El Economista - 70 años
Versión digital

mar 18 Jun

BUE 15°C
Comicios

Elecciones en España: el Partido Popular parte con la ventaja

Este domingo 23 de julio, unos 37 millones de españoles estarán habilitados para participar de las elecciones generales anticipadas. Según los sondeos, el gobernante Partido Socialista sería ampliamente superado por el Partido Popular, aunque este tampoco obtendría la mayoría absoluta.

Elecciones en España: el Partido Popular parte con la ventaja
Damián Cichero 20 julio de 2023

Este domingo 23 de julio, los ciudadanos españoles deberán acudir a las urnas para participar de unas elecciones que, hasta hace menos de dos meses, eran impensadas.

En realidad, las elecciones generales estaban pautadas para diciembre de este año. Sin embargo, tras el fracaso del Partido Socialista (PSOE) en los comicios municipales, el presidente de España, Pedro Sánchez, decidió adelantarlas.

En esa ocasión, el opositor Partido Popular (PP) ganó las elecciones municipales con 3,3 puntos sobre el PSOE, que perdió 400.000 votos en comparación con las elecciones locales de 2019, además del control de Valencia, Aragón y las islas Baleares, así como su bastión en el suroeste de Extremadura y la ciudad de Sevilla.

En total, más de 37 millones de personas estarán habilitadas para votar en las decimosextas elecciones generales democráticas, las quintas desde que Felipe VI es rey y las primeras celebradas en un mes de julio. 

Las encuestas

De cara a los comicios del domingo, parece que la opinión de los españoles poco ha cambiado, ya que el PP ganaría las elecciones con aproximadamente el 35% de los votos, alcanzando entre 145 y 150 escaños. Por su parte, el PSOE de Sánchez alcanzaría el 28% de los votos, obteniendo entre 105 y 110 diputados. 

Sin embargo, el PP, liderado por Alberto Núñez Feijóo, no alcanzaría los 176 escaños necesarios para obtener la mayoría, por lo que su única esperanza es formar una alianza con el partido de ultraderecha VOX.

Pero aquí es donde empiezan los problemas para el PP: desde hace semanas, VOX se encuentra en caída libre en los sondeos. Hasta el momento, obtendría el 11% de los votos y entre 26 y 29 escaños, lo que sería más que suficiente para que, junto al PP, alcancen la mayoría. En cambio, si ambos sacan el mínimo estipulado, alcanzarían los 171 escaños y se quedarían en las puertas del éxito. 

Por su parte, quien viene al alza es Sumar, que a costa del PSOE creció hasta el 13,6% y se quedaría con entre 33 y 36 escaños.

En diálogo con El Economista, Gonzalo Sarasqueta, Director del Máster en Comunicación Política y Empresarial de la Universidad Camilo José Cela, explicó que "las encuestas difieren en quién ocupará el tercer puesto, el cual es muy importante si se tiene en cuenta que en España ya se piensa en términos de bloques. Ningún partido va a tener los escaños necesarios para gobernar en soledad".

Para Sarasqueta, la ventaja del PP se explica en que su "campaña ha sido más un contrarrelato que un relato, apuntando a erosionar la figura de Pedro Sánchez y no tanto la gestión del PP, que ha sido buena económicamente hablando. Han inventado el término "sanchismo", que incluye críticas contra el mandatario por supuestamente pactar con los herederos del ETA o con la "Anti-España", como la Esquerra Republicana de Cataluña, que lideró la revuelta de 2017". 

"El PP y VOX han sido muy eficaces al instalar estas ideas. Esto se vio en el único debate entre Feijóo y Sánchez: mientras que este último intentaba dar un debate más racional, destacando los logros de su gestión, Feijóo solo insistió con la idea de que ´Sánchez es un mentiroso y que pactó con los herederos de ETA. Esto produjo que se viera a un Sánchez muy nervioso y acelerado, mientras que Feijóo estaba muy tranquilo, siendo el claro ganador del debate. Por ello, desde el lunes, la remontada del PSOE en las encuestas claramente se frenó", agregó el entrevistado. 

Pero, como se mencionó anteriormente, el gran problema del PP es que no alcanzaría por sí solo los 176 escaños para gobernar en soledad, y es aquí donde Sarasqueta ve una pequeña ventana de oportunidad para el PSOE.

Para él, "la gran cuestión es si el PSOE logrará inclinar en su favor a los indecisos o los votantes más progresistas. En España el voto no es obligatorio y el PSOE históricamente tiene problemas de activación. Por su parte, el PP tiene un voto mucho más fiel que siempre acude a las urnas. Si el PP logra activar a estos votantes, podemos llegar a ver una elección más pareja". 

Respecto a la performance de VOX, para Sarasqueta el principal problema del PP es que, en el caso de que esta alianza no alcance la mayoría, deberá busca alianzas con partidos del centro, algo que "no es sencillo porque estas fuerzas no apoyarán a un gobierno donde esté VOX, que plantea un discurso centralizador en donde se eliminen las autonomías".  

"La Coalición Gran Canaria o la Fuerza Regional de Navarra son algunos lugares donde esta alianza de derecha podría ir a buscar los hipotéticos votos que le falten para llegar a la mayoría", sentenció.

Las elecciones también serán importantes para el Mercosur, ya que actualmente España ostenta la presidencia pro tempore de la Unión Europea. Pero la buena noticia para la región es que tanto Sánchez como Feijóo están a favor de ratificar el acuerdo comercial entre ambos bloques. 

La economía

Como mencionó Sarasqueta, la performance económica del gobierno de Sánchez no ha sido mala y prueba de ello es que el PIB de España subió 5,5% en 2022, lo que lo convirtió en el sétimo país que mayor crecimiento registró en la Unión Europea. 

Incluso el año pasado, con su 5,5%, la economía española superó a varios pesos pesados como Países Bajos (4,3%), Italia (3,7%), Francia (2,5%) y Alemania (1,85%). Además, según el Banco de España, este año el PIB crecerá 2,3% y la inflación continuará desacelerándose.

En junio, el IPC en España fue del 1,9% interanual, marcando una clara baja respecto al 8,4% registrado en 2022.  La cifra también cobra mayor relevancia si se la compara con el 4,5% registrado en Francia durante el mismo mes o el 6,4% de Alemania. 

Pero no todo es color de rosas, ya que la deuda pública de España marcó un nuevo récord histórico en mayo al superar los 1,54 billones de euros. 

Más allá de las cifras, Sánchez tiene un problema mayor: la percepción de los españoles. Según un sondeo del Centro de Investigaciones Sociológicas de España (CIS), el 43,1% de los ciudadanos calificó de "mala" la situación económica general y el 13,8% de "muy mala".

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés