El Economista - 70 años
Versión digital

mie 12 Jun

BUE 19°C
Clave

Massa espera que el canje logre el 70% de aceptación (pero no elimina riesgo cambiario electoral)

Las entidades le dijeron a Massa que los grandes jugadores privados entrarán con 60-80% de sus tenencias

Massa y los bancos pusieron una bomba en la pared de vecimientos
Massa y los bancos pusieron una bomba en la pared de vecimientos
Leandro Gabin 06 marzo de 2023

Finalmente el Ministerio de Economía lanzó el canje de deuda en pesos para surfear los nubarrones que traía el calendario electoral y la idea de que el mercado le estaba corriendo el arco y no financiaba más allá del cortísimo plazo. 

En los bancos y en Economía estiman que el nivel de aceptación podría rondar el 70% a nivel general y las entidades le dijeron a Sergio Massa que los grandes jugadores privados entrarán con aproximadamente el 60-80% de sus tenencias.

Teniendo en cuenta que los bancos privados tienen el 20% de los vencimientos que se canjean, y aportarán bastante a la operación, se cree que sumarán algo así como 14 puntos al canje general. Después se estima que el 50% se explicará por la tenencia y aceptación a la operación de bancos públicos.

"Va a ser un buen número. Lo que queda son las tenencias de los Fondos Comunes que no pueden estar tan largos y necesitan liquidez. Y después tenés dando vueltas otros inversores que tampoco entrarán. Pero en general el nivel de aceptación estará entre 60% y 75%", resumió un banquero que participó de la reunión en Economía. 

Massa, en la reunión con los banqueros, admitió que atacar los vencimientos de la deuda en pesos era la gran incógnita que tenía el Fondo Monetario Internacional con la Argentina para este 2023. El ministro llegó a contar que "en una reunión de noviembre pasado, al Fondo no le preocupaba el cumplimiento de las metas de reservas, del superávit, sino estaban preocupados por la deuda en pesos". 

Massa señaló que esta medida es "una señal" hacia Washington para despejar uno (no el único) de los temores que desencadenan crisis cambiarias en la Argentina. 

Los bancos dicen que el canje es positivo y que Juntos por el Cambio "hizo mal en meter ruido" porque la operación es positiva. "Queda un 2023 limpito y en el segundo semestre irán por deudas intrasector público, que explican el 85% de los vencimientos", comentó la fuente. 

Massa adelantó que el canje intrasector público será más largo que el de los privados: será a partir del 2026-2027. 

De todas formas, en el sector financiero aseguran que el canje no deja de ser un "parche" más para llegar hasta diciembre. "No ataca el resto de los problemas, está claro. Tampoco despeja un escenario de stress cambiario porque sólo ataca uno de los canales por donde podría venir una corrida, que son los bonos. Pero el resto está ahí y es muy prematuro para decir que la brecha en estos niveles no tiene más para subir", señala un banquero.

En las entidades alertan que la sequía de dólares y el riesgo electoral es lo suficientemente "disruptivo" para poder generar tensiones cambiarias en los dólares alternativos. 

Si bien en términos históricos el CCL está "carísimo", dice este gerente de un banco privado que participó en la reunión, "no descarto que por la volatilidad electoral la brecha se vaya a 150% y después baje en torno al 95%"

"Esa volatilidad va a generar que después de tocar esos picos, sea conveniente vender dólares, porque no se va a quedar mucho tiempo tan arriba. Pero no tengo duda que esta brecha no es la que vamos a ver parajo durante el año", acotó. 

En esta nota

LEÉ TAMBIÉN


Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés