El Economista - 70 años
Versión digital

lun 05 Dic

BUE 33°C
Versión digital

lun 05 Dic

BUE 33°C
Rojo

Se escurren los dólares y crece el temor de que no puedan evitar una devaluación desordenada

La preocupación es, además, que la sequía se profundice y haga que sea más difícil sostener el esquema actual donde el Gobierno se niega a devaluar

En lo que va de noviembre, el BCRA ya está US$ 700 millones abajo en su intervención
En lo que va de noviembre, el BCRA ya está US$ 700 millones abajo en su intervención
Leandro Gabin Leandro Gabin 11-11-2022
Compartir

Crece el nerviosismo en el mercado financiero por la pérdida de reservas del Banco Central. En lo que va de noviembre ya está US$ 700 millones abajo en su intervención y a eso se le suma el rojo de US$ 500 millones de octubre. Sólo en septiembre, por el "dólar soja", adquirió US$ 5.000 millones, pero previamente en agosto y julio también había tenido que vender divisas. 

El "veranito" de la megaliquidación ya pasó y ahora el equipo económico tiene que ver como transitar los próximos meses, que prometen ser igualmente de desafiantes. Los números siguen siendo acuciantes en el dilema de Sergio Massa es cómo evitar que el mercado no le apueste a que habrá sí o sí una devaluación el año próximo por quedarse sin respaldo en el Banco Central.

 "La situación adquiere especial relevancia por la crisis de sector externo que nuestra economía enfrenta con un nivel de reservas crítico que no llegan a cubrir lo que representaría 1 mes de importaciones normales", enfatizó un informe de Mecronomic. 

Debido a eso es que el gabinete económico viene imponiendo restricciones a las importaciones como modo de paliar la salida de reservas y de "cuidar" los dólares acumulados gracias a la liquidación anticipada del stock sojero. 

"Los intentos de Massa para cerrar todos los posibles canales de fuga de divisas, mediante controles aduaneros sobre sub o sobrefacturación de exportaciones e importaciones, así como el cambio de sistema de administración de las autorizaciones para importar, no han impedido que continúe el goteo de pérdida de reservas, el que llegó a US$ 800 millones en los últimos 20 días", dice la consultora.

La intuición en el mercado financiero es que el Gobierno deberá recurrir a la obtención de mayores desembolsos de divisas por parte de los organismos internacionales para intentar "atravesar" el puente hasta la realización de PASO. 

"El Banco Central no tiene más dólares", advirtió Martín Redrado en TN. El expresidente del BCRA afirmó que las empresas necesitan US$ 6.000 millones por mes por importaciones y hoy las reservas netas son US$ 4.000 millones. "Los propios números hablan por sí mismos: es menos de un mes de lo que se necesita", puntualizó. 

"Se está liquidando muy poco -US$ 60 millones- con lo cual no alcanza y esto es una dinámica preocupante porque estás caminando por un angosto desfiladero y de un lado tenés la recesión y del otro lado tenés alta inflación", agregó Redrado, un economista con buena llegada al ministro Massa. 

La preocupación es, además, que la sequía se profundice y eso haga que sea más difícil sostener el esquema actual donde el Gobierno se niega a devaluar, y avanza en acuerdos puntuales y por tiempo limitado para que algunos sectores liquiden a un valor del dólar más conveniente. ¿Serán válidos esos parches el año que viene en medio de las tensiones electorales?

Marcos Buscaglia, el director de Alberdi Partners, dice que las reservas caen porque este es un tipo de cambio híper apreciado. 

"Estamos veintipico por ciento más que nuestro promedio histórico", sostuvo en un webinar de GMA Capital."En las crisis el tipo de cambio es un amortiguador. Como no lo dejan a Massa intervenir sobre el tipo de cambio, aceleran el crawling peg después de meses que no superaba la inflación. Acumula un atraso muy importante el dólar oficial por eso se ponen múltiples tipo de cambio y racionamiento cuantitativo. El problema es que frenas las importaciones. Cuando cortás importaciones, cortás producción", alertó el economista que cree que el Gobierno se verá forzado a devaluar el año que viene porque no tendrá dólares. "Viendo como funcionan, no creo que devalúen. No los veo haciéndolo voluntariamente, lo harán cuando no tengan más dólares", sostuvo.

Así las cosas, no hay magia para el BCRA y Economía. El temor es que por no hacer un salto del tipo de cambio programado, haya que hacerlo en forma desordenada. Ambas es lo que quiere evitar Massa, la gran pregunta es si podrá. 

Por lo pronto, en el cortísimo plazo, Massa avisó que de acá a fin de año esperan nuevos desembolsos del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) por US$ 1.200 millones. No lo dice en público pero se sospecha que tiene algún préstamo adicional para pasar el verano y llegar hasta marzo y abril con algo de aire que le permita esperar que empiece a liquidarse la cosecha. "No van a faltar dólares", aseguró el ministro. Creer o reventar. 

 

En esta nota

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés