El Economista - 70 años
Versión digital

dom 24 Oct

BUE 20°C

Versión digital

dom 24 Oct

BUE 20°C

¿Hora de invertir nuevamente en CER?

Con la renovada credibilidad del Indec, los bonos y plazos fijo atados a la evolución de los precios están ganando terreno.

23-06-2016
Compartir

Tras el lanzamiento del nuevo IPC del Indec y la generación de una mayor confianza en la información estadística oficial, los instrumentos ajustables por el Coeficiente de Estabilización de Referencia (CER) han comenzado a ganar protagonismo en la escena local.

De hecho, los analistas financieros de la plaza argentina recomiendan optar por los bonos ajustables por CER mientras que los plazos fijo indexados por el coeficiente están experimentando un boom al que vale la pena prestar atención.

La resurrección

Si bien luego del desplome estadístico que tuvo lugar con la intervención del Indec hace una década, los ahorristas huyeron despavoridos de los plazos fijo ajustables por CER, hoy la historia es otra. Según datos del BCRA, los depósitos en pesos indexados a este parámetro se duplicaron durante la primera mitad del año, para alcanzar un total de $21 millones. Tan sólo en marzo y abril, estos pasaron de $10 a $15 millones y con el lanzamiento de la UVI (Unidad de Vivienda) para los créditos hipotecarios, alcanzaron $6 millones más.

Además, los datos de inflación publicados por el Indec, en función del nuevo IPC, generaron un alto nivel de confianza en la información oficial, puesto que se trata de un resultado que supera las estimaciones de privados inclusive.

De esa manera y teniendo en cuenta que las expectativas inflacionarias continúan siendo altas, el atractivo de inversión de los plazos fijo vinculados al CER aumentó y el entusiasmo ya se hace sentir en el mercado.

En esa línea, de acuerdo con el economista jefe de Inversor Global, Diego Martínez Burzaco, “lo positivo de estos depósitos es que no tienen riesgo, pero su limitación viene dada por el hecho de que rinden muy poco por encima de la inflación, o nada. Aparte hay que mantener la inversión hasta el vencimiento, ya que no se puede cancelar con anticipación”.

En contraposición a los plazos fijo en cuestión, Martínez Burzaco expresó una mayor inclinación hacia los bonos que ajustan por CER. “Son más riesgosos porque su precio varía permanentemente, pero ofrecen un retorno por encima de la inflación y además liquidez”, explicó el especialista.

Para la directora del Grupo Cohen, Jackie Maubré, estos títulos son casi una obligación para la cartera del inversor. Recientemente, Maubré señaló que “los bonos CER ofrecen un rendimiento positivo en términos reales, por lo que habrá una demanda sostenida”.

En esa línea, recomendó posicionarse específicamente en el Cuasi Par y el Discount en pesos que se ajusta por CER que, luego de estar muy relegados, tuvieron un recorrido destacado de 23% y 18%, respectivamente.

“Vemos al dólar muy planchado porque aún faltan fuertes liquidaciones del agro y porque la aprobación del blanqueo traerá más divisas y como las tasas en pesos irán bajando, hay que captar el spread”, manifestó la especialista con respecto al valor agregado de los títulos.

Margen de suba

En vista de que estos bonos ya experimentaron un avance importante, surge el interrogante de si aún cuentan con margen de incremento. En ese sentido, Martínez Burzaco explicó que “los títulos han subido fuertemente anticipándose a la noticia pero creo que hay espacio de suba”.

En vista de que el momentum ya pasó debido a que la inflación parece comenzar a ceder, el experto recomienda invertir 20% de la cartera en estos activos como máximo.

En la plaza aseguran que de mantenerse la confianza en los datos emitidos por el nuevo IPC, el Par y el Discount pueden llegar a escalar 15% más, lo que representa un crecimiento importante al tratarse de bonos largos.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés