El Economista - 70 años
Versión digital

jue 13 Jun

BUE 25°C
Máxima tensión

Crisis en Ucrania: EE.UU. alerta que Rusia hará una operación “bandera falsa”

Una operación de “bandera falsa” implica hacer algo y, luego, buscar aparentar que fue realizado por otro actor para justificar una acción ulterior

Crisis en Ucrania: EE.UU. alerta que Rusia hará una operación “bandera falsa”
18 febrero de 2022

Aunque desde Rusia dicen que empezaron a retirar algunas de sus tropas de la frontera con Ucrania, y pese a que algunos líderes occidentales aseguran que no habrá una invasión, Estados Unidos no se relaja y continúa advirtiendo que un ataque puede ser inminente.

Ayer, el presidente de Estados Unidos, que está viendo cómo su popularidad cae debido a diversos problemas internos como la inflación, insistió en que el Kremlin planea invadir Ucrania en los próximos días y que está preparando un pretexto para justificarlo. 

“Tenemos motivos para creer que están involucrados en una operación de 'bandera falsa' para tener una excusa para entrar. Todos los indicios que tenemos son que están preparados para entrar en Ucrania y atacarla”, dijo el líder demócrata. "Mi sensación es que esto sucederá en los próximos días", agregó. 

Justamente, una operación de “bandera falsa” tiene como objetivo aparentar que fueron llevadas a cabo por otros actores, una tradición que no es ajena a Moscú: hace unos años Vladimir Putin reconoció que el líder soviético Joseph Stalin ordenó a su policía secreta que ejecutara a 22.000 ciudadanos polacos en 1940 para, falsamente, culpar de ello a los nazis.

Alguna pequeña agresión “falsa” de Ucrania a las tropas rusas y, listo, se desata la guerra. Es la teoría de EE.UU. “No invadiremos Ucrania a menos que nos provoquen a hacerlo”, dijo Vladimir Chizhov, embajador de Rusia ante la UE.

Como si fuese poco, ayer Rusia expulsó al número dos de la embajada norteamericana, Bart Gorman. El Departamento de Estado confirmó la noticia, a la que calificó de infundada.

Los cruces se dieron en un contexto de máxima tensión, ya que ayer, en la región del Donbass, se registraron intercambios de disparos entre el ejército ucraniano y los separatistas prorrusos, lo que fue considerado como el incidente más grave en los últimos años.

Justamente, desde la anexión rusa de Crimea en 2014, las provincias ucranianas de Donetsk y Lugansk se encuentran en una guerra civil debido a la intención de estos dos territorios de declarar su independencia y unirse a Rusia. En este sentido, Kiev acusa a Moscú de participar indirectamente en el conflicto.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés