El Economista - 70 años
Versión digital

sab 16 Oct

BUE 18°C

Versión digital

sab 16 Oct

BUE 18°C

Por las tarifas, creció el IPC GBA esperado para marzo y abril

03-03-2017
Compartir

por Mariano Cúparo Ortíz

El Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM), que realiza el BCRA todos los meses sigue dando malas noticias a la autoridad monetaria, en materia de expectativas inflacionarias, que aún no se alinean con las metas que se planteó para el 2017. La inflación esperada tanto por el promedio como por la mediana de los 55 analistas consultados para la totalidad del año sigue siendo de 20,8%, aun muy encima del 12-17% que se planteó el BCRA. Pero además creció la expectativa inflacionaria para los próximos meses.

Más inflación

De esa manera, el promedio del consenso de especialistas prevé que en marzo el IPC GBA será de 1,9%, es decir 0,2 puntos por encima de lo que esperaban hasta el mes pasado, antes de que se anunciara el ajuste en las tarifas (para la mediana la expectativa creció 0,1 puntos y llegó a 1,8%). En rigor, el segundo tramo del incremento de tarifas a la energía eléctrica aplicará a partir del 1ro. de marzo y a eso se le sumará el de las escuelas. Como el tarifazo fue anunciado por el ministro de Energía, Juan José Aranguren, sobre el cierre del anterior REM, era esperable que las expectativas crecieran para el de febrero.

Por su parte, la inflación esperada para abril también mostró un incremento de 0,2 puntos tanto según el promedio como según la mediana de los encuestados. Así, según el promedio de los 55 especialistas de la city consultados, el IPC GBA de abril será de 2,1% (para la mediana será de 2%). En ese caso, la particularidad que impulsa a la inflación esperada de abril alza es el incremento que se comenzará a aplicar en las facturas de gas.

Como se dijo, esta mayor previsión de incrementos de corto plazo no implicó un expectativa inflacionaria mayor para la totalidad del 2017. Pero la esperada para el 2018 sí creció y se alejó aun más de esas metas. De hecho, en 2018 el BCRA comprometió una meta de 8-12% y el REM de febrero previó una de 14,9%. Es decir, 0,3 puntos por encima de lo que señalaba el mes pasado. Para el 2019, si bien se espera una inflación 0,1 puntos menor a la que se esperaba en enero, aun está por encima de las metas de 3,5-6,5% y quedó en 9,5%.

Otro dato importante es que la núcleo esperada para el 2017 mostró un crecimiento de 0,2 puntos respecto a lo que se esperaba en enero, según el promedio de los encuestados. Ahora consideran que la núcleo del IPC GBA será de 18,7%.

Esperan más tasa Y, tal como resultaba esperable, ante los incrementos de la inflación esperada, los especialistas de la city también esperan que la política monetaria del BCRA sea más rigurosa que lo que venían vaticinando hasta ahora. De hecho, según la mediana de los encuestados, que antes esperaban una tasa de pases a 7 días en 23,9% para la última decisión de política monetaria de marzo, ahora la tasa permanecería igual o incluso crecería a lo largo del mes, llegando a 24,8% (esperan una tasa 0,9 puntos por encima de la que esperaban hace un mes).

Algo similar ocurriría en abril, según los especialistas. La tasa cerraría ese mes en 24,3%, es decir 0,8 puntos por encima de lo que esperaban el mes pasado. Para fines de 2017 la perspectiva acerca de la actitud del BCRA, no muestra modificaciones y el año cerraría con una tasa nominal de 20%.

Dólar más atrasado

Otra consecuencia esperada de esta cadena de causalidades sería un tipo de cambio más apreciado (tarifazo-inflación-BCRA contractivo- atraso cambiario), tal como destacó ayer el director socio de Consultora Ledesma, Gabriel Caamaño Gómez. Y eso mismo demostraron esperar los especialistas consultados por el REM. Según el promedio, el tipo de cambio cerraría marzo en $ 15,90 (en enero esperaban que cerrara el mes en $ 16,40). Abril, en cambio, cerraría en $ 16,10 (esperaban $ 16,50 en enero). Mayo por su parte tendría un dólar a $ 16,20 (antes era $16,70). Con todo, el 2017 cerraría a $ 17,90. Es decir 40 centavos menos de lo que se esperaba previamente.

Fe en Nicolás

Mientras que las expectativas de crecimiento del PIB para el 2017 permanecen intactas en 3%, las del 2018 en 3,2% y las de 2019 en 3,5%, lo que sí demostró una variación optimista de las expectativas fue el déficit fiscal esperado. Para el promedio de los encuestados el de 2017 llegará a $ 431.400 M. Es decir, casi $ 15.000 M menos de lo que se esperaba hasta el mes pasado.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés