Un paso hacia una mejor comunicación

Sturzenegger presentó el último informe y profundizó sobre el contexto global, la actividad e inflación.

13-05-2016
Compartir

por Santiago Lilo

En muchos países desarrollados los bancos centrales presenten una vez por trimestre o cuatrimestre un informe de inflación. Este es el camino que parece haber decidido tomar Federico Sturzennegger, presidente del BCRA, para generar credibilidad en su política: en el día de ayer se presentó el Informe de Política Monetaria de mayo. “No lo llamaremos informe de inflación porque ya no va a haber más inflación en un futuro cercano”, aclaró el funcionario.

Contexto internacional

Uno de los ejes principales en el que se hizo hincapié en la presentación es el contexto internacional que rodea al país. En este sentido, Sturzenegger aseguró que se está atravesando “el peor momento del crecimiento de los principales socios comerciales del país”. En el caso de Brasil, los datos proyectados por el BCRA muestran un estancamiento de su PIB en el primer cuatrimestre de este año. “Esto influye mucho a la economía local”, resaltó.

En contrapartida, Sturzenegger reconoció que el contexto financiero internacional puede favorecer a la inversión en el país. Las tasas de las principales economías se mantienen en niveles bajos y esto puede ser una oportunidad para que ingresen capitales. Asimismo, el funcionario destacó que se viene observando que China está cambiando los componentes del gasto, bajando sus niveles de inversión y aumentando el consumo. En términos comerciales, esto podría generar beneficios en el corto plazo.

Actividad económica

Dada la política monetaria con sesgo contractivo que implementa el BCRA desde marzo, analizar los síntomas de la actividad económica resulta relevante. En esta línea, la gestión de la entidad dio a conocer que el PIB para el primer cuatrimestre tuvo un leve crecimiento del 0,8%. “No existen grandes diferencias con respecto a otros años”, mencionó Sturzenegger, y sostuvo que “desde el 2011, con el cepo cambiario, la Argentina tiene un estancamiento económico”.

En cuánto al empleo, el funcionario enfatizó que faltan estadísticas del mercado del trabajo como la Encuesta Permanente de Hogares (EPH), que son significativas y “ninguna consultora privada las puede sustituir”. Por este motivo, el BCRA utiliza solamente las del empleo privado registrado, que muestra un claro estancamiento en los primeros meses del año.

Para las proyecciones del PIB a futuro, Sturzenegger aseguró que “la baja del impuesto inflacionario será un elemento fundamental para que repunte el consumo”, uno de las variables más predominantes para la medición del Producto.

Precios

Luego de haber recibido los números de inflación, general y core de CABA correspondiente al mes de abril, el presidente del BCRA se mostró optimista. Aclaró que una inflación subyacente en 2,8% es un buen indicio dado los reacomodamientos de precios realizados en los primeros meses, y que las expectativas de precios subyacentes en los próximos meses se mantienen fijas: 2,7% para mayo, 2% en junio y 1,7% en julio. A su vez, Sturzenegger aludió al hecho de que en algunos sectores del índice como los “alimentos y bebidas” registran un aumento de 1,8%.

Por otra parte, el funcionario explicó los bajos efectos que tuvo el pass-through, traslado de los movimientos del tipo de cambio a los precios, fue baja en respecto al ajuste realizado en enero del 2014. En ese año, según los datos del BCRA, el pass-through fue del 67%, mientras que en enero de este año estuvo cerca del 21%.

Suba de encajes

No faltó tocar el tema sobre la noticia que circuló en los últimos días acerca de un posible aumento de los encajes bancarios. “No quiero ni desmentirlo ni confirmarlo. Los encajes es otra herramienta más que tiene el BCRA en su política monetaria, así que puede ser que en algún momento utilicemos esa opción”, dijo Sturzenegger.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés