El Economista - 70 años
Versión digital

lun 20 May

BUE 7°C
Comercio

La dependencia comercial alemana de China apenas disminuyó en 2023

Pese a sus esfuerzos para alejarse comercialmente de China, Alemania sigue siendo altamente dependiente del Gigante Asiático

La dependencia comercial alemana de China apenas disminuyó en 2023
09 abril de 2024

En 2023, tal como sucedió en los últimos ocho años, China fue el principal socio comercial de Alemania: el 13 % de las importaciones alemanas provienen del Gigante Asiático, mientras que cerca del 7 % de sus exportaciones van hacia allí.

Sin dudas, la noticia es más positiva si se tiene en cuenta que la cifra total comerciada superó los US$ 250.000 millones.

No obstante, para Berlín, lo negativo es que, pese a sus esfuerzos para reducir su dependencia de Pekín, la tendencia apenas se ha modificado. 

Específicamente, según un estudio del Instituto Económico Alemán, la economía alemana sigue dependiendo en gran medida de China para una serie de productos y materias primas.

Por lo tanto, si bien las importaciones totales desde China cayeron casi una quinta parte entre 2022 y 2023, la proporción de grupos de productos para los cuales Alemania depende de China para más de la mitad de sus importaciones apenas ha cambiado, incluidos los productos químicos, las computadoras y las células solares.

E incluso en algunas categorías, como los productos farmacéuticos y los metales raros, como el escandio y el itrio, la dependencia alemana ha aumentado.

"Por lo tanto, todavía no es evidente una reducción clara del riesgo estructural, en el sentido de una tendencia continua hacia nuevas caídas significativas de las importaciones", señala el estudio.

Unos 73 grupos de productos fueron eliminados de la lista de productos para los que Alemania depende en gran medida de China, pero se añadió un número similar en su lugar, lo que significa que el número total solo se redujo de 213 a 200.

Las cifras salen a la luz en las vísperas del viaje del canciller alemán, Olaf Scholz, hacia China esta semana, con las empresas presionándolo para obtener acceso más justo al mercado chino.

El viaje es el primero de Scholz a China desde que Berlín elaboró una "estrategia" para reducir su dependencia de Gigante Asiático, que instaba a "eliminar riesgos" para disminuir la exposición económica a la segunda economía más grande del mundo.

En esta nota

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés