El mercado atento a los bonos que se licitan mañana

04-05-2016
Compartir

Por Luis Varela

Con inundación de noticias desde todos los frentes, hubo ayer dos novedades que movieron a los negocios financieros: por un lado, la Reserva Federal de Estados Unidos ratificó que se deben esperar al menos dos subas en las tasas de interés desde ahora a fin de año y, por otra parte, la OPEP reconoció que tras falla en un acuerdo vuelve a desbocarse la producción de petróleo.

La ratificación de la Fed dio vuelta el precio del dólar, que mejoró contra casi todas las monedas. El euro, que había superado los 1,15 dólares, volvió a ser negociado en la zona de los 1,14. Y, lo que es más decisivo para Argentina, el billete verde volvió a afirmarse en Brasil, donde saltó de 3,43 a 3,56 reales.

En Argentina, sumergida en el cobro de la cosecha y en el ingreso de capitales para aprovechar las altas tasas de interés, la mayor fortaleza del dólar no se notó (el mayorista y el contado con liqui subieron apenas, el oficial bajó tres centavos, y el blue terminó sin cambios), pero varios operadores grandes empezaron a ponerle fecha al traspaso de pesos a dólares, comenzando a calcular cuándo se darán vuelta los negocios.

Justamente ayer, haciéndole algo de caso al ministro Prat-Gay, el titular del Banco Central, Federico Sturzenegger, resolvió dar una señal con la letra de las Lebac. Bajó la tasa de las letras cortas (a 35 días) de 38 a 37,5% anual, y ubicó a la letra más larga (252 días de plazo) con un interés del 31,25%, empezando a pagar algo menos 30,75% en el plazo inmediato anterior de 203 días.

El movimiento de Sturzenegger se antepone a la licitación que se realiza mañana. Hacienda sale a colocar el bono Bonac 2017 en pesos a tasa variable y las Letras del Tesoro en dólares a 91 y 182 días de plazo, y este será el nuevo catalizador que puede fijar la nueva dirección de los precios.

Los valores contado de los títulos tuvieron una jornada realmente mala. Los bonos argentinos apuntaron nuevamente hacia abajo. La situación económica de la Argentina va mostrando cada vez más tensiones (por mal resultado en la paritaria ahora se viene una movilización de la UOM, y luego se verá qué pasa con el resto de los gremios, por la ley antidespidos).

En base a eso los bonos argentinos otra vez retrocedieron, con mejor condición en los bonos atados a la inflación y debilidad en los cupones atados al crecimiento del PIB, y un riesgo país que, otra vez, está apuntando hacia arriba: 547 puntos básicos.

Entre los bonos, los ganadores del día fueron los títulos PR13, ERG16, PR15, H18Y6, DICP y PMG18 con subas del 1 al 3%. Y los claramente perdedores, con bajas del 1 al 10%, fueron los bonos PAY0, PARA, A2S6, TVPA y TVY0.

El mundo bursátil tuvo una jornada ciertamente mala. El foco de la tendencia se inició con la presentación de balances de los bancos europeos, con números muy nublados para el Commerzbank, el UBS, el HSBC y el Itaú-Unibanco. Con esto, las Bolsas europeas bajaron en bloque y prepararon un escenario negativo para las bolsas americanas.

Así, Wall Street terminó achicando otro 1%, y el peor resultado estuvo en el cono sur. La Bolsa de San Pablo perdió 2,43% y la Bolsa de Buenos Aires cayó 2,83%, en una baja que ya se estira esta semana al 4,1%, y ahora con un volumen de negocios mayor, tanto en acciones como en bonos, lo cual le agrega condimento a esa premisa que advierte: venda en mayo y váyase a otra parte.

Entre los papeles privados, muy pocos se salvaron: hubo una suba del 1 al 7% para Mirgor, Celulosa, Quickfood, Grimoldi, Polledo, Boldt, Petrolera Pampa y TGS. Y se anotó un derrumbe del 3 al 14% en Metrovías, Banco Hipotecario, Bodegas Esmeralda, Andes Energía, Camuzzi Gas, Telefonica, Caputo, Petrobras Brasil, Tenaris, Gas Natural, TGN, Morixe, Banco Patagonia, Banco Macro, Capex, Edenor, Agrometal y Francés.

Pero probablemente lo más preocupante del caso es que se anotó una baja contundente en casi todas las ADRs argentinas que cotizan en Nueva York: Irsa Prop subió apenas, pero el resto tuvo caídas del 1 al 5%, con bajas fuertes en Tenaris, Ternium, Macro, Francés, Galicia, YPF, Edenor, Cresud, Pampa, Telecom y Globant).

Buena parte de las bajas bursátiles estuvieron ligadas al achique del petróleo. El crudo viene perdiendo un dólar por día desde que la OPEP no llegó a un acuerdo: estaba en 46 dólares y ahora opera en 43, con Goldman Sachs pronosticando un valor de 35 dólares, antes de repechar y seguir hacia fin de año con la línea de recuperación.

Para terminar, más allá de la mejora en la venta de inmuebles y la caída en la venta de motos, otro de los temas que generó miradas contrariadas en la citi fue la baja en los cereales: la soja achicó en Chicago, pero el trigo y el maíz mostraron una caída de casi 3,5%, y la suba del gas-oil empieza a generar números no tan buenos en el motor agropecuario que Macri quiso poner en marcha con la baja de las retenciones.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés