El Economista - 70 años
Versión digital

lun 17 Jun

BUE 12°C
La tecnología de Oritrain es capaz de diferenciar un trozo de carne producido en Argentina de otro aparentemente igual producido en Paraguay
Trazabilidad

De Nueva Zelanda al Río de la Plata: verificación de origen basada en ciencia forense

Oritain y Sunny Sky Solutions ahora ofrecen una innovadora “trazabilidad científica” para productores y exportadores

03 marzo de 2022

Ahora no solamente se puede decir de dónde viene el alimento que producimos (o consumimos), sino que también podemos demostrarlo. América Latina goza de una distinguida reputación como productora de todo tipo de alimentos y la creciente demanda de trazabilidad por parte de los consumidores obliga a innovar para no perder espacio en un mercado prometedor.

Con ese objetivo en mente, Oritain y Sunny Sky Solutions presentaron una alianza para ofrecer una innovadora “trazabilidad científica” para los productores y exportadores.

Ambas empresas están trabajando ya con clientes uruguayos en varios sectores, y ya están golpeando la puerta en Argentina, sobre todo para trabajar en ganadería, leche en polvo y algún otro producto, como podría ser la lana. 

Sunny Sky Solutions es una consultora de negocios internacionales establecida en Uruguay y liderada por la economista Gabriela Castro-Fontoura, con más de diez años de experiencia en apoyar a empresas extranjeras en la región y ha colaborado con Oritain a fin de sumar algunas de las marcas más reconocidas de Uruguay, Argentina, Chile y el resto de la región a ese proyecto. 

Oritain es una empresa neozelandesa con oficinas en varios países, dedicada a la verificación de origen basada en la aplicación avanzada de ciencia forense.

La tendencia a desarrollar 'supply chains' (cadenas de suministro) trazables y transparentes no es nada nuevo, pero hasta ahora las tecnologías adoptadas son susceptibles de fraude en algún punto de la cadena. Las cajas, bolsas, sacos y otros envases donde viajan los alimentos pueden ser adulterados, intencionalmente o no, lo cual es práctica habitual en ciertos mercados. Lo mismo sucede con códigos y datos, que también pueden ser objeto de fraude. 

La tecnología de Oritain se enfoca en el producto mismo, analizando la materia prima. Básicamente, Oritain analiza decenas de elementos químicos presentes en el ambiente en el cual se desarrollan los ganados y cultivos, incluso aquellos presentes en cantidades ínfimas. Estos elementos determinan la singularidad del origen de cada alimento. 

Su tecnología es capaz de diferenciar, por ejemplo, un trozo de carne producido en Argentina de otro aparentemente igual producido en Paraguay. 

Es más, incluso puede diferenciar carne producida en distintos campos de un mismo país. Todo esto se logra mediante la aplicación de la ciencia forense más avanzada del mundo, de origen neozelandés, y sofisticados modelos estadísticos. Estas soluciones son especialmente valoradas en mercados altamente desarrollados como la Unión Europea pero también son importantes es mercados con fuerte incidencia de fraude, como China.

En Argentina, para las empresas interesadas, el primer paso de Oritain es entender qué rol juega el origen en la estrategia de la empresa, especialmente en sus exportaciones, para luego diseñar un plan de muestreo que es la base de la huella de origen. 

“Es importante destacar que lo que ofrece Oritain no es una certificación sino la posibilidad de tomar una muestra de tu producto de cualquier lugar del mundo y establecer si su origen corresponde o no al tuyo”, señalan. Es decir, frente a la pregunta "¿esta carne es de Argentina?" o "¿estos limones son de Tucumán?", puede decir sí o no. Porque testea el producto mismo (un trozo de carne o un limón) en cualquier punto de la cadena de suministro (toma una muestra en un supermercado chino, por ejemplo), compara esa muestra con la huella de origen y establece si coinciden o no.

Cámaras e instituciones argentinas interesadas en generar la 'Huella Argentina' de un producto también pueden trabajar con Oritain en ese mapeo, que puede ser un paso inicial para que luego los miembros de la organización puedan desarrollar huellas más sofisticadas

Oritain puede desarrollar huellas a nivel país, región, empresa o campo, dependiendo de la necesidad de cada cliente.

Probar el origen de un alimento ayuda a las marcas a diferenciarse de otras, y ganar mercado. Es una forma de descomoditizar sus productos. Marcas como Silver Fern Farms, el exportador de carne más grande de Nueva Zelanda, confían en Oritain, así como también los institutos de marketing de carne de Australia (Meat and Livestock Australia, MLA) y o la de Gales (HCC Welsh Meat). 

La empresa también trabaja fuertemente en lácteos, horticultura y fruticultura, habiendo desarrollado además experiencia en granos, miel, vino y otros productos. Es trazabilidad a otro nivel. 

Por algo clientes como Primark ya lo tienen incorporado en sus cadenas de suministro, y organizaciones como la Aduana de Estados Unidos (Customs Border Protection) ya han trabajado con Oritain. Que Argentina produce lo mejor de lo mejor, ya se sabe, y ahora existe la posibilidad de probar que esos productos son realmente argentinos.

LEÉ TAMBIÉN


Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés