El Economista - 70 años
Versión digital

lun 15 Ago

BUE 18°C
Versión digital

lun 15 Ago

BUE 18°C
Alterados

Lo que aparece no convence y el mercado se dio vuelta

Los dólares rebotaron, los bonos se debilitaron, el riesgo subió y las acciones perdieron espacio frente a una masiva operación con Cedears

Sergio Massa, ante uno de sus mayores desafíos políticos
Sergio Massa, ante uno de sus mayores desafíos políticos
Luis Varela Luis Varela 02-08-2022
Compartir

En línea con las señales negativas que se habían visto el lunes, el mercado argentino volvió a mostrar ayer nuevas luces amarillas, ya que mientras el inminente ministro de Economía, Producción y Agricultura, Sergio Massa renunciaba a su banca y a la titularidad de la Cámara de Diputados, se fueron conociendo detallas que parecen indicar que este nuevo Gobierno para el último tercio del mandato de Alberto tendrá más de lo mismo, sin abordar las decisiones que deben tomarse para salir del presente atolladero.

A lo largo del día, con Massa yendo de aquí para allá, se fueron conociendo nombres de la gente que lo irá acompañando en diferentes puestos clave. Y a excepción de Daniel Marx, que actuará ad honorem y en una especie de comité lateral de deuda, los funcionarios que fueron ocupando las hipotéticas designaciones o no sorprendieron o no parecieron de primera línea: "No parece ser gente apta para dar vuelta el caos en el que nos encontramos, seguirán intentando tomar deuda e ir aguantando, por lo que esto huele a llegar a la elección sin ajustar, con la ilusión de competir en la elección de 2023".

Desde temprano, en rumores que no fueron confirmados ni desmentidos, se deslizó que los pasos iniciales tienen la intención de cobrarle un adelanto del impuesto a las ganancias a unas 2.000 empresas grandes, como idea para conseguir un puente de financiamiento hasta septiembre. Y también se dijo algo en lo que nadie del sector financiero cree posible que es conseguir financiamiento fresco en el exterior.

Lo concreto es que todas las señales que vienen mostrando los funcionarios que arriban a esta nueva etapa del Poder Ejecutivo no cayeron bien ayer en el mercado local, por lo que los dólares libres anotaron un fuerte rebote, con un repunte de $9 para el dólar blue, mientras los bonos argentinos volvieron a ceder, el riesgo país volvió a repuntar, nada extraordinario, 18 unidades, pero regresando a 2.412 puntos básicos. Pero quizás lo más remarcable es que las acciones también estuvieron flojas y con un dato contundente: el volumen operado en papeles extranjeros (Cedears) fue seis veces más grande que el negociado en acciones locales. Lo cual indica que el tamaño en el que quedó Argentina se achicó. 

Por supuesto, todos estos movimientos son puramente coyunturales ya que recién hoy se conocerán algunas de las medidas que lanzará el flamante ministro Sergio Massa y allí se verá si muestra alguna decisión concreta de intentar arreglar las cosas, aún a costa de perder más capital político, pero con la idea cierta de mejorar el país y orientar su propia actuación a querer transformarse en un verdadero hombre de Estado, si es que pretenden ser candidato presidencial por el Frente de Todos para 2023, a pesar de tener en las encuestas actuales un nivel de aprobación de apenas 18 puntos, inferior incluso a nivel que tienen Alberto y Cristina. 

También es cierto que ayer quedaron liberados todos los que pueden comprar los US$ 200 con la apertura del mes. Y de igual modo la gente empezó a tener más o menos una idea de cuánto dinero necesitará para cubrir gastos en pesos y saber si le sobrará dinero para hacer "consumos ahorro" (para resguardarse de la inflación) o directamente volver a comprar valores dolarizados, como el dólar mismo o, como dijimos, Cedears, papeles de empresas extranjeras, que cotizan en la Bolsa de Nueva York.

Pero probablemente lo que fue asustando a los tenedores de pesos a lo largo del día fue enterarse de que el BCRA se veía obligado a vender reservas para frenar una nueva escalada de los dólares libres, en algo que al final del día terminó en una pérdida de fondos por US$ 29 millones para Reconquista 266, en un día en el que además terminó chupando de los bancos nada menos que $745.108 millones en Leliq cortas, que ahora pagan 60% anual, por lo que el pago de intereses determinará que Pesce (al que le vence el mandato dentro de 45 días) deberá realizar una emisión de pesos por $350.000 millones sólo por intereses, que terminarán en el dólar, en más inflación y en más caos monetario.

Los dólares para arriba

Sea como fuere, mientras el país entero miraba en los canales oficialistas como Massa se despedía de Diputados, en los canales opositores se transmitían los alegados del fiscal en la causa contra Cristina por Vialidad. 

Y entre una y otra pantalla, el dólar blue saltó $9 hasta $291, el dólar Senebi subió $4,37 hasta $287,73, el MEP avanzó $4,18 hasta $276,66 y el contado con liquidación lo hizo $5,48 hasta $285,12. 

Por lo que la brecha entre el dólar oficial y el blue saltó al 109% y la del CCL y el mayorista fue del 115,6%. Con un mercado cambiario internacional en el que el dólar reinó, ya que subió contra todo: fuerte contra todas las monedas, nada menos que 2,1% en México y Chile, 1,9% en Brasil, 1,1% contra el yen, 1% contra el euro y 0,7% contra la libra. 

Con la titular de la Cámara de Representantes Nancy Pelosi visitando Taiwán, a pesar de todas las advertencias de China, generando el inicio de una movida de Xi Jinping que se verá parsimoniosamente en las próximas semanas.

Es decir, el marco está tenso tanto a nivel local como a nivel internacional, y los valores de las commodities se amoldaron a esa incertidumbre general. Por eso hubo un repunte del 0,5% para el petróleo, los metales preciosos actuaron en descenso, los metales básicos también estuvieron para abajo, las criptomonedas no mostraron una dirección definida y lo peor para Argentina (gracias al inicio de la exportación de granos desde Ucrania) es que los precios de Chicago se desplomaron, con una dura caída del 3,2% para el trigo, una baja del 2,6% para el maíz y un descenso del 1,5% para la soja, malas noticias para una Bolsa de Rosario que no difundía sus valores de anoche tras los derrumbes fulminantes del lunes.

Caída de las bolsas

Esto generó un día negativo en la Bolsa de Nueva York, que tuvo una merma promedio del 0,6%, pero con el Dow muy castigado con una declinación del 1,2%, al tiempo que San Pablo pudo zafar con un aumento del 1,1% (que quedó compensado con la caída del real) y con la Bolsa de México mostrando una baja del 1%. 

Y lo más paradojal del mercado local fue un volumen de $2.092 millones operados en acciones, con $12.987 millones en Cedears, en algo que terminó con una suba del 0,9% en pesos en la Bola de Buenos Aires, pero que medida en dólares determinó un cierre prácticamente neutro. Mientras que los ADR argentinos que cotizan en Nueva York tuvieron un día positivo para Edenor, Cresud y Mercado Libre, pero una jornada pesada para Central Puerto, Pampa Energía, TGS y Supervielle.

Hoy, desde muy temprano, todos estarán pendientes de los anuncios que realice Massa. Pero el ministro ya está avisado: su credibilidad viene muy baja, y si no hace anuncios concretos sobre baja del gasto. 

Hubo una pequeña luz que pareció una candela: se sabe que Massa le pidió muchas cajas que hasta ahora viene manejando gente de Cristina, y hubo respuesta negativa para todo. Pero se deslizó que tras la hora de diálogo que tuvieron en el despacho del Senado, Massa y Kirchner parecen haber coincidido en analizar cambios en Energía, un sector vital, que se lleva una montaña de subsidios, y que durante todo el mandato de Guzmán fue el verdadero dolor de cabeza del Poder Ejecutivo.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés