Tendencia

El mercado inmobiliario de Uruguay, una plaza en continuo crecimiento para los argentinos

Cuando asumió, Lacalle Pou expresó la intención de que 100.000 argentinos se establecieran en tierras orientales en el plazo de cinco años

El mercado inmobiliario de Uruguay, una plaza en continuo  crecimiento para los argentinos
Compartir

Desde el inicio de su asunción como presidente de Uruguay, Luis Lacalle Pou expresó la intención de que aproximadamente 100.000 argentinos se establecieran en tierras orientales en el plazo de cinco años. Si bien el número actual no está cerca de la cifra establecida, el mercado inmobiliario está en continuo crecimiento.

Así lo señaló Javier Sena, Presidente de la Cámara Inmobiliaria de Punta del Este, quien ratifica que en los dos últimos años se ha incrementado la cantidad de argentinos en el este uruguayo. 

Los motivos principales son la estabilidad económica, la seguridad jurídica, la seguridad en lo social y el sistema de salud. Los problemas que atraviesa Argentina también inciden en que cada vez más argentinos opten por vivir en tierras orientales, a lo que se suma los incentivos que el Gobierno actual está otorgando. 

Un ejemplo de esto es la flexibilización para la residencia fiscal: anteriormente se requería  un patrimonio de US$ 1.700.000 y ahora se bajó a US$ 500.000.

Tradicionalmente, emigraban a Uruguay personas mayores que optaban por vivir en un ambiente más tranquilo, pero últimamente se radican personas jóvenes que vienen a trabajar mediante la modalidad teletrabajo para empresas argentinas o de otras partes del mundo.

Consultado por el nivel económico que debe tener un argentino para poder radicarse en Uruguay, Sena expresó que vienen personas con capital para establecer industrias, sobre todo de índole agropecuaria, pero también jóvenes con determinada formación que pueden trabajar a distancia, lo cual no requiere mucha inversión. 

Otros optan por alquilar un apartamento y viajar con asiduidad a su país donde tienen sus vínculos afectivos.

Sena destaca las tres zonas francas que hay en el departamento de Maldonado: dos audiovisuales y una tecnológica. Con respecto a esta última, en junio del año pasado, se inauguró en la calle Gorlero de Punta del Este, una zona franca de 150 hectáreas, donde se están estableciendo empresas extranjeras y nacionales con exoneraciones impositivas, que emplearán una cantidad interesante de mano de obra.

Sin embargo, Uruguay no es un país esencialmente barato, y muchos argentinos también optan por radicarse en Paraguay. Para el Presidente de la Cámara Inmobiliaria de Punta del Este, Uruguay posee determinadas ventajas competitivas frente a países de la región: un Internet muy avanzado, los servicios marítimos y los servicios aéreos. Además la inflación, si bien ha subido ligeramente, es relativamente baja y estable (fue 8% en 2021).

Los costos de construir en el este de Uruguay dependen del tipo de vivienda. La construcción para vivienda social de calidad media cuesta en torno a US$ 700-800 por metro cuadrado. Por su parte la construcción suntuosa cuesta entre US$ 1.500 y US$ 2.000. Esto supone 20% más que los costos de construcción en la capital del país, ya que al traer los materiales desde Montevideo con la logística que implica, se encarece y además se utilizan mejores materiales.

El dato más relevante que destaca Sena en cuanto al crecimiento de la oferta inmobiliaria, es que en los últimos seis años se ha pedido permiso de construcción, solamente en Punta del Este, para 2.850.000 metros cuadrados, de los cuales ya hay terminados aproximadamente 2.000.000. 

La inversión ronda US$ 5.500 millones y comprende casas, ampliación de casas, apartamentos y propiedades horizontales.

En otras zonas, específicamente del La Barra hacia el este, lo que más hubo fueron inversiones en tierra para desarrollos diversos.

La agente de bienes raíces Lucía Carluccio afirma que hay gente invirtiendo en propiedades arriba de US$ 500.000 para tener la residencia fiscal. “Están viniendo muchas familias a vivir, los colegios están que explotan, en breve abre un colegio nuevo en la ruta 104, que es internacional y bilingüe”, dice sobre The Garzon School.

Las chacras también son muy solicitadas, se han vendido algunas superiores a los 4.000 metros cuadrados, en zonas alejadas donde se puede trabajar desde la casa con tranquilidad. Otros optan por barrios privados.

No solamente personas de altos recursos se trasladan al este uruguayo sino también gente de clase media que invierte en terrenos para hacerse una casa.

Vivir en Punta del Este y zonas aledañas no es tan caro como hacer turismo y el que vive en forma permanente sabe dónde comprar, señala Carluccio. Incluso es más barato que vivir en Montevideo.

“No se maneja una cifra exacta de la cantidad de personas que vinieron a vivir al este, pero se nota en el tránsito. En invierno apenas tenías que mirar para ingresar a la ruta o a la rambla y ahora hay muchos autos y gente. Lo mismo pasa con los edificios que en invierno tenían las luces apagadas, ahora están con las luces prendidas todo el año”, dice la agente. 

Carluccio señala que Punta del Este es una ciudad muy deportista, tiene buenos colegios, una universidad y buen sistema de salud pero, sobre todo, tranquilidad.

El departamento de Colonia, ubicado en el oeste de Uruguay, es otro de los centros que concentran residentes argentinos pero no en tanta cantidad como el este. Su cercanía con Buenos Aires facilita la radicación. 

Daniela Hernández, Presidente de la Cámara Inmobiliaria de Colonia, señala que se ha vendido mucho para alquilar, o para tener una vivienda pensando venir a futuro. Los inmuebles destinados a rentas que se han vendido oscilan entre US$ 80.000 a US$ 150.000.

El cambió que observó durante la pandemia es que gente que estaba yendo y viniendo, o que ya tenían alguna propiedad, optaron por quedarse y comenzar el año lectivo en Uruguay.  Destaca, al igual que Sena y Carluccio, el teletrabajo como modalidad entre los argentinos instalados en Colonia.

En cuanto a la capital de Uruguay, Montevideo, la agente inmobiliaria Adriana Michelazzo (Inmobiliaria Michelazzo) señala que allí compran mayormente para invertir. También hay casos puntuales en donde alquilan con miras a comprar pero probando antes si se adaptan al estilo de vida uruguayo.

En cuanto a las garantías de alquiler lo que más se utiliza es el depósito en dinero y si tienen trabajo por tres meses, acceden a la garantía de alquiler de una conocida empresa aseguradora.

Los barrios más requeridos son Pocitos, Punta Carretas y Carrasco, todas zonas cercanas a la rambla montevideana.

Sin embargo, un dato curioso que señala Alicia Huertas de la Cámara Inmobiliaria del Uruguay es que algunos argentinos que compraron cerca del 2010 quieren vender sus propiedades para comprar en su país donde los precios han bajado notoriamente por la baja demanda.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés