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas.  

Ante lo expuesto, es fundamental hacer hincapié en la importancia de encontrar espacios de promoción y participación que permitan trabajar y desarrollar los vínculos necesarios para el surgimiento de nuevas Deep Tech, y aún más relevante es poder pensarlas desde lo local, buscando las mejores maneras de paliar las dificultades que atraviesa la región y en particular Argentina. 

El artículo fue publicado originalmente por la BCR

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés