El Economista - 70 años
Versión digital

mie 22 May

BUE 12°C
Cumbre anual

Con la tensión en aumento, la OTAN se reúne en Lituania

Los próximos 12 y 13 de julio, los mandatarios de los 31 países miembros de la alianza militar se reunirán en Vilna, capital de Lituania, para analizar cómo seguir apoyando a Ucrania. Sin embargo, por el momento el país de Europa oriental deberá seguir esperando para unirse al bloque.

Con la tensión en aumento, la OTAN se reúne en Lituania
Damián Cichero 10 julio de 2023

A fines de 2019, antes de que comenzara la pandemia del coronavirus, el presidente de Francia, Emmanuel Macron, declaró que la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) tenía "muerte cerebral". Pero ahora, casi cuatro años después, podemos afirmar que la alianza está más viva que nunca.

Los próximos 12 y 13 de julio, los mandatarios de los 31 países miembros de la OTAN se reunirán en Vilna, Lituania, en el marco de la 33° cumbre anual de la alianza que, como era de esperar, estará concentrada en la actual guerra entre Rusia y Ucrania. 

Creada en 1949, la OTAN tenía como máximo objetivo contener el avance de la Unión Soviética en Europa occidental. Sin embargo, cuando a principios de los 90 la URSS se disolvió, la alianza militar se quedó sin una misión existencial.

Ante esa situación, muchos creían que desaparecería. Pero, Estados Unidos, líder indiscutido de la alianza (provee el 70% de su presupuesto militar), se encargó de que esta se mantuviese activa con el objetivo de continuar afianzando tanto su posición hegemónica en Europa como sus vínculos con el resto de Occidente.

La presencia de EE. UU. en el Viejo Continente no solo es beneficiosa para Washington: por ejemplo, pese a que el Sistema Internacional continúa siendo anárquico (no existe una autoridad supranacional), esto permite evitar que haya tensiones entre Francia y Alemania.

Históricamente, estos dos países se han enfrentado por el dominio de Europa. Por ello, para ambos es más conveniente que el dominio del Viejo Continente esté bajo manos estadounidenses. 

Una segunda oportunidad

Quizás el principal problema de la alianza (o de EE. UU.) es que nunca pudo olvidarse de lo ocurrido durante la Guerra Fría. Por ello, pese a la intención de Rusia de acercarse a Occidente, Washington nunca terminó de aceptarla completamente. 

Por lo contrario, y pese a las promesas que le hizo a Moscú, la OTAN comenzó a expandirse hacia el Este, permitiendo que se le sumaran países que formaron parte de la URSS, como Lituania, Letonia y Estonia, o que estuvieron bajo su órbita, como Polonia, Hungría y República Checa.

Y la gota que rebasó el vaso fue el acercamiento entre la OTAN y Ucrania, el cual comenzó en la cumbre de la OTAN en Bucarest en 2008, cuando la alianza declaró que tanto Ucrania como Georgia se le unirían.

Desde ese momento, las tensiones entre Rusia y Occidente escalaron continuamente, provocando sucesos como la guerra entre Rusia y Georgia en 2008, o la anexión rusa de la península de Crimea en 2014. 

Justamente, entre los países que dudaban de la estrategia de Washington estaban Francia y Alemania quienes, conscientes de que esto podía llegar a molestar a Moscú, advertían que una posible adhesión de Ucrania podría desembocar en una nueva guerra en el Viejo Continente, algo que sí los afectaría a ellos, pero no a EE. UU. 

Así, no sería ilógico decir que la OTAN se despertó a sí misma de su "muerte cerebral" al desafiar a una Rusia que también durante mucho tiempo estuvo dormida. 

Los principales temas de la cumbre

Aunque muchas cosas son un misterio, hay una que ya es una realidad: Ucrania no se unirá a la OTAN durante la cumbre de Vilna.

La OTAN está formada por 31 miembros, entre los que se destacan EE. UU., Francia, Reino Unido, Alemania y Turquía, y tiene al Artículo 5 como su principal pilar: este establece que, si un miembro es atacado, los demás deberán salir en su defensa. Hasta ahora, este artículo solo fue activado tras los atentados contra las Torres Gemelas el 11 de septiembre de 2001. 

Por lo tanto, una posible adhesión de Ucrania automáticamente significaría una declaración de guerra a Rusia, algo a lo que pocos miembros están dispuestos. 

Justamente, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, explicó que "no creo que haya unanimidad en la OTAN sobre si incluir o no a Ucrania en la familia de la OTAN ahora, en este momento, en medio de una guerra".

Por su parte, el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, adelantó que "la membresía de Ucrania en la OTAN tendrá consecuencias muy negativas (...) será un peligro absoluto, una amenaza a nuestro país, lo que requerirá de nosotros una reacción lo suficientemente clara y firme".

El último país en unirse a la OTAN fue Finlandia, la cual comparte una frontera de más de 1.000 kilómetros con Rusia. Estonia, Lituania y Letonia también se encuentran en las puertas del país de Vladimir Putin.

Sin embargo, esto no representa una amenaza para Moscú por una simple cuestión: históricamente, ante la falta de barreras geográficas en la región, Rusia ha sido invadida por territorio ucraniano, tal como ocurrió tanto durante las guerras napoleónicas como durante la Primera y Segunda Guerra Mundial. 

Por el momento, la OTAN se ha abstenido de brindarle asistencia militar a Ucrania como bloque y deja esta tarea en manos de sus estados miembros individualmente. 

Pero uno de los objetivos de la cumbre es brindarle algún tipo de camino hacia la membresía. En este sentido, el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, adelantó que posiblemente Ucrania no tenga que cumplir totalmente con el Plan de Acción de Membresía (MAP), una lista de objetivos políticos, económicos y militares que otras naciones de Europa del Este debían cumplir antes de unirse a la alianza.

También se espera que se presenten los primeros planes de defensa elaborados por la alianza desde la Guerra Fría, que detallan cómo respondería a un ataque ruso. Estos les brindarán a las naciones información sobre cómo mejorar sus fuerzas y logística. 

Además, Washington insistirá por enésima vez para que los 31 miembros de la alianza cumplan con el objetivo de destinar el 2% de su PIB nacional en gasto militar (en 2022, solo 7 países lo hicieron). En esta línea, también se plantearán objetivos para el almacenamiento de municiones, ya que Ucrania está consumiendo proyectiles mucho más rápido de lo que los países occidentales pueden producir.

Suecia, la otra gran cuestión

El año pasado, tras la invasión rusa de Ucrania, Suecia y Finlandia solicitaron en simultáneo ser admitidas como nuevos miembros de la OTAN, poniéndoles fin a sus históricas políticas de no alineación militar.

Sin embargo, mientras que Finlandia fue aceptada en abril de este año, Suecia sigue lidiando con el "no" de Turquía (es necesario el visto bueno de los 31 miembros para integrarse).

Turquía, país que se unió a la OTAN en 1952, es el único miembro musulmán de la alianza y posee el segundo ejército más grande, solo por detrás de Estados Unidos. Pero su presidente, Recep Tayyip Erdogan, se ha estado negando a aceptar la membresía sueca, ya que considera que este país apoya a grupos terroristas kurdos. 

De todas formas, en un movimiento inesperado, este lunes Erdogan sugirió que aceptaría la membresía sueca si la Unión Europea abre el camino para la adhesión de Ankara al bloque comunitario.

"Hago un llamado desde aquí a estos países que están haciendo esperar a Turquía en la puerta de la Unión Europea durante más de 50 años. Primero, ven y abre el camino a Turquía en la Unión Europea y luego abriremos el camino a Suecia, tal como lo hicimos con Finlandia", dijo Erdogan.

En plena crisis migratoria, parece difícil que los miembros del bloque europeo acepten incorporar, por primera vez en la historia, a un país abiertamente musulmán. 

A pesar de esto, se supone que Erdogan recibió alguna garantía al respecto, ya que el propio Stoltenberg confirmó que el líder turco "acordó enviar el Protocolo de Adhesión de Suecia a la Gran Asamblea Nacional tan pronto como sea posible y trabajar junto a la Asamblea para garantizar la ratificación". 

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés