Luego de un agitado debate

Francia aprobó el pase de vacunación

Sustituirá al pase sanitario vigente y no permitirá el acceso a espacios o actividades culturales, así como transporte público de media y larga distancia

macron
macron macron
17-01-2022
Compartir

Semanas atrás comenzó el debate sobre la implementación del pase de vacunación en Francia. La idea se enmarca en el concepto de Emmanuel Macron de que la vacunación masiva es clave para la salida de la pandemia y tras su declaración en la que expresó que desea “fastidiar hasta el final” a los no vacunados. Ahora, solo resta que el plan entre en vigencia.

El último debate tuvo lugar el domingo y dio el visto bueno al proyecto con 215 votos a favor, 58 en contra y 7 abstenciones. 

Esta nueva disposición sustituye al actual pase sanitario con el pase de vacunación. Así, todos los mayores de 16 años deberán acreditar vacunación completa con tres dosis, o dos dosis con una certificación de alta médica de Covid-19 de los últimos seis meses. En su defecto, también se acepta un justificativo médico sobre la vacuna.

Por el contrario, con el actual régimen del pase sanitario, es suficiente presentar un test negativo de Covid-19 o haberse recuperado recientemente de la enfermedad. Sin embargo, el Gobierno francés no considera que esto sea suficiente, en medio del brote de la variante Ómicron, que dejó un promedio de 300.000 casos diarios la semana pasada.

Quienes no puedan dar cuenta de estos requisitos verán su acceso limitado a un abanico de actividades sociales. Entre ellos se incluye el ingreso a centros comerciales, cafés, bares, restaurantes, lugares culturales, cines y hasta transporte de media y larga distancia. 

Asimismo, establece sanciones más severas para quienes presenten un pasaporte de vacunación falso -que pueden ser de hasta cinco años de cárcel y 75.000 euros de multa-.

Quedan exceptuados de este nuevo pase los menores de 12 a 15 años, quienes podrán seguir circulando con el pase sanitario actual.

Si bien los diputados socialistas -que conforman el bloque opositor- buscarán remitir el asunto al Consejo Constitucional en pos de conservar y respetar las “libertades fundamentales” y, con ello, retrasar la promulgación del proyecto, el Gobierno espera poder tener en vigencia la medida para el 20 de enero. Originalmente, iba a ser implementada el 15 de enero pero se vio retrasada debido a los desacuerdos en el Parlamento.

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés