El Economista - 70 años
Versión digital

mar 23 Abr

BUE 20°C
Alarma

Bill Ackman: "A este ritmo, ningún banco regional puede sobrevivir a malas noticias o malos datos"

"¿Cuántas caídas bancarias innecesarias más debemos observar?", dijo

Bill Ackman: "A este ritmo, ningún banco regional puede sobrevivir a malas noticias o malos datos"
04 mayo de 2023

La crisis en los bancos regionales sigue avanzando y ahora el foco parece ser PAC West. ($PACW). El legendario inversor Bill Ackman lanzó una dura advertencia. A continuación, lavisión que compartió en sus redes.

***

El sistema bancario regional está en riesgo. El mal fin de semana de los depositantes de Silicon Valley Bank despertó a los depositantes sin seguro en todas partes. El rápido aumento de las tasas perjudicó los activos y drenó los depósitos. Excluir a cero a los accionistas y tenedores de bonos aumentó enormemente el costo de capital de los bancos. Se avecinan pérdidas en el real-estate comercial. Mientras tanto, hay alternativas de mayor rendimiento y más fáciles de usar como Apple.

La falta de actualización y ampliación del régimen de seguros de la Corporación Federal de Seguros de Depósito (FDIC) ha clavado más clavos en el ataúd. El First Republic Bank no habría fracasado si la FDIC garantizaba temporalmente los depósitos mientras se creaba un nuevo régimen de garantía. En cambio, vemos caer las fichas de dominó a un gran costo sistémico y económico.

La banca es un juego de confianza. A este ritmo, ningún banco regional puede sobrevivir a malas noticias o malos datos, ya que inevitablemente sigue una caída en el precio de las acciones, se retiran depósitos asegurados y no asegurados y 'buscar alternativas estratégicas' significa un cierre de la FDIC durante el próximo fin de semana. Y no hay incentivo para ofertar hasta el domingo después del fracaso.

Los GSIB (bancos globales de importancia sitémica) tienen una ventaja competitiva injusta, ya que demasiado grandes para quebrar significa que solo sus depositantes no asegurados pueden dormir tranquilos. 

Hasta que se nivele el campo de juego, los bancos regionales corren un grave riesgo.

La confianza en una institución financiera se construye durante décadas y se destruye en días. A medida que cae cada dominó, el siguiente banco más débil comienza a tambalearse. Hasta que los inversionistas sean recompensados por apostar en un banco tambaleante, no habrá oferta y la mejor venta es el último precio. Nos estamos quedando sin tiempo para solucionar este problema. 

¿Cuántas quiebras bancarias innecesarias más debemos observar antes de la FDIC, el Tesoro de Estados Unidos y nuestro Gobierno despierten? Necesitamos un régimen de garantía de depósitos en todo el sistema ahora.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés