El Economista - 70 años
Versión digital

jue 13 Jun

BUE 21°C
Inminente anuncio

Biden se prepara para posible fallo de la Corte en contra del aborto

Se filtró un documento de la Corte Suprema de Estados Unidos que anticipa que los jueces anularían el aborto legal en todo el país

62712a13a1b85__780x420
62712a13a1b85__780x420
04 mayo de 2022

La política norteamericana está que arde. En un hecho sin precedentes, se filtró un documento de la Corte Suprema que adelanta que 5 de sus 9 magistrados estarían a favor de anular el aborto legal en todo el país. 

Específicamente, el máximo tribunal estaría dispuesto a invalidar el precedente legal establecido por el caso Roe contra Wade.

Dicho caso sucedió en 1973, cuando Jane Roe, una mujer de Texas embarazada que no podía abortar según la ley estatal, argumentó ante la Corte Suprema que no podía viajar a otro territorio en donde sí era legal dicho procedimiento, por lo que Texas infringía sus derechos constitucionales. 

En ese momento, por una mayoría de siete a dos, la Corte decidió que los estados tenían la obligación de garantizar el derecho al aborto de sus ciudadanos y, desde entonces, ha anulado sistemáticamente las prohibiciones del aborto antes del “límite de la viabilidad fetal”, entre las 22 y 24 semanas de embarazo. 

Sin embargo, todo cambió desde la presidencia de Donald Trump, quien, en otro hecho sin precedentes, logró que se nombraran a tres jueces conservadores (Neil Gorsuch, Brett Kavanaugh y Amy Coney Barrett), logrando que seis de los nueve magistrados representen a esta ideología. 

Así, desde ese momento, los estados más conservadores han aprobado varias leyes anti-aborto, conscientes de que serían anuladas en los tribunales de apelación a través del caso Roe versus Wade. 

Como se esperaba, esto sucedió, como es el caso de una ley de Misisipi que llegó al tribunal más alto norteamericano y les permitió a los representantes legales del estado solicitar la anulación del precedente ya mencionado. 

Aunque aún faltaban varias semanas para que la decisión se diera a conocer, la filtración de un borrador del magistrado Samuel Alito reveló que una mayoría de la Corte considera que “el derecho al aborto no está profundamente arraigado en la historia y las tradiciones de la nación”.

Los ya mencionados Gorsuch, Kavanaugh y Coney Barrett, más Clarence Thomas, apoyarían la visión de Alito. 

Únicamente los nueves jueces y sus ayudantes tenían acceso al borrador, por lo que se cree que la filtración busca que los diversos grupos pro aborto salgan a las calles para reclamar y presionar.  

SCOTUSblog, cuenta oficial de la Corte Suprema, consideró que “es imposible explicar el terremoto que esto causará dentro de la Corte, en términos de la destrucción de la confianza entre los jueces (…) esta filtración es el pecado más grave e imperdonable de la historia”. 

Si esto se concreta, el aborto no se volvería ilegal, pero sí se le pondría fin a la obligación de los estados de garantizar este derecho, lo que les permitiría aprobar legislación local para limitarlo significativamente. 

Se calcula que 24 de los 50 estados limitarían sustancialmente el derecho a la interrupción del embarazo, lo que provocaría que las mujeres de esos territorios tengan que viajar hasta otros para poder hacerlo de forma legal, creando evidentes desigualdades entre las que pueden trasladarse y las que no. 

Por supuesto, toda el ala demócrata se puso automáticamente manos a la obra para intentar revertir el inminente fallo.

El senador Bernie Sanders, uno de los mayores representantes de la izquierda, consideró que “el Congreso debe aprobar una legislación que codifique Roe vs. Wade como ley en este país ya mismo”.

Y fue el mismísimo presidente Joe Biden quien dijo que "estaremos listos cuando se emita cualquier fallo".

"El derecho de la mujer a elegir es fundamental y Roe contra Wade está vigente durante casi cincuenta años, y la justicia básica y la estabilidad de nuestra ley exigen que no se anule", agregó.

Por otra parte, fue más allá y alertó que, si el máximo tribunal efectivamente anula dicha jurisprudencia, "corresponderá a los funcionarios electos de nuestra nación en todos los niveles de gobierno proteger el derecho de la mujer a elegir. Y recaerá en los votantes elegir a los funcionarios a favor del derecho a decidir este noviembre".

Actualmente, el Senado está compuesto por 50 demócratas y 50 republicanos. Teniendo en cuenta que la decisión de la Corte se conocerá unos meses antes de las elecciones de medio término en Estados Unidos, la misma podría ser trascendental para inclinar la balanza que, actualmente, favorece al Grand Old Party (GOP).

En esta nota

LEÉ TAMBIÉN


Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés