El Economista - 70 años
Versión digital

mar 28 May

BUE 13°C
Rivalidad

EE.UU. busca competencia sana y justa con China

La secretaria del Tesoro, Janet Yellen, explicó que una China en crecimiento, respetando las reglas, era de interés para ambos países

EE.UU. busca competencia sana y justa con China
20 abril de 2023

Desde hace años, Estados Unidos y China se están enfrentando en una guerra comercial sin precedentes. Sin embargo, la secretaria del Tesoro norteamericana, Janet Yellen, aclaró que su país busca lazos económicos "constructivos y justos" con China.

En la exposición que realizó en la Escuela de Estudios Internacionales Avanzados de la Universidad Johns Hopkins, consideró como "esencial" la relación económica entre las dos economías más grandes del mundo, aunque reconoció que "nuestra relación está claramente en un momento tenso".

Yellen comparó el fuerte crecimiento de EE. UU. con la desaceleración del PIB de China, y argumentó que su país seguiría siendo el líder económico mundial en métricas que van desde la riqueza hasta la innovación tecnológica. 

Pero aclaró que una China en crecimiento era de interés para ambos países, siempre que siguiera las reglas globales. 

En este sentido, explicó que la administración demócrata busca fomentar la "competencia sana" y la cooperación, siempre que sea posible, en temas globales como el cambio climático, el alivio de la deuda y la estabilidad macroeconómica.

Y agregó que la administración de Biden no buscaba una competencia en la que el ganador se lo llevara todo, ya que creía que una competencia económica saludable con un conjunto justo de reglas podría beneficiar a ambos países con el tiempo.

Sin embargo, como era de esperar, la funcionaria también se mostró muy crítica del Gigante Asiático, ya que manifestó que, como el mayor acreedor bilateral oficial del mundo, debería participar en un alivio significativo de la deuda de los países que enfrentan problemas.

La semana pasada, funcionarios financieros mundiales de países acreedores y deudores, el FMI, el Banco Mundial y el sector privado se reunieron en Washington para tratar de acelerar los esfuerzos de reestructuración de la deuda.  El FMI estima que más de la mitad de los países de bajos ingresos están cerca o ya no pueden pagarlas.

Durante mucho tiempo, China no ha estado dispuesta a aceptar pérdidas en préstamos a menos que los acreedores del sector privado y los bancos multilaterales de desarrollo asumieran su parte de la carga.

"La participación de China es esencial para un alivio significativo de la deuda, pero durante demasiado tiempo no se ha movido de manera integral y oportuna. Ha servido como un obstáculo para la acción necesaria", sentenció Yellen.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés