El Economista - 70 años
Versión digital

dom 23 Jun

BUE 13°C
Crisis

Taiwán eleva la tensión entre EE.UU. y China

Se espera que la presidenta de Taiwán, Tsai Ing-wen, se reúna con el líder de la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy

Taiwán eleva la tensión entre EE.UU. y China
06 marzo de 2023

Tan solo un día después de que China insistiera en la reunificación con Taiwán, se informó que el presidente de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Kevin McCarthy, planea reunirse con la presidenta de isla, Tsai Ing-wen.

El domingo, durante la apertura de la sesión anual de la Asamblea Popular Nacional china, el primer ministro, Li Keqiang, dijo que su país estaba convencido de "luchar decididamente" contra la independencia de Taiwán y "en pro de la reunificación de la patria".

Taiwán y China se encuentran separadas desde 1949, cuando los nacionalistas chinos del Kuomintang se refugiaron en la isla. Sin embargo, Pekín considera que el archipiélago es una provincia rebelde.

Pero el principal problema del gigante asiático, ampliamente más poderoso que Taiwán, es que este último tiene como principal aliado a Estados Unidos, país que se comprometió formalmente a protegerlo.

Esto se debe a que, en plena Guerra Fría, EE.UU. reconoció a la región continental como la verdadera China con el objetivo de contener a la URSS. Y legalmente aceptó seguir protegiendo a Taipéi de una posible invasión china. 

Justamente, uno de los mayores momentos de tensión entre Pekín y Washington se vivió a mediados del año pasado, cuando Nancy Pelosi, hasta ese momento presidenta de la Cámara de Representantes, visitó Taiwán.

Esto provocó la ira de todo el Partido Comunista chino, ya que Pelosi se convirtió en la funcionaria norteamericana de más alto rango en visitar Taiwán en el siglo XXI.

Pero ahora, a menos de un año de ese momento, un nuevo suceso podría tensar aún más la ya delicada relación bilateral: Tsai habría sido invitada a hablar en la Biblioteca Presidencial Ronald Reagan, en California, y McCarthy probablemente se encontraría con ella allí. 

Para China, los compromisos entre funcionarios estadounidenses y taiwaneses son una violación de su soberanía. De todas formas, el encuentro podría ser interpretado como un gesto hacia Pekín, ya que así se evitaría que McCarthy visite Taiwán en abril, como se suponía. 

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés