El Economista - 70 años
Versión digital

lun 15 Ago

BUE 19°C
Versión digital

lun 15 Ago

BUE 19°C
Informe de LCG

Los plazos fijos minoristas se contrajeron 2,5% mensual en julio

Por la incertidumbre, hubo una contracción tanto en las colocaciones mayoristas como minoristas (-0,1% y -2,5%, respectivamente)

El impacto de la incertidumbre política se hizo notar en el mes de julio
El impacto de la incertidumbre política se hizo notar en el mes de julio
03-08-2022
Compartir

En el mes de julio los depósitos en pesos crecieron a una tasa marginal del 0,8% mensual en términos reales (8,9% nominal) y en términos anuales acumulan 10 meses consecutivos de crecimiento real (+2,6% interanual en julio), según un informe de LCG.

Al interior, los depósitos a la vista crecieron solo 0,8% mensual real, explicado por un aumento del 2,4% mensual real de las cajas de ahorro, mientras que las cuentas corrientes se contrajeron por segundo mes consecutivo (-1,1% mensual real).

screenshot_34
 

Por su parte, los plazos fijos cayeron por segunda vez en el año (-0,6% mensual real), observándose una contracción tanto en las colocaciones mayoristas como minoristas (-0,1% y -2,5% mensual real, respectivamente). 

La incertidumbre política debido a los cambios en el gabinete nacional y reflejada en las últimas semanas con un desarme de las colocaciones de títulos en pesos, la suba de los dólares libres y una inflación estimada de aproximadamente 8% tuvo también correlato en este tipo de colocaciones.

“Reafirmando este análisis, se observó la menor tasa de crecimiento del año en los ajustables UVA, con un aumento marginal del 0,2% real, desacelerando 4,1 puntos porcentuales respecto a la dinámica del mes de junio. No obstante, en la comparación anual crecen a una tasa promedio del 19% anual real respecto a los primeros 7 meses de 2021. Las colocaciones mayoristas fueron las impulsoras de la contracción en el último mes (-4,6% mensual real)”, afirmó la consultora.

La desaceleración y contracción de estos instrumentos se pueden explicar de acuerdo a la rentabilidad. Según el economista Matías De Luca de LCG, si invertías $100.000 el 29 de abril y retirabas tu inversión el 29 de julio, los rendimientos hubieran sido los siguientes:

  • En un plazo fijo tradicional: $112.334 (12,3% de ganancia)
  • En un plazo fijo UVA: $119.500 (19,5% de ganancia)
  • Si compraste dólar blue y lo vendiste: $140.000 (40% de ganancia)

“Todo esto habría que compararlo contra el 19,5% de inflación acumulada en esos meses o el 45% de aumento del dólar blue”, explicó De Luca.

Préstamos

Con respecto a los préstamos en pesos, luego del crecimiento observado en junio (+1% mensual real), volvieron a contraerse (-2,1% mensual real).

En tanto, los préstamos a las empresas volvieron a caer luego de 3 meses de crecimiento (-0,6% real; 2,3 puntos porcentuales respecto a junio).

Los créditos al consumo cayeron 3,5% mensual real (-6,2% anual real), la mayor contracción desde septiembre de 2019. Al interior se observaron dinámicas negativas tanto en los préstamos personales como en los financiamientos a las tarjetas de crédito (-4,2% mensual real y -3,2% m/m real, respectivamente).

Los préstamos con garantía real se contrajeron un 2% mensual real. En este caso, la dinámica estuvo impulsada por los créditos hipotecarios, los cuales cayeron 4,1% en términos reales, mientras que los prendarios se mantuvieron sin variaciones.

Se fueron más dólares

LCG señala que el impacto de la incertidumbre política se hizo notoria en el mes de julio, en el cual se observó una contracción de los depósitos en dólares del 5,8% mensual, siendo esta la mayor caída desde el mes de octubre de 2020 (-9,1% mensual).

Esto implicó una salida de US$ 901 millones en solo 30 días, lo que lleva a un total de US$ 1.111 millones en los primeros 7 meses del año, cerrando julio en US$ 14.682 millones.

Perspectivas y proyecciones

En perspectiva, los préstamos en pesos se contrajeron 8,1% en términos reales en los primeros 7 meses del año. En términos anuales crecieron sólo 0.5% en promedio respecto al mismo periodo de 2021.

“Actualmente representan sólo el 59% del nivel observado en mayo de 2018, previo a la crisis financiera y cambiaria, observándose una contracción respecto a la mejora observada en los meses de mayo y junio”, precisó el informe.

De esta manera, “en un contexto de aceleración de la inflación luego de la incorporación de mayor incertidumbre política a un escenario de por sí deteriorado, esperamos que los plazos fijos UVA retomen la dinámica que venían mostrando previo al mes de julio. De convalidarse nuevos aumentos de las tasas de interés, estos podrían motivar mayores dinámicas de las colocaciones a plazo tradicionales. La salida de los depósitos en dólares dependerá de la estabilidad política que pueda llegar a lograrse con el nuevo gabinete económico”, consideró LCG.

“En relación a los préstamos, un escenario de caída de la actividad, como la que esperamos para la segunda mitad del año, tendrá un correlato directo sobre la dinámica de créditos, sumado esto al nuevo aumento de tasas de interés que terminará por deprimir el lado de la demanda. Esperamos una retracción del stock y aumento de la morosidad, concluyó la consultora.

En relación a los préstamos, “un escenario de caída de la actividad, como la que esperamos para la segunda mitad del año, tendrá un correlato directo sobre la dinámica de créditos, sumado esto al nuevo escenario de aumento de tasas de interés que terminara por deprimir el lado de la demanda”, dijeron en LCG. “Esperamos una retracción del stock y aumento de la morosidad”, alertaron.

El impacto de la incertidumbre política se hizo notar en el mes de julio: se observó una contracción de los depósitos en dólares de 5,8%, siendo esta la mayor caída desde el mes de octubre de 2020 (-9,1%). Eso implicó una salida de US$ 901 millones en solo un mes, lo que lleva el total de 2022 a US$ 1.111 millones. En julio, cerraron en US$ 14.682 millones.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés