Fuerte salto del comercio con Brasil y un déficit que se consolida

expo
04-05-2021
Compartir

Luego de más de dos años en franco deterioro, el flujo del comercio de bienes entre Argentina y Brasil volvió a ubicarse en terreno positivo desde comienzos de 2021. En abril, Brasil importó 52% más de Argentina que en el mismo mes de 2020. La pandemia, que ya complicaba todo en aquel mes de 2020, ayuda porque dejó una base de comparación baja. Si se compara con un mes no pandémico, como abril de 2019, se observa una baja de 10% aún. En concreto, el mes pasado, Brasil le compró bienes por US$ 825 millones a Argentina.

Asimismo, las importaciones argentinas provenientes desde Brasil saltaron 88%, rozando los US$ 900 millones, y se ubican levemente por debajo a las del 2019 (US$ 930 millones).

Así, el flujo bilateral de bienes (todo el comercio sumado) se incrementó 69% en el cuarto mes de 2021. Hubo déficit para Argentina: fueron cerca de US$ 70 millones.

Con el dato del mes pasado, recopilado por Ecolatina en base a información oficial de Brasil, la demanda brasileña por productos argentinos acumula un alza de 23% en el primer cuatrimestre del año. Por su parte, las compras de nuestro país que provienen del gigante sudamericano avanzaron 33% en el mismo lapso. “La variación de las importaciones mayor a la de las exportaciones explica que el resultado se haya vuelto deficitario en algo más de US$ 50 millones, a diferencia del primer cuatrimestre del 2020, cuando había mostrado un superávit de US$ 170 millones”, explicó Ecolatina.

“La recuperación de las exportaciones e importaciones sigue mostrando la mejora de ambas economías, algo esperable y lógico, luego del cierre total que se observaba a esta altura del año pasado. Además, a pesar de estar en mínimos históricos, la participación de los productos argentinos en el mercado brasileño está recuperando terreno: tras promediar 5% de los ingresos al país en el primer cuatrimestre del año pasado, se ubicaron en 5,4% en el mismo período de 2021. Esto indica que la demanda por productos argentinos está traccionando las compras, ubicándose por encima de otros proveedores. Si bien estamos lejos de la media de los últimos diez años (6,5%) el rebote es un buen síntoma”, agregó Ecolatina.

Las ventas a Brasil, además, están muy vinculada con la exportación de manufacturas de origen industrial, producto del cual es nuestro principal demandante y que alienta la demanda de empleo formal en nuestro país. Sin embargo, preocupa que, a pesar del buen ritmo de nuestras ventas, nuestras compras se ubiquen en un nivel superior, provocando un déficit neto de divisas. Si esta dinámica se agravara, podría limitar el crecimiento de la actividad económica local (tanto si se corrigiera el desbalance por precios -devaluando-, como si se lo encarara por cantidades -endureciendo el cepo a las importaciones-)”, advirtieron.

Los detalles

Teniendo en cuenta los productos con mayor participación durante el mes de abril, las ventas externas de vehículos para transporte de mercaderías y de vehículos para pasajeros traccionaron el crecimiento de las exportaciones agregadas con una suba de US$ 111 millones (+187%) y US$ 89 millones (+828%), respectivamente. Le siguieron partes y accesorios de vehículos con un incremento de US$ 32 millones (+1.232%) y motores de pistón con un aumento de US$ 24 millones (+323%). En sentido inverso, las exportaciones de trigo y centeno exhibieron un retroceso de US$ 34 millones (-23%).

“Es importante destacar que, durante el período enero-abril de 2021, las exportaciones de energía eléctrica (especialmente de enero y febrero) explicaron gran parte del buen dinamismo de las ventas externas agregadas a Brasil ya que estas se incrementaron US$ 466 millones (tras nulos registros en el primer cuatrimestre de 2020), cuando las exportaciones totales aumentaron US$ 643 millones”, detalló Abeceb. Si se excluye ese rubro, las exportaciones a Brasil habrían aumentado 6,3% en vez del 23% mencionado para todo el primer cuatrimestre.

Teniendo en cuenta los productos con mayor participación en las compras desde Argentina, vehículos automotores de pasajeros y partes y accesorios de vehículos automotores traccionaron la suba de las compras externas con incrementos de US$ 75 millones (+197%) y US$ 70 millones (+367%), respectivamente. Por su parte, las importaciones de minerales de hierro se expandieron US$ 40 millones (+934%), mientras que productos semiacabados, lingotes y otras formas de hierro y/o acero aumentaron US$ 26 millones tras nulos registros en abril del año pasado. A su vez, en el primer cuatrimestre del año, las importaciones de vehículos para mercadería y personas, partes y accesorios de automóviles y productos asociados a la industria del hierro explican casi la mitad de la suba de las importaciones.

¿Cómo sigue?

Ecolatina proyecta que las exportaciones a Brasil se incrementen alrededor de 15% en 2021, debido a que la industria liderará la recuperación de la economía brasileña: según el consenso de mercado, crecería 5%, por encima del 3% al que crecería el promedio de la economía. “El impulso de Brasil, más la suba de los precios de los commodities, aportarían reservas fundamentales para surfear tensiones cambiarias en el período preelectoral”, agregaron. Aprovechar esa “benevolencia externa” al máximo dependerá de que no se atrase en demasía el tipo de cambio, “desincentivando las ventas” y de que las restricciones a las compras externas no se profundicen, “limitando las mejoras de productividad”.

Según Abeceb, el 2021 con un déficit comercial de US$ 1.852 millones, más que duplicando los US$ 729 millones en 2020. “Esto sería producto de un mayor dinamismo en las importaciones (+42,3%) que en las exportaciones (+32,1%)”, señalaron.

Con mayor detalle, señalaron: “Por el lado de las ventas externas, vemos un fuerte crecimiento en las exportaciones del sector automotriz (+47%) y de las manufacturas de origen industrial sin autos (+25%), mientras que en los cereales el incremento sería menor en torno al 9%. De esta forma, las exportaciones totales alcanzarían los niveles prepandemia al ubicarse en US$ 10.509 millones (versus US$ 10.386 millones en 2019)”.

Por el lado de las compras, vehículos y autopartes serían los rubros más dinámicos con una expansión de 63%. “En ese sentido, las importaciones totales se ubicarían 22% por encima de los niveles pre-pandemia al totalizar los US$ 12.361 millones (versus US$ 10.159 millones en 2019)”, detallaron.

En síntesis, si bien el intercambio comercial marcaría un fuerte incremento del 37% a US$ 22.866 millones y se ubicaría 11% por encima de 2019, estará 16% por debajo de 2017.

Scioli, entre el acero y las uvas

El embajador de Argentina en Brasil, Daniel Scioli, mantuvo un encuentro en la planta de Ternium Brasil, junto a su presidente Marcelo Chara y el presidente de Tenaris Brasil, Renato Catallini. En el encuentro, Scioli y los directivos de la empresa discutieron los alcances del programa Propyme de apoyo a la exportación de pymes argentinas. Techint tiene un programa de incentivo de exportación y la embajada argentina se ha posicionado como un socio estratégico para incentivar el crecimiento de las empresas argentinas.

Ternium es la siderúrgica más grande de America Latina y, en Brasil, produce 5 millones de toneladas de planchas de acero al año, con las que abastece diversas industrias (automotriz, electrodomésticos, naval, petróleo y gas). Scioli se muestra muy activo en el frente de la diplomacia comercial. Ayer posteó una foto en un supermercado en Río, con un racimo de uvas provenientes de Chile. “Estas uvas, que vienen de Chile, pronto competirán con las uvas argentinas. La semana pasada, después del trabajo en conjunto con Cancillería y Agricultura, reabrimos el mercado de uvas frescas sin bromurar, que llevaba cerrado muchos años”, destacó.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés