El Economista - 70 años
Versión digital

sab 24 Feb

BUE 22°C
Panorama

Todos defienden su quinta y el mercado se resiente

La reforma que impulsa el Presidente Milei encuentra trabas por todas partes y los inversores temen por un mes caliente.

El ala laboral de la Justicia aceptó la traba interpuesta por la CGT al DNU de Milei
El ala laboral de la Justicia aceptó la traba interpuesta por la CGT al DNU de Milei EE
Luis Varela 02 enero de 2024

Sin que numerosos sectores que quieren mantener vigentes sus kioscos entiendan la gravedad de lo que está pasando con la economía argentina, el mercado local volvió a experimentar una nueva rueda negativa, con los dólares de la gente que tiene que pagar cuentas a la baja, pero con el dólar fuga en alza, con debilidad en los bonos, riesgo país para arriba, Bolsa porteña inmóvil y baja en bloque para los ADR argentinos que cotizan en Nueva York

Mientras el ala laboral de la Justicia aceptó la traba interpuesta por la CGT al DNU de Javier Milei, y al tiempo que el Congreso está avanzando en cámara lenta con el proyecto de "ley tren" para desregular la economía, varias consultoras informaron que la inflación de diciembre estuvo arriba del 23% mensual, por lo que la variación de todo el 2023 estuvo por encima del 204%, lo cual significa que los precios directamente se triplicaron. Y lo que sucedió con los alimentos fue todavía peor, lo cual castiga a los más pobres y hace caer a más argentinos en un cono de sombras.

Las medidas de shock aplicadas por el ministro de Economía Luis Caputo fueron calificadas en buena dirección por diversos economistas, haciendo que se esté buscando terminar con lo que motiva todo este problema: el déficit fiscal, con un Estado que gasta más de lo que recauda, termina haciendo que el Banco Central emita pesos sin parar, y ahora que las empresas ya pagaron aguinaldos y vacaciones habrá menor demanda de pesos, por lo que la tensión puede agravarse.

caputo milei inflacion
 

Mientras la Casa Rosada está negociando con diferentes sindicatos para aplacar el paro general organizado por la CGT para el 24 de enero, y al tiempo que hay dificultados para ir armando las comisiones que deberán discutir la ley ómnibus que elaboró Federico Sturzenegger, con la idea de que se vote en extraordinarias el 25 de enero, un día después del paro organizado por los sindicalistas, que estuvieron mudos cuatro años, y ahora se movilizan para cuidar sus obras sociales sindicales, el nuevo tipo de cambio exportador, que cotizó a $ 880,3, permitió que el BCRA lograra sumar dólares para sus arcas.

Puntualmente, mientras la exportación sigue liquidando, con un tipo de cambio que va perdiendo ventaja día a día, el BCRA pudo comprar US$ 89 millones en el mercado, por lo que desde que está Milei al mando ya acumula US$ 2.951 millones. Y al final del día la situación fue todavía mejor, ya que Reconquista 266 puso sumar a las reservas US$ 384 millones, en medio de un temblor cambiario mundial que debilitó a todas las monedas del mundo contra el dólar norteamericano.

De manera inesperada, mientras los grandes especuladores de Wall Street están convencidos de que la Fed bajará su tasa base dentro de dos meses, se frenó en la apertura del año la baja de las tasas largas de EE.UU.: se pagó 4,8% anual a 1 año de plazo, 3,9% a 5 años, 3,9% a 10 años y 3,9% a 30 años. Y con esa recuperación las monedas se dieron vuelta, ya que en el exterior el dólar subió contra todo: 1,3% en Brasil, 1% contra el franco suizo y la libra, 0,9% contra el euro, 0,7% en chile y Japón y 0,6% en China.

En el mercado cambiario local, mientas tanto, el dólar blue bajó $20 hasta $1.005 porque mucha gente tiene que pagar cuentas y se ve obligada a "desarmar el canuto", en tanto que el dólar Senebi no cambió y se mantuvo a $1.000, el MEP bajó $6,62  hasta $990,10, pero el contado con liquidación saltó $18,92 hasta $997,01. Por lo que la brecha entre el blue y el oficial fue del 18% y la del CCL con el mayorista fue del 23%.

La potente inflación, que está mostrando algunos sectores un poco más aplacados desde hace unos días, y los malos datos sobre nivel de actividad, hicieron que el interés por los titulos públicos argentinos declinara. Así, con poco volumen, los bonos argentinos bajaron otro 0,8% y el riesgo país subió 32 unidades hasta 1.938 puntos básicos, por lo que luego de haberse achicado hasta casi 1.700 puntos, Milei vuelve a tener un riesgo similar al que tenía Sergio Massa.

La inflación fue 24,7%, según Ecolatina
La inflación fue 24,7%, según Ecolatina

Tensiones geopolíticas están complicando los negocios con materias primas. Se espera que los grandes bloques económicos sigan desacelerando y en consecuencia los negocios con acciones están apichonados. Así hubo cierre mixto en la bolsa de Nueva York: con suba del 0,1% para el Dow, baja del 0,6% para el S&P y caída del 1,6% para el Nasdaq. En tanto que la Bolsa de San Pablo bajó 1,3% y la de México cedió 0,8%.

A nivel local la cosa tampoco fue positiva. Con $18.714 millones operados en acciones y $18.092 millones en Cedears, la bolsa de Buenos Aires terminó sin cambios. Y los ADR argentinos en Nueva York mostraron mayoría de bajas: hubo suba del 2% para Edenor pero luego bajas en bloque del 1% al 4,5% para Despegar, YPF, Francés, Supervielle, Central Puerto, Pampa E, Mercado Libre, Cresud, Macro, IRSA, Loma Negra y Galicia

En realidad lo que empieza a ganar espacio es la sensación de que los grandes bancos centrales del mundo tendrán problemas para seguir manteniendo todo bajo control en 2024. Eso determinó que el petróleo bajara 1,7%, los metales preciosos estuvieron débiles, los metales básicos también estuvieron hacia abajo, hubo una durísima baja para los granos tanto en Chicago como en Rosario. Y el refugio estrella por excelencia en este momento incierto sigue siendo el Bitcoin, que saltó 6,8%, con tendencia mucho más tranquila en el resto de las criptomonedas: muchos inversores quieren salir de los sistemas financieros y del alcance de las garras de los fiscos, por lo menos hasta ver qué pasa en los próximos meses.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de El Economista (@eleconomistadiario)

Un gran temor es que se repita el tobogán del año 2000. Así como en 2023 las empresas tecnológicas vinculadas a la inteligencia artificial llegaron a tener subas astronómicas, en algunos casos superiores al 100% en dólares, en estos días ese tipo de compañías se multiplican como pulgas con patas cortas. Gracias a eso el Nasdaq anotó en 2023 la mayor suba desde 1999, año en el que todo brilló por la naciente moda de las "punto com". En el año 2000, cuando todos percibieron que había tantas "punto com" como puntos en una recta, se produjo una caída de proporciones. Y muchos temen que este año ocurra lo mismo.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés