El Economista - 70 años
Versión digital

vie 14 Jun

BUE 15°C
Alfredo Serrano Mancilla, Nicolás Oliva y Sergio Pascual son los autores del informe
Informe de Celag

La nueva realidad política y electoral de América Latina: la era de la "democracia Spotify"

Alta fragmentación y volatilidad, dos nuevos emergentes de la democrcia en la región

10 marzo de 2023

La fragmentación de los sistemas políticos, en los que se constata una creciente dispersión parlamentaria que complica la sanción de leyes, es el nuevo fenómeno de época en América Latina, con democracias atravesadas por la emergencia de nuevos partidos y mucha volatilidad en las preferencias de los votantes, aseguró a Télam el economista Alfredo Serrano Mancilla, director del Centro Estratégico Latinoamericano (Celag).

Para llamar la atención sobre esta tendencia, el Celag difundió este jueves un informe al que tituló "democracia Spotify", definición que busca poner el foco sobre los paralelismos que se observan en la conducta de quienes van a votar con las prácticas cotidianas de los usuarios de la plataforma digital de música.

Serrano Mancilla, doctor en Economía nacido en Sevilla y autor del libro "Evo, operación Rescate", investigó este proceso en los últimos dos años para llegar a la conclusión de que los recientes procesos electorales de tres países sudamericanos, Perú, Chile y Ecuador, podrían encuadrarse bajo la original categoría de "democracia Spotify", concepto acuñado originalmente por el académico polaco Pawel Zerka.

  • "La idea de 'democracia Spotify' hace referencia a dos características: una, estamos asistiendo a una creciente y variada oferta electoral y, dos, se cambia de voto tan de prisa como de canción. Es decir, democracias altamente fragmentadas por la cantidad de alternativas e intensamente efímeras por la velocidad con la que migra el voto de un lugar a otro", explicó Serrano Mancilla en 2022.

"En Perú, Chile y Ecuador, en los dos últimos procesos electorales, vamos observando como el Poder Legislativo está cada vez más fragmentado. En el caso de Perú, es muy notorio cómo las dos principales fuerzas concentran menos votos y cada vez existen más fuerzas partidarias con mayor representación parlamentaria", describió el analista.

Y advirtió sobre la "paradoja" que encarna el fenómeno de la "democracia Spotify", caracterizado por la irrupción de nuevos partidos que superan el umbral del 5% de los votos, lo que a su vez deriva en un mapa político fragmentado que en teoría enriquecería el pluralismo pero que en la acción legislativa genera "inestabilidad".

"Este proceso lo notamos también a nivel presidencial. En las ultimas elecciones en Perú hubo una gran variedad de candidatos. Lo mismo en Ecuador, donde en las últimas elecciones ya hubo más candidatos competitivos, y en Chile pasó algo parecido: se dispersó mucho el voto. Tanto fue así que el actual presidente (Gabriel) Boric obtuvo muy poco porcentaje del padrón. Lo mismo les pasó a Lasso en Ecuador y a Pedro Castillo en Perú", puntualizó.

El informe del Celag sobre los procesos de fragmentación política en Sudamérica plantea por otro lado que el fenómeno de la denominada "democracia Spotify" obedece también a cambios sociales producidos en la última década y potenciados por la pandemia, como la revolución tecnológica, el impacto de las redes, la deslocalización, la globalización y las desigualdades en el mundo laboral.

El estudio, que analiza los últimos acontecimientos políticos en Chile, Ecuador, Colombia, México y Perú, evalúa datos electorales desde dos perspectivas: el porcentaje de escaños acumulados por los dos principales partidos en las elecciones legislativas y el porcentaje de votos acumulados por las dos principales candidaturas presidenciales en primera vuelta durante la última década.

g1-1501x1536
 

En Perú, el caso que más destaca el informe, los dos principales partidos pasaron de concentrar el 65 % de los escaños en el año 2011 a tener solo el 35 % en el 2021.

De esos datos se desprende que para alcanzar el 50% se requieren cinco partidos.

En las últimas elecciones peruanas, celebradas en abril de 2021, diez partidos peruanos superaron el 5% requerido para acceder al Parlamento, una cifra que tras algunas divisiones se elevó a 12 grupos parlamentarios más un grupo mixto.

Un fenómeno parecido se dio en Ecuador, donde en 2013 los dos principales partidos acapararon el 80% de los escaños en la Asamblea, mientras que hoy solo reúnen el 55%.

g2-1501x1536
 

Una realidad muy distinta a la de 2013, cuando una única fuerza (Alianza País, correísmo) representaba casi las tres cuartas partes de todos los escaños (73%) en tanto que la suma de la tercera, cuarta y quinta fuerzas apenas alcanzaba el 7%.

En Chile también ocurre algo similar, aunque con menor intensidad: en el año 2009 los dos primeros candidatos presidenciales de la primera vuelta concentraron casi tres cuartas partes de los votos válidos, mientras que en 2021 solo lograron algo más de la mitad (54%).

En esta nota

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés