El dólar abandonó el impasse cambiario

Todo “stand by” por temor a Omicron y a suba de tasas

Con los mercados internacionales orientados a la baja, el local se colocó en un impasse

merval-bolsa
Luis Varela Luis Varela 15-12-2021
Compartir

Después de varias ruedas gobernadas por la necesidad de pesos de las empresas para pagar bienes personales, aguinaldos y vacaciones, el mercado argentino abandonó el impasse cambiario y si bien hubo bajas leves en los dólares financieros libres, el dólar blue repuntó y la dirección de los títulos (acciones y bonos) se colocó en un stand by, con los inversores atentos al rebrote que está mostrando nuevamente el Covid-19.

Si bien Argentina está, por cuestiones estacionales, lejos de las muertes que se están registrando en el hemisferio norte, ayer se registró a nivel local en Covid la peor foto de los últimos cien días, con 34 muertos y nada menos que 4.555 nuevos contagios detectados. Y esa mala noticia opacó una gran celebración en Casa Rosada, ya que el Indec midió para noviembre una inflación menor a la esperada: 2,5% mensual, 45,4% en lo que va del año y 51,1% en los últimos doce meses.

Frente a esta advertencia del virus y a esta menor presión inflacionaria, los títulos argentinos reaccionaron con un mínimo repunte, con un volumen de negocios algo mayor al de los últimos días, por lo que el riesgo país logró bajar 3 unidades, colocándose en 1.694 puntos básicos, un nivel todavía descomunal en comparación a los países vecinos, muy en línea con una inflación mensual que en el grueso de los países del mundo no se llega a anotar en todo un año.

Sin embargo, donde los precios mayoristas rompieron el termómetro fue en Estados Unidos, ya que ayer se conoció que en noviembre los precios de producción norteamericanos subieron un 9,6% en el año, lo cual enciende las alarmas, en un momento en el que ayer la Reserva Federal inició su reunión  de dos días y se espera que hoy su titular Jerome Powell confirme que habrá una tapering más acelerado y que posiblemente en 2022 no haya una sino dos subas en las tasas cortas.

Tasas  e inflación

Paradójicamente, como los inversores creen que finalmente la suba de las tasas de la Fed terminarán aplastando el proceso inflacionario, ayer se concretó otra suba global del dólar contra casi todas las monedas del mundo, al tiempo que las tasas largas de los bonos del tesoro de Estados Unidos están colocadas en 1,23% anual a 5 años, 1,44% a 10 años y 1,82% a 30 años.

Así, en el exterior el dólar subió 1,2% en México, 0,6% en Brasil, 0,2% contra el euro y en Chile y 0,1% en Japón y sólo bajó 0,1% contra la libra. Mientras que a nivel local hubo cierta preocupación porque los dólares financieros cedieron apenas, pero el blue repuntó un peso hasta 196,50 pesos, pero con tres señales de alerta: el Banco Central volvió a sumar deuda al colocar otros $ 281,149 millones en Leliq, perdió reservas por US$ 29 millones y en la revancha de la colocación de deuda Guzmán logró conseguir apenas siete ofertas, captando otros 4.912 millones de pesos, casi todo logrado en letras a descuento a 90 días vista.

Las bolsas para abajo

Esta amenaza de tapering (recorte de estímulo vía compra de bonos) y probable suba de tasa de interés, más un aumento importante en los contagios y las muertes en territorio norteamericano, ya con la población sufriendo la nueva cepa Omicron, que está castigando duramente a Europa, determinaron que la Bolsa de Nueva York, y casi todas las bolsas del planeta tuvieran ayer un martes en rojo.

Luego de bajas consistentes en las bolsas de Asia y Europa, Wall Street anotó ayer un descenso promedio del 0,7%, con el índice tecnológico Nasdaq otra vez como el peor de todos. Al tiempo que la Bolsa de San Pablo también estuvo con un descenso del 0,6% pero la de México pudo repuntar 1,6%.

A nivel local, con $1.117 millones operados en acciones y $3.090 millones en Cedears, la Bolsa de Buenos Aires repuntó 0,3%, mientras que los ADR argentinos en Nueva York terminaron mixtos, con Macro y Galicia anotando los mayores repuntes, con Cresud y las dos IRSA acusando las mayores bajas del día.

Más allá de todo esto, la preocupación más grande que está creciendo en los mercados latinoamericanos es que con el tapering y con la amenaza de suba de tasas de interés en EE.UU., más el miedo a Omicron, está formándose un clima bajista en las commodities, que son la principal fuente de ingresos de la región: ayer bajó el petróleo, también declinaron los metales básicos, los granos estuvieron sostenidos, los metales preciosos actuaron débiles y hubo un freno en la debilidad de las criptomonedas, a pesar de que los expertos les pronostican problemas si la tasa de la Fed sube antes de lo esperado.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés