Company Towns

Arcor, en Arroyito

Arroyito, en Córdoba, ese lugar de origen de la empresa creada hace 70 años
16-11-2021
Compartir

El complejo de Grupo Arcor ubicado en la ciudad de Arroyito, Córdoba, no solo está integrado por cinco plantas industriales, también es el lugar de origen de la empresa creada hace 70 años a partir de la visión de un grupo de emprendedores liderado por Fulvio Salvador Pagani. Hoy, uno de cada 10 de los 20.000 trabajadores que tiene el grupo repartidos alrededor del mundo pasan sus días en este megacomplejo industrial que además posee la central Termoeléctrica Mario Seveso, que brinda la energía al complejo y al resto de las plantas en Argentina. 

El megacomplejo industrial posee la central Termoeléctrica Mario Seveso, que le brinda la energía, así como al resto de las plantas en Argentina

A su vez, allí se encuentran una unidad productora de golosinas construida en 1951, dos plantas de la empresa Cartocor (una de papel y otra de cartón) y dos plantas de molienda húmeda de maíz, inauguradas en 1958 y 2015, respectivamente. 

Un fragmento previo en la historia de Arcor expone aún mejor la relevancia que tuvo su radicación para la expansión de esa localidad. La familia Pagani estaba vinculada a la producción de caramelos de leche desde mucho antes de la fundación de la compañía. En 1946 tomaron contacto con un grupo de inversores que estaban instalando una fábrica de caramelos y galletitas en Sastre, un pueblo de la provincia de Santa Fe, cercano a la frontera con Córdoba. 

Los socios de la empresa -a la que denominaron Sasort- estaban interesados en un principio en comprar una máquina que Amos Pagani utilizaba para la envoltura de caramelos, pero al conocerlo le propusieron asociarse al nuevo emprendimiento.

Fue allí que los Pagani conocieron también a un grupo de jóvenes que luego serían sus socios. Fulvio Salvador, que tenía apenas 18 años y seguía con su trabajo en Sasort, propuso a los dueños ampliar la escala de la empresa, concentrándose en la fabricación de caramelos y elevando la producción a 10.000 kilogramos diarios, con lo cual se reducirían los costos y se incrementaría la competitividad de la firma. 

Los socios de Sasort no aceptaron, pero esta propuesta fue la idea a partir de la cual solo un par de años después se creó Arcor. En aquellos años, tanto Sastre como Arroyito eran pequeños pueblos de no más de 4.000 habitantes. Hoy, la localidad santafesina no supera los 6.000 vecinos mientras tanto en Arroyito son más de 35.000. 

En esta nota

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés