El Economista - 73 años
Versión digital

dom 14 Jul

BUE 5°C

EE.UU.: más cerca de la reducción de impuestos

El Senado aprobó un proyecto que deberá armonizarse antes de fin de año con el que votó la Cámara de Representantes

04 diciembre de 2017

En la madrugada del domingo el Senado de Estados Unidos aprobó por 51 votos contra 49 una reforma impositiva que en las próximas semanas deberá armonizarse  con la que salió de la Cámara de Representantes.  Hay varias diferencias aunque ambos proyectos coinciden en reducir el impuesto a las empresas de 35% a 20% pero mientras los representantes pretenden que entre en vigor en 2018, los senadores proponen que eso recién ocurra en 2019.

El debate en este no es nuevo y los argumentos son conocidos. Quienes defienden el recorte de impuestos, que en el proyecto del Senado ascenderá a US$ 1,4 billones, sostienen que impulsará el crecimiento, llegarán más inversiones a Estados Unidos porque la economía tendrá costos más competitivos  y se repatriarán capitales. Todo ello generará mayor actividad económica que se traducirá en más ingresos para el Fisco que compensarán los recortes. Los críticos, a su vez,  sostienen que la reforma sólo favorece  a los ricos y que se incrementará el déficit fiscal, lo cual llevará a que se incremente la deuda.

Todos los senadores republicanos, menos uno, votaron a favor de la reforma y todos los demócratas, sin excepción, se opusieron. Son, evidentemente, tiempos de polarización en Estados Unidos.

Si finalmente se aprueba la reforma, se tratará del principal logro obtenido por Trump en el Congreso y con el cual se intentará borrar fracasos anteriores como el intento de reformar el sistema de salud.  A once meses de las elecciones legislativas, los republicanos piensan convertir a la rebaja de impuestos en su principal activo para la campaña. Donald  Trump fue por más, y ayer aseguró que con esta iniciativa, a la que definió como la principal reforma del sistema impositivo en treinta años, será imbatible en 2020 cuando busque su reelección.

La apuesta de la Casa Blanca es que la rebaja de impuestos consolide un buen nivel de crecimiento.  El PIB en el segundo y tercer trimestre se expandió al 3,1% y 3,3% respectivamente y se prevé que lo haga en un nivel similar en el cuarto.  De todas maneras,  los antecedentes no permiten extraer una conclusión sobre el impacto que tiene la rebaja de impuestos sobre el nivel de actividad porque también intervienen otros factores.  En los ´80, Ronald Reagan puso en marcha una rebaja de impuestos y se produjo una expansión económica pero la misma estrategia llevada adelante por George W. Bush tuvo el resultado contrario. A su vez, Bill Clinton dispuso una suba de impuestos al inicio de su gestión a la que le siguieron años de alto crecimiento y prosperidad.

Por supuesto, que el impacto sobre la distribución del ingreso es el otro gran debate que generan los recortes de impuestos y será una parte central de la campaña electoral del año que viene.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés