El Economista - 70 años
Versión digital

mar 19 Oct

BUE 12°C

Versión digital

mar 19 Oct

BUE 12°C

Capitales rusos ingresan al negocio de la Hidrovía

Gazprombank entra al negocio portuario con US$ 180 M para una terminal multipropósito en Ramallo.

24-06-2016
Compartir

Desde hace varios años se advierte el interés de capitales rusos en ingresar al país, no sólo por los negocios que pueden presentarse en Argentina, en infraestructura, energía y en sectores industriales diversos, sino también como vía de entrada a una región que ofrece oportunidades para las empresas del país euroasiático.

Ayer se conoció que el banco ruso Gazprombank desembolsará US$ 180 millones para la construcción de un nuevo puerto multipropósito en la localidad bonaerense de Ramallo, sobre la Hidrovía Paraná-Paraguay. Para ello, se unirá en sociedad con el grupo argentino PTP y la firma binacional Zaraimpex, esperando capturar las ganancias generadas por un movimiento económico de hasta US$ 40 millones anuales. Según trascendió Gazprombank tendrá 51% de participación accionaria; el Grupo PTP, 39%; y Zaraimpex, 10%.

El arribo de Gazprombank significará el ingreso de un jugador de magnitud del sistema financiero mundial. La entidad financiera rusa es la tercera en importancia en ese país, con activos por US$ 90.000 millones.

Puerta de ingreso

“Es el primer proyecto que Gazprombank eligió para desarrollar en toda la región sudamericana”, señaló Sergey Derkach, representante comercial de la federación rusa en argentina, en diálogo con la prensa. Acompañado por representantes de PTP y Zaraimpex, Derkach apuntó que “este es el paso previo para el desembarco de Gazprombank en Argentina, cuyo negocio será capitalizar proyectos de desarrollo”.

El interés de Gazprombank viene a consolidar una apuesta que ya desarrollan otros jugadores de ese origen en los sectores energético, infraestructura y transporte. Por caso, el Vnesheconombank (Banco de Desarrollo y Asuntos Económicos Exteriores) financiará con hasta US$ 2.600 millones la construcción de la central hidroeléctrica Chihuido en la provincia de Neuquén. Ese proyecto está adjudicado a un consorcio encabezado por Helport (Grupo Eurnekian), y que también integran la española Isolux, la rusa Inter Rao, entre otros.

A su turno, el titular de PTP, Guillermo Misiano, destacó que “el nuevo puerto estará ubicado en el kilómetro 332 de la Hidrovía, y tendrá en una primera etapa capacidad de operar 4 millones de toneladas”. Además, añadió que “el plan de negocios contempla la ampliación del mismo hasta los 8 millones de toneladas anuales”.

Terminal multipropósito

El proyecto supondrá la creación de 500 puestos de trabajo, comenzará a ejecutarse en octubre próximo y estará listo para el segundo trimestre de 2018. Esta obra es de suma importancia para la región. Cerca de donde se instalará la nueva terminal, hay una megaplanta cerealera del grupo Bunge, y al lado otra similar de la multinacional Dreyfus, ambas con capacidad ociosa para operar. De este modo, “la zona de Villa Constitución, Zárate, Ramallo, se convertirá en la plaza alternativa de Rosario y el Gran Rosario, donde la capacidad de operación, especialmente la logística se encuentra al borde del colapso”, sostuvo Misiano.

En cuanto a Zaraimpex, el director general Mariano Kleimans, consideró que “este emprendimiento ayudará a bajar los costos logísticos del comercio entre Argentina y Rusia”. Justamente, este es otro de los objetivos que tienen los capitales rusos para realizar este desembarco. Derkach explicó que “este puerto facilitará la exportación de productos argentinos a Rusia y el ingreso de mercadería rusa a la Argentina”, y recordó que “en los últimos años el intercambio comercial cayó de US$ 1.500 millones en 2013 a US$ 950.000 en 2015”. A nadie escapa que una de las formas más precisas de consolidar la presencia de capitales externos en una nueva plaza es llegar de la mano de un agente financiero de ese origen. “Esperamos que esta iniciativa, que significará al mismo tiempo el ingreso del Gazprombank al sistema financiero argentino, redunde en un crecimiento del intercambio comercial”, explicó Derkach, y aclaró que “la Argentina es un país que para Rusia significa una prioridad en la región. El año pasado se cumplieron 130 años de relaciones entre ambos países”. Para el funcionario ruso “será el puntapié inicial de una nueva etapa de relaciones comerciales entre Argentina y Rusia”, e instó a que “se incremente el comercio bilateral y la llegada de inversiones rusas al país”.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés