El Economista - 70 años
Versión digital

mie 21 Feb

BUE 24°C
Panorama

El dólar en el día uno y la encrucijada de Caputo para no regalar un negoción al mercado

Los rumores de las últimas horas pasaban por un abanico de alternativas.

Nicolás Posse, Luis "Toto" Caputo y Javier Milei
Nicolás Posse, Luis "Toto" Caputo y Javier Milei X
Leandro Gabin 07 diciembre de 2023

"Ojalá que lo hagan bien y eviten que explote todo". Así terminó la frase el presidente de un banco extranjero que opera en la Argentina, en medio del frenesí para saber cuáles serán las medidas cambiarias y monetarias el lunes 11. "Van a tener que anunciar algo antes de que abra el mercado. Me imagino un domingo con muchas circulares y un nuevo valor del dólar oficial", agregó el mismo CEO. Claro, ni él ni nadie sabe a ciencia cierta qué es lo que propondrá Luis "Toto" Caputo como salida al drama cambiario que deja Sergio Massa y su tristemente célebre banquero central, Miguel Angel Pesce. 

Los rumores de las últimas horas pasaban por un abanico de alternativas. Una, las más "purista", habla de sincerar el valor del dólar desde el minuto cero. Que la devaluación del tipo de cambio oficial sea de una sola vez para que se instale cerca de los dólares financieros. La otra, la que publicó la sociedad de bolsa de Ramiro Marra (ahora corrido del espacio del presidente electo y sin cargos en el gabinete), habla de dos saltos cambiarios (uno en el inicio y otra más para el primer trimestre del año próximo). 

Pero, también surgió un dato en las últimas horas que condicionan cualquiera de esas medidas. Los fuertes vencimientos de deuda en pesos que ajusta por el dólar en los primeros cuatro meses del 2024. La cuenta que tiene Caputo marca que habría que pagar el equivalente a US$ 7.000 millones en bonos Duales y dollar-linked. Si el ministro de Economía devalúa el tipo de cambio oficial, le estaría regalando un negoción a esos inversores.

caputo
 

"Eso no sería algo que hiciera un trader, como Caputo. El trader ve eso y piensa cómo cagar a los inversores. Lo veo raro. Pueden jugar con el tipo de cambio exportador e importador sin tocar el oficial", contaba un economista que hasta hace poco tiempo militaba en las filas de LLA pero que finalmente desistió de distintos ofrecimientos para tomar un cargo. 

Este conocido economista explica que sería más probable que haya un desdoblamiento cambiario en los hechos, dejando al dólar oficial clavado para las operaciones de tesorería. Una idea así había deslizado el ex asesor Carlos Rodríguez. Planteaba un tipo de cambio comercial (exportaciones e importaciones) surgido de la fórmula 90% del CCL y 10% del oficial, sin tocar las operaciones del Tesoro Nacional que seguirán al mismo valor que siempre. "Esto, hasta que el Gobierno pueda unificar y levantar el cepo. Que es la idea que finalmente surgirá. Pero no veo que sea pronto", estima el economista privado. Se verá. 

Según el consultor Fernando Marull, el mercado compró que habrá devaluación en diciembre ($770 en ROFEX) pero no unificación. "También descuenta que la devaluación del oficial logrará bajar la brecha cambiaria de 160% a 30% en unas semanas", dice. Esa es, en realidad, la teoría de Caputo quien viene deslizando (en sus charlas con los banqueros) que su apuesta de mínima es que la brecha caiga al 50%. 

Para que eso sea realidad (o se que una suba del oficial no se traslade a la brecha), el Gobierno entrante tendrá que mostrar un plan económico creíble. "No podemos decir que haya un precio de referencia, aunque sí parece existir cierto consenso generalizado sobre que un dólar de equilibrio en una situación en la cual se controlan las variables, no superaría los $700. Esto, claro está, dentro de un escenario con plan creíble por el mercado y ejecutable en la práctica y políticamente aprobado y aceptado", recordó Augusto Posleman, director de Portfolio Personal Inversiones (PPI). 

dolar
 

Sea como fuere, Caputo y Santiago Bausili tienen bajo siete llaves lo que será el andamiaje cambiario y monetario que viene. Lo que trascendió es que habrá una liberación de las restricciones para operar los dólares financieros. Se eliminará el parking y otras medidas que trababan la operatoria. La idea es que los mismos importadores puedan ir al MEP a conseguir sus dólares para importar pagando el valor de mercado. "No necesariamente tienen que ir a pedirle divisas al Central. Eso sucede porque lo vendían a un precio ficticio. Pero si el dólar para importar está parecido al MEP, es lo mismo ir a un lado que al otro. Y eso descomprime al Central", sostuvo otro banquero que estuvo en las reuniones con Caputo sin confirmar que sea un tema resuelto. "Hubo muchos cosas dando vueltas, hay que ver qué terminan haciendo", sumó. 

Marull señala que los importadores, para cubrirse de la devaluación, se cubrieron comprando casi US$ 35.000 millones de instrumentos Dollar-Linked (soberanos, corporativos): "También imaginan que la dolarización está más lejos y volvieron a comprar bonos CER, que ya descuentan una inflación de 20% para los próximos dos meses. La tasa de interés que arbitra con CER es 15%, más alta que el 11% de hoy". 

A nivel externo, el plan Milei (sin conocerse aún) agrada. Los bonos subieron a US$ 40 y las acciones vienen subiendo hasta un Merval de US$ 970 desde que Milei ganó el balotaje. "El mercado exterior vuelve a mirar la historia argentina, pero con menos optimismo que en 2015", recuerda el director de FM&A

Precisamente en Wall Street están esperando que Caputo mueva. No se juegan del todo a lo que pueda pasar después del domingo pero advierten que el margen de maniobra es escueto. Los estrategas de JP Morgan sostuvieron que "dados los importantes desequilibrios macroeconómicos, el éxito del plan de estabilización que se implementará probablemente dependerá en gran medida de las decisiones políticas, su secuencia y su ejecución, factores cruciales para alejar a Argentina de una crisis económica más profunda". 

La madre de todas las batallas, para el banco estadounidense, es la cuestión fiscal. JP Morgan espera que el déficit fiscal primario alcance el 3% del PIB este año y resultado primario equilibrado para 2024. "La necesidad cerrar la brecha fiscal de manera sostenible sería el eje de cualquier programa de estabilización y una condición necesaria para generar credibilidad en el futuro", advierten.  

"Creemos que el programa fiscal del presidente electo Milei abogará por un fuerte ajuste del gasto concentrado en reducir subsidios, transferencias provinciales, otros gastos corrientes y gastos de capital, con el objetivo de reducir eventualmente la carga fiscal en el futuro. Reconociendo las limitaciones políticas, pronosticamos un equilibrio primario, consistente con un déficit financier de 1,7% del PIB. Milei ha pedido un resultado general equilibrado del Tesoro, lo que implicaría un esfuerzo fiscal mayor de alrededor 6% del PIB", sostiene el banco estadounidense.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés