El Economista - 70 años
Versión digital

lun 03 Oct

BUE 14°C
Versión digital

lun 03 Oct

BUE 14°C
Datos

Las solicitudes de subsidios por desempleo en EE.UU. caen a un mínimo en dos meses

Pese a la desaceleración e incertidumbre en la economía estadounidense de los últimos meses, el mercado laboral sigue mostrando números favorables.

No obstante, algunas firmas -especialmente en el sector tecnológico- ya han anunciado despidos o congelamientos en sus contrataciones.
No obstante, algunas firmas -especialmente en el sector tecnológico- ya han anunciado despidos o congelamientos en sus contrataciones.
01-09-2022
Compartir

Las solicitudes de subsidios por desempleo en Estados Unidos registraron un nuevo descenso durante la semana pasada y llegaron a un mínimo en dos meses, según consignó hoy la Oficina de Estadísticas Laborales del Departamento de Trabajo.

  • En la semana que finalizó el 27 de agosto, cerca de 232.000 personas solicitaron nuevas prestaciones por desempleo tras haber sido despedidas, lo que significó 5.000 menos que en la semana precedente.

La cifra superó las expectativas ya que los economistas de Wall Street esperaban 248.000 solicitudes, según la agencia de noticias Bloomberg.

Connecticut, Missouri y Oklahoma lideraron el listado de Estados con mayor caída de solicitudes, mientras crecieron en Nueva York y Massachusetts.

Por su parte, la información oficial indica que el promedio de pedidos en las últimas cuatro semanas -el cual permite atenuar la volatilidad propia de un índice semanal- cayó a 241.500 personas, mientras que la cantidad total de subsidios creció de 1,41 a 1,44 millones de personas en la semana que finalizó el 20 de agosto.

De esta forma y pese a la desaceleración e incertidumbre en la economía estadounidense de los últimos meses, el mercado laboral sigue mostrando números favorables.

En ese sentido, el número de pedidos semanales no es lejano al que promediaba antes de la pandemia de coronavirus en 2019 (218.000).

Por su parte, el número de vacantes de empleos subió a 11,2 millones en julio, según reportó esta semana el Departamento del Trabajo, lo cual implica que, al haber 5,7 millones de desempleados, existan casi dos puestos ofrecidos por cada persona desocupada.

Las cifras, al igual que el reporte de empleo que se publicará mañana (el cual el mes pasado marcó una tasa de desocupación con un mínimo en cinco décadas de 3,5%) que detallará las cifras salariales, son seguidas de cerca por la Reserva Federal estadounidense (FED).

La entidad dispuso una suba en las tasas de interés de referencia de 25 puntos porcentuales en marzo, 50 en mayo, 75 en junio y otros 75 en julio, llevándola de niveles cercanos a cero a un rango de entre 2,25% y 2,50% con el objetivo de enfriar la economía para bajar la inflación, la cual tras alcanzar un pico de 9,1% anual en el índice de junio, bajó levemente a 8,5% en el correspondiente a julio.

El fuerte desajuste entre la oferta y la demanda laboral -y la posibilidad de que esto se traduzca en mayores presiones inflacionarias- podría motivar a la FED a efectuar un nuevo incremento de 75 puntos en la reunión monetaria del próximo 21 de septiembre, algo que ya fue barajado por el presidente de la entidad, Jerome Powell en su último discurso de la semana pasada.

No obstante, algunas firmas -especialmente en el sector tecnológico- ya han anunciado despidos o congelamientos en sus contrataciones frente al cambio en las perspectivas.

Una de ellas ha sido Snap Inc. -dueña de la plataforma Snapchat- que ha anunciado un recorte del 20% de su fuerza laboral esta semana.

En esta nota

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés