Tendencias

Company Towns: desarrollo en torno a las chimeneas

En Argentina son muchas las comunidades que crecieron al calor de una gran empresa. Qué características comparten estas “Company Towns” y cuáles son sus externalidades positivas.

La planta de Loma Negra, nombre del pueblo homónimo.
Facundo Sonatti Facundo Sonatti 16-11-2021
Compartir

Un intento fallido de expropiación dejó al descubierto el arraigo de los vecinos de Reconquista, en el norte santafesino, por “su” tan preciada Vicentin, la aceitera de la familia homónima caída en desgracia y ahora envuelta en un entramado judicial. 

Si bien está claro que los componentes que explican lo que fueron las movilizaciones multitudinarias a favor de la empresa el año pasado, cuando el Gobierno intentó avanzar sobre el control de la misma, no se reducen sólo a defender la propiedad privada, configuran un hecho reciente y palpable del lazo que une a muchas grandes empresas con sus pueblos.

Son las denominadas “Company Towns” que en el país se pueden contar de a docenas con distintas escalas y difundidas en diversos sectores productivos, pero con varios puntos en común. 

De mínima, todas aquellas que alguna vez desarrollaron un complejo industrial, lo hicieron fomentando también la radicación de los recursos humanos a través de la facilitar la accesibilidad a la vivienda y la formación técnica. De máxima, algunos casos incluyen la inversión en el desarrollo de servicios, trazado de caminos, construcción de hospitales y hasta la administración de sus cementerios. 

Vicentin es solo uno de los casos que el economista y profesor Bernardo Kosacoff define como encadenamientos productivos con externalidades positivas en espacios territoriales. En los hechos, empresas como Vicentin en Reconquista, resultan un imán para las personas en busca de oportunidades laborales y es por eso que a partir de su crecimiento también se expande el trazado de las ciudades y su población. 

La presencia de las Company Towns en Argentina no se reduce a casos aislados ni solo a los más conocidos, también se puede utilizar la misma caracterización para describir lo que en algunas regiones se constituyen como clúster productivos, donde el maní en el sur de Córdoba o las fábricas de maquinaria agrícola en el centro-sur de Santa Fe enarbolan los casos más elocuentes. 

En este informe especial, solo se rescatan algunos de los casos más resonantes de estos complejos industriales al calor de los cuales crecieron (y aún viven) ciudades y regiones de Argentina.

En esta nota

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés