El Economista - 73 años
Versión digital

mar 23 Jul

BUE 12°C
UE-Mercosur

Por la presión de Peña, Bruselas se despierta

Tras las críticas del presidente paraguayo, la Unión Europea anunció que se reunirá con el Mercosur para seguir negociando

Por la presión de Peña, Bruselas se despierta
27 septiembre de 2023

Parece que la presión ejercida por el presidente de Paraguay, Santiago Peña, está dando sus frutos: este miércoles se confirmó que los jefes negociadores de la Unión Europea (UE) y del Mercosur se reunirán los próximos 3 y 4 de octubre para seguir avanzando con la ratificación del acuerdo comercial entre ambos bloques.

Esta semana, Peña, quien asumirá la presidencia rotatoria del Mercosur en diciembre, había dicho que, si el acuerdo no era ratificado antes de esa fecha, lo descartaría por la notoria falta de interés por parte de Europa. 

El acuerdo UE-Mercosur había sido firmado en 2019, aunque nunca fue ratificado debido a algunas exigencias climáticas europeas, particularmente en lo que respecta a la deforestación de la Amazonía.

Incluso, desde el Viejo Continente presentaron una carta paralela que exigía salvaguardias ambientales, algo no estipulado cuando se firmó el acuerdo.

En este sentido, el portavoz comunitario de Comercio, Olaf Gill, confirmó que "las próximas reuniones de jefes negociadores tendrán lugar la próxima semana, el 3 y 4 de octubre, en Brasilia".

"La UE y Mercosur siguen manteniendo intercambios regulares, tanto presenciales como virtuales, tras el compromiso presidencial de concluir las negociaciones antes de finales de año", agregaron desde Bruselas. 

Según el bloque comunitario, la última reunión a nivel de jefes de negociación de las dos partes se celebró el 14 de septiembre y fue más que "constructiva".

Tanto en esa oportunidad como en las futuras reuniones, las partes analizarán un documento que el Mercosur envió en respuesta a la propuesta europea de anexo al acuerdo de asociación, centrado en mayores compromisos contra la deforestación y en favor de medidas ambientales.

Para el bloque sudamericano, y particularmente para el brasileño Lula da Silva, "Europa jugó una carta agresiva que amenazaba con castigarnos si no cumplíamos ciertos requisitos medioambientales (...) Dos socios estratégicos no discuten amenazas. Discutimos propuestas".

Por su parte, Peña consideró que las pretensiones europeas son "inaceptables".

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés